Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Lorena Rusiic
19/12/2014
DEFINIR MI VIDA

E

xisten muchas cosas de las que  pudiera escribir que ocurren en el día a día: acontecimientos, emociones, decires, actitudes, anhelos, sueños, que daría para largo.

Por ahora sólo quisiera referirme a algo que le he estado dando vueltas y aún no logro definir para  mi vida. He escuchado mucho decir  que cuando se trabaja en lo que se ama eso es realmente vivir, es estar pleno y dichoso: pues eso es, precisamente, lo que me provoca cierta desazón; llevo cinco años desempeñándome en un trabajo que es eminentemente administrativo, que de la gestión que haga depende en gran medida dar  solución a los problemas que muchas personas jóvenes y adultas que se encuentran completando sus estudios, suelen presentar por una deficiente gestión de los organismos públicos y privados que les ofrecen el servicio; desde que no están inscritos en nóminas oficiales o que no pueden rendir examen o que no les hacen todas las clases o les cambian los horarios o que no cuentan con los docentes idóneos, incluso hasta la no cancelación de los sueldo a los docentes.

Cuando logro dar solución a alguna de estas situaciones, es una satisfacción muy grande, pero también un desconcierto profundo por ver a diario la manera cómo se engaña a las personas, principalmente por el hecho que proceden del estrato socio-económico bajo. Es triste darse cuenta cómo se juega con sus expectativas y sus sueños; en este trabajo he conocido lo más bajo del ser humano, así como también situaciones excepcionales de gran calidad humana.

Estas cosas son las  que me hacen dudar en continuar o no en este trabajo, sé que he aportado mi granito de arena, que todo este tiempo no ha sido en vano y aprendizajes y aportes importantes se han generado…, pero no me siento contenta, me hace falta algo más. 

Hubo una época en la que anduve mucho en terreno, en sectores de lo más diversos, relacionándome directamente con las personas y escuchándolas, pero de acuerdo  a nuevas directrices emanadas de jefatura, ya prácticamente es la nada misma que salgo y mi trabajo se ha abocado casi por completo a labores administrativas. ¿Será esa la razón de mi desgano y  cansancio?...creo que sí, no sirve de mucho estar tras de un escritorio y desconectarte de la realidad que viven cientos de personas en el día a día que no tienen las mismas oportunidades con las que uno cuenta.

El considerar estas cosas que he planteado y que me están dando vueltas en la cabeza desde hace un buen tiempo ya,  me están llevando a pensar en que debo tomar una decisión muy radical si quiero sentirme verdaderamente útil, contenta, con energías renovadas. Pero existe la incertidumbre de lo que pueda pasar si renuncio, en relación a esa mentada inestabilidad financiera que me pueda llegar si no encuentro en un plazo razonable alguna nueva alternativa que se ajuste más a lo que realmente anhelo. 

He buscado y han surgido algunas vagas posibilidades de nuevos proyectos, pero se me hace difícil tomar la decisión. Sé que es el miedo a esa incertidumbre la que me limita. Me suena tan fuerte  aquella canción de Facundo Cabral que dice:”Este es un nuevo día, para empezar de nuevo, para buscar al ángel que nos crece los sueños, para cantar, para reír, para volver a ser feliz…”

Debo darme ánimo y valor para tomar el timón e intentar dirigirme lo más cerca posible a dónde realmente quiero llegar y estar.

Confío en Dios contar con la fortaleza y sabiduría necesarias para proceder de la manera más consecuente con el propósito que Él estableció para mí.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso