Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Mari Carmen Sánchez Vilella
15/01/2015
BAILANDO

E

ntró a la discoteca y, sin más, comenzó a bailar. Algunas mujeres la miraban, analizándola de arriba abajo, poniendo en sus rostros un gesto de desaprobación.

Otras, las que menos, la observaban y sonreían, transmitiéndole a la muchacha, su más sincera admiración. Algunos hombres la miraban con deseo, llegando a poner cara de perversión. Otros, sin embargo, disfrutaban sólo con verla, y es que la chica bailaba de forma un tanto peculiar.

Ella escuchaba la música y se dejaba llevar. Le encantaba, sentía libertad.

En cuanto notó algo de sed, se dirigió a la barra y cuando el barman le preguntó qué quería tomar, ella no lo dudó. El camarero le sirvió la Fanta de naranja, sin hielo y con cañita.

Un joven que estaba en la barra, esperando que le sirvieran su dosis de alcohol, la miró sorprendido y le dijo:

—Con la marcha que tienes, ¿sólo bebes Fanta?

A lo que ella repuso:

—Llevo el ritmo en las venas.

Y, sonriéndole, se marchó.

Volvió al lugar en el que estaban sus amigas y reanudó el baile. Esta vez, con algo de cautela para no derramar la bebida.Al momento llegó el chico de la barra y la invitó a bailar. Ella se bebió la Fanta rápidamente para liberarse del vaso y, tras deshacerse de él, se marchó con el chico.Sus amigas ya estaban acostumbradas a esa escena, por lo que no le dieron importancia al hecho de que las “abandonara”.

Ella se lo estaba pasando en grande, moviéndose libremente, dejándose llevar. El joven se acercó a ella y le dijo algo al oído.

Al momento, ella volvió con sus amigas. Éstas, al ver que el muchacho se alejaba en otra dirección, le dijeron:

—Qué mala eres. Le das esperanzas y luego te vas.

A lo que ella contestó, sin dejar de bailar:

— ¿Mala? Este es mi momento y lo he compartido con él. Le he mostrado mi pasión, le he ofrecido mi esencia… pero él no quería bailar conmigo. 

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso