Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: María Águila de Domecq, terapeuta.
31/01/2013
OLVIDA TU EGO

E

ste trabajo es apasionante, pero muy duro.

Si tú no crees, no puedes. No puedes engañar a la gente. No digo a nadie que gracias a mí, que vas tener éxito, nunca. Ayudo a las personas, pero no hago milagros; nadie los hace. Lo que sí digo es que tenemos que luchar por lo que creemos. Y si funciona, bien; y si no funciona, pues tú habrás hecho todo lo correcto y necesario y no podrás arrepentirte.
 
No importa el destino, pero sí el camino, sólo el camino.

Hacer el camino consciente, con la mente abierta, seguro de sí mismo, seguir tu camino sin perder tiempo a llorar sobre ti mismo.

¿Para qué te sirve el EGO? El EGO es una carga, si quieres andar ligero quítate el ¡¡¡EGO!!!!

Si quieres triunfar tienes que luchar, y si no encuentras oportunidades superarás las decepciones, porque nada te puede amargar cuando no tienes apego.


María Águila de Domecq, impartiendo una conferencia

Apego-Ira-Ignorancia, los tres pilares del sufrimiento del ser humano.

Si tienes Ignorancia tienes apegos tontos y te viene la ira.

Si tienes ira sube tu ignorancia que simboliza una mente cerrada y esto te lleva a tener apegos absurdos (a principios, a leyes...)

Si tienes apegos, tienes la mente cerrada, andas ciego en la vida, por ello tienes ignorancia y tantos apegos y  frustraciones que te llevan a la ira.

Y nuestras enfermedades del alma, de los nervios y del cuerpo lo puedes explicar con los pilares del sufrimiento: estrés, úlceras, asma, depresión, insatisfacción.

Quítate los apegos, la ira y la ignorancia y de repente se abrirá tu mente.

Si tiene apegos, en la profesión que fuere o en cualquier ámbito de la vida, éstos no te permiten disfrutar de toda la riqueza de la vida, no lo olvidemos jamás

Casi todos los hombres que tienen trabajo no tienen otra perspectiva, no han vivido lo que sienten por ejemplo los artistas, hombres con mucha suerte y, sin embargo, el EGO los deja ciegos.


Por su semblante, adivinamos la paz interior de María Águila.

El apego te conduce a la ira, tienes rabias interiores contra la sociedad, contra ti mismo, contra el mundo.

La rabia te encierra en un espiral infernal en el que solamente rumias tus quejas y de la mano de la mano de la rabia llegas hasta la ignorancia, para perder, en dicho envite, todo el beneficio que el trabajo podría generarte.

Si tu meta es sólo el éxito, no llegarás. La meta es ir por el buen camino y andando, libre y en paz y de este modo llegarás al éxito.

¿Qué hubiera pasado en mi misma si solamente pensara en lo que he perdido? Y perdí lo que más amaba en el mundo. Es difícil, seguro, de vez en cuando pierdo los papeles, pero intento dejar los pilares del sufrimiento atrás porque no quiero piedras en mis maletas para andar.

Todo esto me lo ha enseñado mi padre budista, mis maestros, mis estudios y mis búsquedas sin fin para encontrar la verdad. Es difícil, muy difícil, pero creo que nos queda sólo este camino y de mi parte, intento no olvidarlo.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: mario 28/09/2016
  es lindo  
  Autor: 8bH9L8lhsn 20/06/2016
  At last, soeomne comes up with the "right" answer!  
  Autor: Z0iqKORKmn 18/06/2016
  My hat is off to your astute command over this toivo-brapc!  
  Autor: L0jrw7rlCQTl 18/06/2016
  Most help articles on the web are inaccurate or innteerhco. Not this!  
  Autor: Ingrid Matta 01/02/2013
  Querida María
Comparto plenamente contigo que este hacer es apasionante y además edificante. El servir, es una misión grandiosa que nos exige mucha dedicación y al tiempo, nos permite crecer y aprender de la mano de los pacientes o, consultantes y, nos hace mucho más humanos. El terapeuta tiene la labor de ayudar a encender la luz del amor en el alma de cada paciente y ser un néctar que reconforta, alivia, regula emocionalmente los dolores, las conductas disonantes, hasta tanto el paciente haya recuperado su armonía tanto física, como emocional.

Si no estamos convencidos de la misión que se nos ha asignado, es inútil pretender practicarla, porque claro, el engaño no cabe donde es preciso ser diáfano, impecable. Una mentira jamás podrá ser una verdad.

No es la función de un terapeuta convencer a un paciente, o pretender ofrecerle el éxito. Somos guías, orientadores, pero cada uno deberá hacer su propio trabajo de acuerdo a lo que le corresponda aprender y, vivir, para llevar a cabo el propósito por el cual vino a este mundo. Si nos resistimos, con seguridad lo pasaremos bien mal, porque todo tiene un propósito en el universo, así en muchas ocasiones no lo veamos o, nos cueste comprenderlo. En el universo nada funciona al azar…

De esta trilogía de la que la que hablas, María, dependen la dicha, la salud, la paz o, el sufrimiento y la enfermedad. Tal parece que una se enlaza a otra y, así sucesivamente…

La Ignorancia parece ser la madre, (por falta de información), somos capaces de incurrir en los más graves errores, cometer las más grandes injusticias, entonces, generamos apegos, creyendo, que las cosas o, las personas nos pertenecen y, al verificar que la vida no funciona de esta manera, viene la ira y, cuando se conjugan las tres, el daño está servido. El, se puede manifestar a nivel emocional inicialmente y, luego, el Ser en su infinita sabiduría buscando una compensación, un balance, lanza estas emociones negativas al cuerpo físico, de ahí provienen entonces, la mayoría de las enfermedades.

Bien lo decía nuestro querido FACUNDO:
El ego no permite el des-apego, por eso fácilmente te lleva al sufrimiento!
Cuando lo escuché por primera vez cantar “No soy de aquí ni soy de allá”, comprendí que me estaba hablando alguien que tenía ya muy claro el des-apego, y un bagaje espiritual bastante grande. Es por eso que caminaba liviano por la vida, muy pocas cosas llevaba consigo, las más importantes su inteligencia y su luz. De ahí, si nos detenemos a pensar, se deduce que carecía de apego, porque supo encausar el ego hasta convertirlo en un aliado, no en su enemigo.

El ego necesita nutrirse continuamente para sentir que conquista lo externo, así lo enseñamos, el compite, domina, aparenta, es obsesivo, pero cuando utilizamos la energía del amor conscientemente, podemos reorientarlo hasta lograr encausar nuestra evolución hasta la conquista espiritual.

¿Podríamos colocar un poco de luz y amor a nuestro ego para ayudarlo y, persuadirlo, a diluirse? Digo yo… a lo mejor siendo compasivos con él, nos sería más simple la tarea de quitarle protagonismo en nuestras vidas… nada que sea forzado, de mala manera, tiene resultados positivos.

Si queremos triunfar, hemos de tener un objetivo muy claro, también es importante la intención y, ser muy ser perseverantes, concentrar nuestra energía en aquello que nos hemos propuesto conquistar, con una buena dosis de optimismo. Si no resultara, deberíamos comprender que la vida nos está diciendo que tenemos otras opciones, y podemos intentarlo de nuevo, si estamos atentos, no nos confundiremos.

Ante este tema tan enriquecedor, no podría obviar incluir esta reflexión de Sogyal Rinpoché:

EL EGO Y EL YO
Así como hay dos polos en un imán, uno positivo y uno negativo; las personas también cargamos con dos personajes en disputa; uno de ellos es el que se afana por el éxito material y el otro que aspira a elevarse espiritualmente.

La descripción brindada por Sogyal Rinpoche en la obra "El libro tibetano del vivir y del morir" explica a las mil maravillas este descubrimiento: "Dos personas han estado viviendo en ti durante toda tu existencia. Una es el ego: charlatana, exigente, histérica, calculadora; la otra es el ser espiritual oculto, cuya queda y sabia voz has oído y atendido sólo en raras ocasiones".

EL EGO O LA MÁSCARA SOCIAL:
La pequeña palabra "ego" ha tenido varios significados. Para la escuela freudiana es "el aspecto consciente de la psique que decide entre los instintos básicos del ello y la moralidad del superyo":
Definición muy académica. El estereotipo de este modelo suele ser varón. La persona con "problema de ego" se considera que es jactanciosa, egoísta, desdeñosa, vanidosa y, por lo general, desagradable, o también, la persona dedicada al odio, la malicia y la destrucción. También se ha considerado al ego como algo que está dentro de nosotros, controlando nuestra vida cotidiana, presionándonos para que mostremos una "buena imagen".

Otra definición del "ego":
"Consideremos al ego como la idea que cada uno de nosotros tiene de sí mismo. Es decir, que el ego no constituye más que una idea, una ilusión, pero una ilusión que ejerce gran influencia". Nadie ha visto al ego. Se trata más bien de un fantasma que aceptamos que controle nuestra vida. El problema es que mantener esta ilusión puede impedirle conocer su verdadero yo, su esencia espiritual.

El ego es una disposición errónea del pensamiento que intenta presentarle como a usted le gustaría ser, en lugar de como es en realidad.

En esencia, el ego, la idea de uno mismo, la máscara, el papel que estamos desempeñando; supone una forma distorsionada de afirmar y vivir la existencia. A esta máscara social (el ego) le gusta la aprobación, quiere controlar situaciones y personas, y se apoya en el poder porque vive en el temor.

SUGERENCIAS PARA SUPERAR EL EGO Y ALCANZAR LA CONCIENCIA SUPERIOR:

Las siguientes sugerencias le ayudarán a ponerse en contacto con el ego y superarlo:
* Intente conocer su ego y determinar cuándo su ego influye y domina su vida. Pregúntese: ¿Estoy escuchando a mi falso yo o a mi yo espiritual?.

A medida que vaya adquiriendo conciencia de su ego, podrá librarse del egocentrismo y entrar en la conciencia superior.

* Comience a llevar la cuenta de con cuánta frecuencia usa el pronombre "yo". Al no centrarse en su propia persona estará superando el ego.

* Comience a considerar su ego como una entidad que le acompaña y que tiene un propósito. Es invisible y siempre está a su lado.

Trata de convencerlo de que usted está separado de Dios, de su superioridad respecto de otros, y de que es "especial". Él quiere que usted se sienta ultrajado cuando recibe un trato incorrecto, cuando lo insultan, cuando no lo acarician; ofendido cuando no sale con la suya, herido cuando pierde en una competición. Primero conoce a esta entidad. Luego se percata de que está obrando en usted. Por último, se libre de ella.

* Escuche a los demás y no se centre en sí mismo. Durante las conversaciones, concéntrese en lo que la otra persona está diciendo y en lo que siente. Luego responda con una frase que empiece por "tú, usted". Esto se denomina escucha activa. Es una manera de contener el ego y permitir que participe el yo espiritual.

* Resista el hábito de permitir que el ego domine su vida.
Cuanto más se resista a permitir que su ego sea quien controle su vida, más pronto llenará el espacio que antes ocupaban las exigencias de su falso yo.

* Practique la meditación o el acallar su mente para deshacer la ilusión de que está separado del universo y que todas las almas son extensiones de la energía de Dios. Comenzará a tratar a los demás como le agradaría que lo tratasen a usted. Se sentirá conectado con todo y con todos.
Todos somos Uno.

* Escribe un diario. Trata de describir en que te beneficia sentirte ofendido. Lo que lo ofende es obra de su ego. No pretenda que el mundo debería ser como usted es y no como en realidad es.

* Dé más de sí mismo y pida menos a cambio. León Tolstoy, pasó de ser un egocéntrico a ser un servidor de Dios, luego de aprender muchas lecciones y pasar por tribulaciones. Y escribió lo siguiente: "El único significado de la vía es servir a la humanidad". Sea quien acaricie. Sea quien da cariño.

* Recuérdese cada día que el más alto culto que puede rendírsele a Dios es servir a la humanidad, y que mediante ese acto su yo espiritual se sentirá realizado.

* Ponga fin a la búsqueda externa de la libertad y conozca el sabor de la auténtica libertad que es la comunión con su yo espiritual.
La auténtica libertad no necesita nada para demostrar su existencia. Sólo siendo auténticamente libre podrá amar, porque no existe amor sin libertad. La falsa libertad exige que tenga a la mano algo que dé fe de su existencia.

Para tener más claridad sobre este tema de "el ego" recomiendo de manera muy especial los libros:

El Poder del Ahora y Una Nueva Tierra de Eckhart Tolle...

Ahí se encontraran mecanismos para descubrir tu ego, y para liberarte de su tiranía. Estos son los links donde pueden bajar los libros

EL PODER DEL AHORA
http://www.caminosalser.com/contenidos/libros/Tolle_Eckhart-El_Poder_del_Ahora.pdf

UNA NUEVA TIERRA
UN DESPERTAR AL PROPÓSITO DE SU VIDA
http://academic.uprm.edu/dpesante/docs-apicultura/nueva_tierra.PDF

También hay videos muy interesantes sobre el ego, algunos breves como este, pero con mucho contenido:
Ego vs Autoestima sana
http://www.youtube.com/watch?v=i22vb2GDW7M

EL EGO TE CONVIERTE EN UNA ISLA !!! EL AMOR EN UN CONTINENTE ENTERO !!!.

Gracias María, te admiro mucho en tu hacer y, como ser humano.
Que Dios te siga bendiciendo e iluminando.

Abrazos cósmicos llenos de amor para ti y, para todos.

Ingrid