Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Diego Millán García
31/07/2015
FELIZ VERANO

E

n este verano sofocante que nos está tocando soportar en gran parte de España e incluso de Europa, yo al menos he tenido la suerte de pasar unos días algo más fresquitos en Cataluña, primero en Barcelona con mi hermano Paquito y mi cuñada Paqui, disfrutando de las bellezas de la llamada Ciudad Condal, la segunda ciudad de España, que lidera la lista de las ciudades más visitadas por turistas extranjeros y nacionales, y que muestra los tesoros de la obra del genial arquitecto Antonio Gaudí, cuya obra cumbre, la basílica de la Sagrada Familia, es el monumento más visitado de España después de la Alhambra de Granada, y que es un alarde en piedra de toda la iconografía bíblica y cristiana, con esa fusión de fe y naturaleza tan característica del universo espectacular de Gaudí. No hay que perdérsela. Aunque sí hay que perderse en su bien conservado Barrio Gótico, por sus populares Ramblas, tras sus múltiples obras de inspiración modernista, y subiendo a las dos montañas que la circundan y rodean junto al mar Mediterráneo, la de Montjuic y la del Tibidabo, desde donde se contemplan vistas únicas de la que fue sede de los Juegos Olímpicos en 1992, acontecimiento esencial que fue una auténtica pista de despegue en su proyección universal como ciudad abierta, cosmopolita, centro de referencia del diseño y de la moda, de las vanguardias y de múltiples iniciativas innovadoras y pioneras en España. Y es que se nota que amo esa ciudad, donde pasé mi adolescencia y de la que guardo siempre tan gratos recuerdos, y a la que siempre me encanta volver y recorrerla.  

Pero no era Barcelona el destino preferente de mi viaje a tierras catalanas, sino sobre todo vivir un Retiro espiritual de una semana en Solius, provincia de Girona, muy cerquita de la Costa Brava, donde tienen una preciosa casa las religiosas de la Congregación San José de Gerona (de cuyo Colegio Santa Teresa de Porcuna fui alumno), y donde pasé unos maravillosos días de silencio, descanso, oración, paz, contacto con la naturaleza y compartir con un grupo de gente extraordinaria, todas  monjas, casi 50, que me trataron con mucho cariño y se prodigaron en cuidados por mi persona. Si no hubiera sido porque el predicador, el claretiano padre Antonio, que también era hombre, realmente me hubiera sentido “bendito entra las mujeres”.  Doy gracias a Dios por haberme permitido vivir esa renovadora experiencia y a todas las personas que allí conocí y con las que me sentí muy a gusto. Incluidos los monjes cistercienses del vecino monasterio fundado por el abad de otro monasterio muy famoso, el de Poblet, y en el que habitan 9 monjes, hombres sin duda santos, y donde destaca el fundador, el padre Edmundo, de 94 años, con el que conversé un buen rato en un clima de alta intensidad espiritual, con la sensación de que estaba ante una persona santa, sabia, profunda, alegre, de una profunda fe y espiritualidad.

¡GRACIAS! Pero al regresar no puedo ocultar también que siento preocupación y pena ante la posibilidad de que Cataluña, o Catalunya, opte por separarse de España el 27 de septiembre próximo, día en que se celebrarán las elecciones autonómicas catalanas, pero a las que determinados partidos y grupos han asignado un carácter plebiscitario, afirmando de que si ganan esos grupos, harán una declaración unilateral de independencia, algo que será ilegal según la vigente Constitución española, pero que visto lo visto, y a pesar de las advertencias tanto de Europa, que les recuerdan que quedarían fuera del euro y de la Unión europea, como de los otros partidos partidarios de seguir en España, no parece que vaya a ver una marcha atrás en las aspiraciones y sueños nacionalistas de una parte considerable de la población de aquella Comunidad Autónoma. Sin duda uno de los problemas más graves que ha enfrentado España a lo largo de su milenaria historia, pero que es una realidad para la que no existe otra salida que el diálogo, el consenso y el respeto a la libre decisión de los ciudadanos, no sólo de Catalunya sino de toda España.

Veremos qué pasa. Lo que sí sabemos es cómo ha terminado el “culebrón” griego, que por fin ha alumbrado lo que todos se temían, menos al parecer su primer ministro Alexis Tsipras, su Gobierno, su partido Syriza y el pueblo heleno, es decir, que al final se han tenido que doblegar a las duras exigencias de la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Europeo, que no piensan dar más dinero para salvar a Grecia de la bancarrota, si su Gobierno no aplica los recortes que se negaba a poner en práctica, o sea, en pensiones, mercado laboral, IVA, entre otros. Como dice el refrán, “para este viaje no hacían falta estas alforjas”. Porque eso es exactamente lo que estaba haciendo el Gobierno anterior, con ciertos resultados positivos de crecimiento económico que se han esfumado en estos últimos meses. Es verdad que Grecia se ha ganado a pulso mucho de lo que le está pasando, pero también es cierto que Europa ha sido demasiado dura con ella y de que se han impuesto los poderes económicos sobre los políticos en esta crisis, cuando todo el mundo sabe que Grecia nunca va a poder pagar su deuda y de que toda la riqueza y el crecimiento que vaya logrando se le irá en intentar pagarla. Pero en todo caso, Europa se ha calmado y Grecia ha dejado de estar presente en las cabeceras de los diarios de todo el mundo.  

Positivo también ha sido el Acuerdo Nuclear con Irán que, dicen, aleja la posibilidad de que los iraníes puedan un día fabricar armas nucleares, que serían muy peligrosas para Oriente Próximo y para el mundo. Otros dicen que la auténtica razón es puramente comercial, que no ha supuesto ninguna contrapartida en materia de Derechos Humanos por parte de las autoridades iraníes, o que simplemente se quiere contar con el Irán chiíta para lograr vencer y exterminar a los fanáticos del Estado Islámico sunita. Algo que se ha logrado en parte con Turquía, que en estos últimos días, ha dado un giro copernicano a su política respecto al conflicto sirio y al Estado Islámico, tras el brutal atentado que ha costado la vida a una treintena de jóvenes turcos, reivindicado por los yihaidista,  y que ha provocado una reacción violenta contra los fundamentalistas, apoyada por la OTAN, y bendecida por Estados Unidos y Europa, pero que está desencadenando a la vez una auténtica persecución contra los kurdos, cuyo grupo principal PKK, Partido de los Trabajadores del Kurdistán, es considerado terrorista por el Gobierno de Ankara. La intención es clara y, en parte positiva, puesto que se trata de formar una coalición árabe que den la cara terrestre contra al Estado Islámico, algo que no están dispuestos a hacer ni Estados Unidos ni Europa, por el gran coste político que supondría para ellos. Pero si sale mal, y ojalá que salga bien, puede arrastrar a la región a un conflicto entre sunitas y chiitas, o sea entre Arabia Saudita e Irán, que ya se está escenificando en Yemen, que sería muy negativo y peligroso para la paz mundial.  

Como dramática y preocupante es la situación de los inmigrantes y refugiados que siguen llegado a miles a las cosas italianas, griegas y españolas. Ahí está Lampedusa como símbolo de ese drama, el lugar escogido por el Papa Francisco para realizar su primer viaje pastoral y humanitario. Pero ahora el problema se ha trasladado y ha sacado a la luz la terrible situación que, en el puerto francés de Calais, viven miles de inmigrantes que están esperando para cruzar el Canal de la Mancha a través del Eurotúnel, para llegar a Inglaterra, con peligro de sus vidas, y que ha hecho saltar las alarmas sobre todo entre los ingleses y franceses, que hasta ahora veían un poco lejos las costas mediterráneas, pero que ahora viven en sus propias carnes y costas la tragedia inhumana que viven tantos miles de seres humanos que simplemente buscan una vida mejor, y que huyen de las guerras, de las persecuciones y del hambre.  

Es el cinismo y la hipocresía de una Europa cerrada que no quiere ser importunada en su bienestar. Y cuando digo Europa no digo sólo los políticos europeos. De boca para afuera todos somos abiertos y acogedores, todos tenemos buen rollo, pero cuando nos tocan nuestro territorio o amenazan nuestra comodidad, salen a la luz muchas actitudes y comportamientos egoístas y racistas que se contradicen con esos supuestos buenos sentimientos. Pero ahora parece que el problema empieza a ser de todos, lo mismo que pasa con la amenaza terrorista, que ya no están tan lejos de nuestro confortable y seguro mundo occidental.  

Y tendremos que ser todos los que nos involucremos en una solución justa y humanitaria que reconozca en la práctica los derechos fundamentales de todo ser humano. Es lamentable ver cómo en esta supuesta Unión Europea hay de todo menos unión, como lo demuestra que cada país hace su propia política migratoria, sin importarle mucho lo que hacen los demás, así como ciertos países quieren tener el menor número de refugiados, un estatuto que están recogido en la Convención de Ginebra pero que la mayoría parecen olvidar. Por eso es lamentable lo declarado por el primer ministro inglés David Cameron llamando “plaga o enjambre” a los inmigrantes de Calais. Se ve que como a muchos otros, le escandaliza más que se mate al león “Cecil” en Zimbawe que la muerte de inmigrantes en el Canal de la Mancha o en cualquier punto del Mediterráneo, o en las múltiples fronteras, vallas y muros que hemos instalado para rechazar el tránsito de personas. Y no es que me parezca bien que se mate al león símbolo de aquel país africano, por el por cierto el propio Gobierno de Zimbawe ha permitido previo pago de una fuerte cantidad de dólares. Lo que es hipócrita es que se hable más de este hecho que de la tragedia que viven miles de personas, entre ellas muchas mujeres, niños y ancianos a pocos metros de nuestras propias casas, pueblos y ciudades. O que tenga más relevancia mediática la contracción de la economía china o del comercio mundial que las constantes violaciones de los Derechos Humanos que se cometen en ese gigante asiático y en otros tantos lugares del ancho mundo, entre ellos Cuba, a la que se le están abriendo todas las puertas, cosa que me parece bien, pero sin que la dictadura castrista dé un solo paso de apertura ni de libertad en el terreno político.  

Y es que sin duda parece que se tienen más en cuenta los derechos de los animales y de la naturaleza, algo que es bueno y necesario y que el Papa Francisco defiende con fuerza en su última encíclica “Laudato Si”, que recomiendo leer vivamente, que los derechos de las personas, a los que muchas veces se les humilla, se les vende como mercancías, se les explota como esclavos, como se denunciaba ayer día 30 de Julio, en que se conmemoraba el Día contra la Trata de Personas, con la colaboración cómplice muchas veces de los propios Gobiernos de ciertos países, grandes empresas multinacionales, diferentes grupos corruptos, de narcotraficantes, o de comercio de órganos humanos, y de los propios ciudadanos que se aprovechan o callan ante semejante atropello de la dignidad de las personas. Menos mal que siempre hay gente buena y ONGs, así como la Iglesia Católica y muchas organizaciones de otras Iglesias y Religiones, que incluso se juega la vida por denunciar dichos atropellos y colaborar en mitigar sus efectos.   

Entre esas personas buenas quiero hoy recordar a Juan Antonio Ortiz de Zárate, religioso de San Viator, con el que conviví en Vitoria durante varios años, compañero y amigo entrañable, que ha fallecido hace pocos días víctima de un doloroso proceso de cáncer. Realmente fue un hombre bondadoso, afable, cariñoso, cercano, solidario, paciente y positivo, con una profunda fe, que ha dado también un gran ejemplo de fortaleza y alegría a lo largo de estos años de enfermedad. ¡DESCANSA EN PAZ, BUEN JUAN ANTONIO! 

Y ¡qué decir de los abuelos, cuyo día internacional celebramos el pasado 26 de Junio, festividad de san Joaquín y santa Ana, padres de la Virgen María y abuelos de Jesucristo! Ellos se merecen el homenaje, no de un día, sino de todos los días del año. Como suelo decir, son una especie en peligro de extinción que hay que proteger y cuidar, porque son la columna en la que se sostiene muchas veces las familias, sobre todo muchos nietos, a los que dan un cariño y un cuidado incondicional que perdura en el recuerdo toda la vida. ¡FELICIDADES, ABUELOS Y ABUELAS! (entre ellas y de manera destacada para mí, los abuelos y abuelas de mi familia: mi madre, que ya es bisabuela, mi hermana Maruja y mi cuñado José, mi hermano Paquito y mi cuñada Paqui, mi cuñada Saida). Y es que la familia es la clave de una sociedad mejor, el caldo de cultivo de los mejores valores, el lugar donde se aprenden las primeras normas de convivencia, la base, para bien o para mal, de la felicidad o infelicidad de las personas.

Como lo son también las creencias y prácticas religiosas, según lo publicado por diferentes investigaciones científicas de varias universidades internacionales que, junto a otros aspectos de la vida como la sana alimentación, el ejercicio físico, las relaciones sociales, las inquietudes culturales y solidarias, y el apoyo familiar, valoran la dimensión espiritual y religiosa vivida de forma saludable como esencial en la proyección de sentido que otorgan a la existencia y a la experiencia de la muerte. Y hablando de familia y de sentido, no hay que perderse la última entrega de la factoría Pixar, titulada “Inside Out” (“Al revés” en título en castellano), una auténtica genialidad sobre la mente humana y su proceso de desarrollo a través de cinco sentimientos, Alegría, Tristeza, Ira, Asco y Miedo, que hacen las delicias de pequeños y adultos, y que defiende la familia como valor fundamental que perdura a lo largo de la vida de las personas. No te la pierdas.  

En fin, que en este último día del mes de Julio, festividad del gran san Ignacio de Loyola, yo también me despido de ti hasta Septiembre. También aprovecharé para disfrutar, en mi Andalucía y en Valladolid, de mi madre y del resto de mi familia, de mis paisanos, de mis amigos, de mis hermanos y hermanas de Comunidad Viatoriana, de unos días de descanso, sol, playa, amistades, encuentros, buenas lecturas, contemplación más sosegada de la naturaleza, momentos para la oración. Serán días para reponer fuerzas físicas, afectivas, sociales y espirituales, ante el nuevo curso que se viene encima, lleno de muchos cambios y novedades, como la aplicación de la nueva Ley de Educación (LOMCE), así como cambio de horarios y el proceso de obras que conducirá en dos años a una transformación significativa de la imagen de mi Colegio.  

Deseo que tú también tengas unos felices días de agosto, sean de verano o de invierno austral. Intenta degustar el gozo de vivir, la visión positiva de las cosas, sean favorables o aparentemente adversas. Haz todo el bien que puedas, empezando por ti mismo y quienes te rodean. No dejes que tu corazón se insensibilice ante los dramas de nuestro mundo. Colabora en lo que puedas por aliviar el sufrimiento de los más necesitados. Ten también momentos de descanso para ti. El estrés es un factor seguro de riesgo a nivel físico y emocional que debes evitar. Cultiva la fe, la espiritualidad, la interioridad, no importa en la forma en la que las practiques.

Cuida a tu familia, tus amigos, tus valores, tus creencias, tu corazón. Custodia la Creación en todas sus dimensiones, practicando la austeridad, la solidaridad, el reciclaje, el consumo responsable, el desarrollo limpio y sostenible. Haz cada día pequeñas cosas buenas, no dejando de lado los grandes sueños, pero sin dejar que ellos te alejen de la realidad. Y ama, ama mucho, aunque a veces te hayan herido o decepcionado. Amar es la mejor inversión en salud.  Y recuerda que estaremos unidos durante este tiempo de ausencia por el cariño, el recuerdo y la oración que no conocen fronteras ni distancias. 

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: Kmn3dcSX 21/06/2016
  Gee wilkilers, that's such a great post!  
  Autor: dnm4VMO1bnV 18/06/2016
  And I thought I was the sensible one. Thanks for setting me stgraiht.  
  Autor: 9FpRiNbJ3 18/06/2016
  Ho ho, who woluda thunk it, right?