Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Ingrid Matta
31/12/2014
DESPEDIDA DEL AÑO 2014

T

odo está dispuesto ya  para despedirte mi querido 2014 porque según el calendario te queda tan solo un día de vida. Entre abrazos, promesas, lágrimas, reconciliaciones, risas, brindis, campanas y, uvas se llevará a cabo el sutil cambio de año.  

Para mi estuviste fenomenal, me cautivaste, te recordaré siempre y la gratitud se hará presente al evocarte. Esa es la razón por la que yo quisiera que te quedaras, desearía prolongar tu estadía, tu energía, tú esencia impregnada de amor, de sensibilización, de oportunidades, etc. 


La señora Ingrid Matta en su reciente viaje a La Patagonia

Soy consciente que  nos movemos por ciclos, por tiempos, es por eso que ahora es preciso darte las gracias e ir al encuentro del Año Nuevo con la certeza que será tan generoso como lo fuiste tú. Voy a hablar por mí experiencia personal y por los seres que seguramente te percibieron de igual manera que yo. Hablo del amor que recibí a manos llenas, de las alegrías, de la salud, del optimismo, de las oportunidades que me diste de aprender, de reflexionar, de ir y venir, de conocer, de crecer, de practicar lo que logré asimilar a través de tantas y tantas experiencias en el día a día de tu ya agotado calendario.

Me llenaste de sorpresas, me abrigaste, me asombraste, me permitiste ver y conocer muchas de las maravillas que soñé poder ver y admirar algún día de la que fuera en otra hora mi inquieta mente infantil. Soy grande ya, adulta, muy adulta, tanto como tú y me fascina reconocer que te confabulaste con el universo para proveer y facilitar el cumplir muchos de mis sueños, en resumen la felicidad y la paz interior estuvieron servidas para mí. Me pregunto, ¿qué tanto tuviste tú que ver en todo esto o si fue un trabajo en equipo? y, me sonrío porque en el fondo sé que hay indudablemente un Cómplice Mayor, ese es Dios, si La Divinidad, que me llenó de paz, de Diksha, hubo reconciliaciones importantes, vivencias espirituales, satisfacciones, momentos de liberación de dolor, desapegos de lo que ya no sirve, me diste la fuerza para vencer mis miedos, me favoreciste por donde quiera que te mire.

Disfruté de cada instante y cuando me la pusiste difícil porque igual ocurrieron situaciones que me dejaron desconcertada, como cuando tuve un delicado impase en mi viaje a Argentina, más concretamente en la Patagonia, cuidaste tanto de mí que ni siquiera el dolor y la incomodidad lograron apagar mi jubiloso corazón lleno de asombro ante tanta belleza de la cual desearía escribir el año entrante para contar esta divina experiencia.

Podría contarte que viví más consciente, disfruté mucho más de la presencia de quienes amo y me aman sin importar las distancias.

Gracias por proteger mis sueños, por facilitarme muchas cosas y también por los obstáculos que pusiste en mi vida para que otras cosas que deseaba no se dieran porque quizá no era el tiempo o, no me convenían. Me dejaste llena de recuerdos que seguirán vigentes en mi corazón porque es ahí donde se quedarán acunados. Gracias por la armonía que sentí y que pude proyectar para que se multiplicara entre los seres que amo y frecuento.

Descubrí códigos, códigos que están ahí para ser descifrados cuando estamos atentos a cómo se comporta la vida a través de la sabia naturaleza. Códigos que se convierten en semillas que hemos de sembrar primero en cada corazón para luego esparcirlas sobre la faz de la tierra.

Nos vamos re-descubriendo, reinventando, reconciliando, vamos dejando atrás los conflictos necios e innecesarios para co-crear una nueva forma de relacionarnos como humanidad humanada hasta que ese nuevo modelo se multiplique exponencialmente y esa energía de amor suscite un cambio interno y externo que integre las células del cuerpo con las células y la energía del planeta, creando finalmente lo que tanto anhelamos, el despertar de la consciencia, la lucidez espiritual, acompasar el pulso nuestro con el del planeta y la vía láctea, vamos a llenarnos de entusiasmo y a abrir las ventanas a  pensamientos más elevados, mucho más conscientes, teniendo en cuenta que todo lo que hagamos y sintamos afecta la consciencia colectiva, de ahí la importancia de reflexionar a profundidad en cada decisión que vamos a tomar porque no estamos solos, todos hacemos parte de este hermoso complejo cósmico y hasta una sonrisa podría apagar el ardoroso fuego del odio. No vale quejarnos más, más vale unificarnos, aquí lo estamos logrando a través de la amorosa fraternidad Facundiana. Gracias también a ti, Luís... y a todos los que tienen la gentileza de hacer parte de ella...

No nos abatamos si las cosas no funcionan como quisiéramos o, cuando queramos, es necesario aún profundizar en el proceso de depuración, el aparente desbarajuste, el caos, tiene un propósito, mientras tanto continuemos trabajando desde nuestra propia consciencia, el resultado lo veremos muy pronto.

Chau chauuuuuuuuu 2014,  te reitero mis agradecimientos y estoy segura que el 2015 heredará mucho de ti, porque lo bueno tiende a multiplicarse. 

FELICIDADES A TODOS LOS SERES VIVOS DEL PLANETA. 

LOS AMOOOOOOOOOOOOOOO

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: Marta Ecco 01/12/2015
 

Siempre Mágica para expresarte con tus letras...Dra. Amor...

 
  Autor: Marta Ecco 01/01/2015
  Muy amada Ingrid :

Decidi venir a despedirme del año ya transcurrido antes de su ultima hora...porque tengo también muchísimo que agradecerle...y Oh!!! Sorpresa...me encuentro con tu siempre Bienvenidas palabras que en mucho se parecen a los conceptos que albergo también para sentirme plenamente agradecida.

Entre tanto que coincido contigo...es en lo que mencionas de los ciclos en que se mueve cada vida...y es ¡tan cierto!...como que hace 40 años estaba yo inmersa en mi primera etapa.la de la actriz y cantante iniciándose apenas en la búsqueda espiritual,y por tanto disfrutando ampliamente de la pureza de aquella Naturaleza tan generosa que la sentí como un verdadero Paraíso...

Hoy en cambio tengo la ilusión de volver por allí,pero a abrazar a una bellísima familia que en la Patagonia, ha ido naciendo y creciendo...como en una misión especial de poblarla,como nos sugerían alla por los años 70.

Nada que tendría que sentarme una tarde fresca y soleada a contarte este ciclo que vivo desde que me mude de Miami a Bs. Aires...y que ha modificado ...no para nada mi esencia...pero si mis circunstancias...

Me encantaría tu visita por mi muro de Facebook...donde he ido narrando tantas memorias de mi pasado en los escenarios...como de mis sorprendentes experiencias en este regreso que nunca soñé siquiera me proporcionara tantas alegrías...como una especie de recompensa a la tan larga ausencia.

Por ahora solo me limita el cansancio para estar mucho tiempo sentada aquí escribiendo...como mi visión tan usada por tantas lecturas...ya no resiste mucho la
luz de la pantalla...

Por lo que ojala podamos reiniciar nuestras confidencias por el correo,donde las negritas grandes de mas fácil lectura...me animaran a contarte lo que no veas en mi Facebook...

Te recuerdo que mi correo mas actual es: martaecco@hotmail.com

Con lo que debo despedime por el momento,no sin antes augurarte aun mas dicha y realización en el año que ya esta a punto de comenzar...

¡¡¡FELIZ Y VENTUROSO 2.015!!!

QUERIDISIMA SAMITA...Siempre en Luz y Armonia...¡¡¡Si,Señor...!!!

P.D.:

Si es cierto que tu forma es tanto mas poética,espiritual y hermosa...mas me quede leyéndote y agradeciendo algo mas a este año que ya se desvanece...

Como y cuanto me place mi Samita del alma...que hayas podido experimentar tan bonito...tan rico en tu paso por esta región...en especial la patagónica que también a mi me diera tanto en los 28 días que la recorri,hace ya la friolera de 40 años.