Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 
 
Autor: Eyael Luca
09/07/2012
A UN AÑO DE TU PARTIDA

S

iempre hablabas de mudanza y no de muerte y provocaste a esa “hembra” durante muchos años, te diría que desde que cayó el avión en el que iban tu mujer y tu hija….

Pero propio de tu signo dual y contradictorio, amabas la vida con la misma intensidad y jugabas con ella como el niño con su barrilete.

Y siempre dijiste que querías que la muerte te sorprendiera sobre un escenario como para sellar coherentemente lo que fue tu vida: contar y cantar siguiendo tu misión.

Hace un año ya que por la locura y la ambición de seres tan oscuros como la noche que precedió a la tragedia te fuiste dejándonos con tu guitarra en silencio, tus cuadernos apilados y un puñado de lágrimas que no cesan de brotar cada vez que se te nombra.

Pero nadie que amó tanto y al que tanto se amó puede decirse que se ha ido, que no está o que su alma no ronda visitando a cada uno que lo recuerda, que lo evoca, que lo extraña…

Por eso es que muchos te sienten, te ven, te sueñan o te escuchan…. Porque como bien nos enseñaste “en una eternidad siempre se puede empezar de nuevo” y desde donde estás pleno de luz y de conciencia, nos asistes y acompañas para llenar el vacío que dejaste  y que nos hace sentir, te diría hasta casi indefensos.

Porque si hubo algo que tu presencia provocaba era seguridad, era paz, era un encuentro con la luz, con el mismísimo Dios al que todos rezamos pero que decimos no ver y cuando aparecías en el escenario era como tenerlo a él hablándonos a través tuyo y eso mi amado Facundo era ¡¡maravilloso…!!

Saberte por el mundo, en ese eterno peregrinar que te hacía sembrar esperanzas y estrellas a tu paso era una tranquilidad, pues bien sabíamos que ibas despertando almas dormidas a tu paso y que eras como el hermano mayor que nos protegía de las guerras, las mentiras, las ambiciones y la desesperanza….

Eras como el profeta que iba abriendo caminos aún en los sitios mas oscuros, sin temor a nada, desafiando al odio, rompiendo estructuras, cantándole al amor, acariciando con acordes a muchos solitarios y a otros tantos enfermos por el dolor o la ignorancia.

Hace un año ya que te fuiste sin previo aviso, aunque ya en tu despedida de Guatemala, hiciste la advertencia de que quizás no volverías…

Y no sabes cuán sola me dejaste…! Cuán sola quedó la luna que sigue esperando tus serenatas y tu compañía como en aquellas largas noches en las que juntos escribían y soñaban… Cuán solas quedaron las palomas de la plaza y ese cuarto de hotel que aún conserva tu perfume y tu energía que se siente como una caricia.

Pero yo sé que los cielos están de fiesta…y formas parte del coro al que asisten el flaco Spinetta, Gian Franco Pagliaro, Pappo, Estela Raval y otros tantos que eligieron seguirte para que no cantaras solo, para llevar su alegría, para devolverle a Dios algo de lo mucho que les dio en esta vida, para seguir sumando luz, entre todos, de la mano, abrazando el reencuentro en ese infinito al que todos llegaremos y nos iremos sumando, de uno en uno y juntos programar nuestro próximo paso por este mundo.

Pero se te extraña…. la pucha que se te extraña….!! y como dijo tu abuela cuando murió Gardel: ¡¡ahora si que somos pobres…!!

Sin tu presencia, sin tu luz, sin tu voz cansina que enamoraba, sin tu verbo sagrado que iluminaba, sin tu presencia mágica que encandilaba, sin tu ejemplo de fortaleza que impresionaba y sin tu fe que contagiaba…. ¡¡Somos pobres de verdad…!!

Y no puedo sino emocionarme al evocarte y no puedo dejar de esperar que me llames como cada día, como cada noche, aunque sé que solamente nuestras almas pueden encontrarse y fundirse en ese abrazo que tanto extrañamos vos desde allá y yo desde acá.

Un año ya…. parece mentira…. Y no me consuelan el juicio a tus asesinos, ni la justicia de los hombres…, ni la idea de una muerte sin dolor o sin conciencia, no debía ser así pero eso ya no tiene remedio.

Solo me consuela haber tenido el placer de conocerte, de gozarte, de aprender de tu luz, de despertarme gracias a que aparecieras en mi vida…

Solo me consuela lo compartido, lo sentido, me consuela tu legado y el que hayas existido, me consuela haber tenido el honor de gozar de tu amistad, de tu amor, de tu inocencia, de tu risa de niño y de la grandeza de tu alma.

Me consuela tu legado, la confianza que me brindaste y los amigos que me dejaste, me consuela haber hecho todo lo que podía y aún más por tus dolores y tus noches de insomnio, por la lucha contra tu cáncer y por recordarte a cada instante quién eras y para qué habías venido.

Me consuela el amor de las personas que conocí por vos y que aún hoy siembran maravillas en mi vida son su sola presencia y su amor.

Me consuelan sus almas a las que honro y bendigo.

Gracias amado Facundo por reconocerme,  por recordarme quienes éramos, por compartir tantos momentos, por acompañarme aún hoy desde esa distancia que cada vez se acorta más, por tu tiempo y tu ejemplo, por tu amor y tu perseverancia.

Gracias por los poemas y por esas serenatas al teléfono el día de Navidad al minuto siguiente en que sonaban las campanas…

Gracias por tantas vidas en las que compartimos los mismos sueños y los mismos aprendizajes, los mismos amores y los mismos dolores, la misma fe y la misma entrega al protegernos.

¿Qué más puedo decir después de este año de vacío y dolor profundos…?

Que te extraño tanto que ya nada es lo mismo….

Que me siento como amputada aunque permanezca entera….

Que se te extraña tanto que llega a doler el alma….

Que las noches son eternas y tu silencio aturde…

Que tu grandeza me engrandeció y tu amistad me honró…

Que tu amor me iluminó y tu verbo me elevó…

Qué mas puedo decir después de este año de vacío y dolor profundos…?

Algo que siempre me decías:

“En una eternidad siempre se puede empezar de nuevo”
“No hay muerte hay mudanza”

Y eso me consuela pues sé que volveremos a vernos.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: Cristina 15/07/2012
  ¡ Hola Genia !

Más que a nadie posiblemente ha de dolerte la ausencia física de Facundo ...

De todas maneras Amada Eyael, mirá la mitad llena del vaso ... y no te sientas pobre ... porque DE ÉL ... digamos que ... prácticamente ... te ha quedado TODO ... Su AMOR, su OBRA, su SER.

Sólo volvió al polvo del camino ... su cuerpo.

Se que tal vez, no sirva mucho de consuelo, esto que te digo ... pero pensá en lo inmenso de tu actual fortuna ... ¿ Cuántos seres humanos pueden afirmar, que a ellos también los amó Cabral ?.

Pocos, poquísimos ... en relación a la enorme cantidad que lo amó y lo ama a él ...

Vos fuiste una de esas personas que más cerca estuvo de él ... y si bien ... hoy, el dolor de su partida y a un año de ésta, te sigue pegando muy fuerte ... ¿ que dolor no volverías a soportar una y otra vez ... por tener tenido la dicha que tuviste de conocerlo de la manera como vos lo conociste ? ...

Sinceramente ... creo que de tu boca, no saldría sonido alguno ... porque TODO, desde el momento que él se cruzó en tu camino valió las penas que te pudo haber valido ... y también la de hoy ... porque fue inmensamente más lo grandioso que recibiste ... y así ... en este, tu bello escrito ... LO RECONOCÉS ... y CONSIDERÁS ...

Una y otra vez ... y todas las veces que sean Amada Eyael ... volverán a encontrarse ... precisamente porque LA VIDA ... “ES ETERNA”, ES ... “EL ARTE DEL ENCUENTRO” ... y ... “EL AMOR ES PARA SIEMPRE”.

Un abrazo Amiga.

TE QUIERO.

Cris
 
  Autor: gigi 10/07/2012
  Bonita web p,gracias por recordar al maestro, les visitare regularmente.buen trabajo.  
  Autor: Jota 10/07/2012
  Buenas, muy buena página, soy y seré gran admirador de Cabral, quién me enseño a vivir muchas cosas. Saludos desde Costa Rica, grande maestro  
  Autor: eva 09/07/2012
  Un gran sabio LAMENTABLEMENTE NOS QUEDÓ SU VOS!!!