Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

Premio Cabral de Literatura

Presentación Premios
Bases de concurso Envianos tu relato
 

Begoña Rubio Vegas Participante en el I Premio Cabral de Literatura

 
Autor: Begoña Rubio Vegas
12/01/2011
Relato a concurso en el I Premio Cabral de Literatura
REALIDAD EXTREMA LATIÓ ANTE TU OLVIDO

N

o fueron los años, ni los meses, ni tan siquiera las semanas o los tachados días cual daga en el calendario anual..., año tras año envejecían los números al tiempo que mis esperanzas…solo que yo sí pasé de los 30 o 31.

Cansada de congelar corazón calmado... observo desde mi oficio de aprendiz de infantes a través del fiel prismático de la vida misma...y enredo mi celular en pensar cómo aún la humanidad cual experta en acupuntura toma en posesión la piel de nuestro origen...,  agotamos el oxígeno de nuestras raíces y trenzamos luego éstas para poder respirar...¡¡

Mi mente no busca , lo Natural no se busca , se Siente sin más  y con infinitamente menos... que en realidad es Todo,  y es lo que mi alma anida ante tal soriasis mundial.., ¡¡ vuelo entonces  y revivo siempre lo mismo...¡¡ : respiro el aire meciendo mis suaves y largos rizos despistados jugando con las altivas ramas que  avisadas por las risas de la vida acarician nuestro paso ..

Al mismo tiempo que mi  libre cuerpecillo de niña baila al ritmo del trote que marca la Andaluza, como todas las tardes de verano cuando al ponerse el sol  regresamos al  esperado hogar sin horario ni calendario, cuesta arriba, atravesando el río de la niñez salvado por el carro repleto de ingenuos tripulantes gobernados por el patrón que dirige su timón cuyos ojos y oídos sólo aceptan manos curtidas y savias de una voz  como la de él…la del abuelo.

Mi espíritu no anida en este tiempo, en este espacio,..¡¡ Esta realidad extrema  se olvidó de mí¡¡.  Inspiré tanto y tanta belleza que al espirar sólo asomaron miles de norias mareando nostalgias...

Expiré.

Fue entonces cuando el abuelo, patrón de mi navegar... se asomó ante mi alma, y de nuevo y cómo siempre hizo...¡¡ me agarró con sus fuertes y serenas manos y sonrisa en rostro me alzó  de un salto¡¡… al carro de la VIDA. 

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso