Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Ingrid Huertas Torres
30/04/2015
EL TRANSCURRIR DE UN ÁNGEL SIN PADRES

E

l transcurrir de un ángel sin padres…

Un día cualquiera hace ya varios años….

Un hombre decide olvidarse que ha conformado una familia y va en busca de su futuro individual, dando testimonio una vez más, que lo que aprendes de chico lo transmites a través de tu historia de vida.

Este hombre cuando chico vio a su padre maltratar al punto máximo de dolor físico y mental a su medio hermano, que vio como lo lanzaba a la calle con todas sus cosas y cuya madre en silencio se refugiaba en la cama sin decir nada, impotente, reprimió todo ese dolor que hoy hace tantos años empieza a trasmitirle a su hijo, a quien nunca permitió que le dijera papa, solo le podía decir: “Tío”.

Cuando el padre, deja atrás a su hijo de tres años, quien ya ha sido maltratado mentalmente por él, profesional intelectual, pero enfermo mentalmente por tanto dolor y ella con educación básica y sin familia.

No habiendo él partido, ella decide irse tras su compañero, dejando a su hijo al cuidado de la vecina sin informarle a nadie más.

Es el medio hermano de este hombre, el que fue maltratado en su infancia, quien se apiada del niño, lo busca y empieza a acompañarlo, a sacarlo los fines de semana que es cuando tiene algo de tiempo.  Sin embargo, empieza a notar que al niño lo maltratan tanto física, como mental y sexualmente, experiencia que él ya había vivido y por lo cual inmediatamente busca la forma de retirar al niño de esa angustia.

Es así que, olvidándose que su hermana y su hermano no le permiten ni saludarlos, solicita una reunión para hablar acerca de ese pequeño que se ha quedado sin padres, pero que si tiene a sus tíos y abuelos. En la reunión de los cuatro hermanos, se decidirá el destino del niño….

En esta reunión, él cómo hermano mayor comenta que no es posible llevárselo, pues está sin trabajo y vive solo, y no tendría como cuidar al niño que ya viene enfermo por el maltrato. La hermana menor es casada sin hijos, pero su esposo está enfermo y apenas si se sostienen económicamente. La siguiente hermana está casada y con tres hijos y sostiene al padre, no tiene ingresos para sostener al niño, y queda la hermana mayor, recién separada, sin ingresos y con una hija que sostener.

Silencio en el lugar de reunión….

La hermana mayor rompe el silencio diciendo: “Jamás me perdonaría no darle mi mano a ese pequeño, si consigo para sostener a mi hija, habrá para sostener al niño, me lo llevo yo y será otro hijo mío”.

Así es como este niño de la historia, vive con su hermana por un año, estudiando, comiendo, si había salida para uno también para el otro, se le enseña  la organización en las cosas y los tiempos, se comparte en familia y empieza a entender lo que es tener una familia. 

Sin embargo,  al año de tenerlo, llega un día cualquiera la hermana que tiene los tres hijos y se lo lleva, sin mediar palabra, solo se lo lleva. Cuando llega la hermana mayor de trabajar en la noche ya no lo ve más, ni siquiera ha dejado que se despida, así es que una vez más por tercera vez en su vida, ha tenido una despedida que le destroza el alma, que la llena de una tristeza infinita, que aun en su adultez, no logra asumir.

La hermana se lo ha llevado porque ahora si el hermano empieza a enviar dinero, y ella lo va a sostener con ese dinero por un año más.  Ella le dio todo lo que el dinero puede comprar, pero nunca logro inculcarle el amor de familia.

Pasa otro año y los padres deciden llevárselo con ellos, el niño llega donde están y lo sacan adelante entre peleas y peleas, pues el niño, nunca los logra ver como padres.

El padre se separa y se va lejos, en un lugar donde nadie llegue a perturbarlo, él se considera único y solo en este mundo, para él no existen padres, hermanos o hijos, es él y se pierde en un lugar lejano, donde hoy por hoy padece de todas las enfermedades de la madre, donde ha tenido ya dos pre infartos y donde se ocupa en mil cosas para no acordarse quién es. Nunca pudo superar su dolor de pequeño y ya la vida le cogió ventaja, se ha olvidado por completo de su familia.

La madre del niño se queda con él hasta que termina su enseñanza básica, ya tiene diecinueve años y es entonces cuando el niño grande dice: “Me voy, como siempre he dicho, no tengo familia, y ya soy mayor de edad, no me esperen ni me llamen, simplemente me voy”.

La madre llora amargamente, aun con todo, no logra reconocer lo que ha hecho, así es que, sintiéndose la más vulnerada en este proceso, envía en una caja todas las pertenencias del niño, incluidas fotos, trofeos, a sus tías y dice que a partir de ese momento no tiene hijo.

Y el ángel, nuevamente se queda sin padres, entonces la hermana mayor, la misma que lo recibió cuando nadie más lo quiso, recoge sus pertenencias y se las lleva a su casa, confiando en que algún día recapacitaran y se darán cuenta que, quieran o no, son una familia.

Ella sabe que esos recuerdos serán importantes para los tres, aunque ahora estén separados los tres por kilómetros y kilómetros de distancia.

Aquel niño, hoy con diecinueve años, está pronto a casarse y la hermana mayor del papá, solo lo pone en manos de Dios a él y a su futura familia para que no se repita esta historia y confía que, al contarla muchos hogares recapaciten y se den cuenta que si se comprometen a traer ángeles a este mundo es para cuidarlos y protegerlos hasta el final, sin importar nada y por encima de todo.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: k0w6o5zDbR 18/06/2016
  Your ponistg lays bare the truth  
  Autor: 2SlzCGEBz 18/06/2016
  Inaomrftion is power and now I'm a !@#$ing dictator.