Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: María Zaldumbide de Toral
23/01/2012
¿ANIMAL O PERSONA?

E

ste mundo va girando de manera extraña porque, gira en contra del ser humano.  Y es que, si nos fijamos en los movimientos “verdes”, en los ecologistas, en los “anti-taurinos”, va quedando claro que, este siglo 21 es un siglo,(al menos en estos años iníciales) en el que más valdría ser animal que persona.

En las ciudades de este mundo, se cuentan por miles los crímenes, los ataques contra personas de toda edad, sexo y condición, pero claro todo eso solo se realiza contra personas por lo que, las voces que se deberían levantar en contra de la violencia generalizada hacia el ser humano no se levantan.


¿Puede dudar alguien de la grandeza de la Madre Teresa, por citar un ser humano singular, ante cualquier animal?

No son menos las denuncias que se presentan en todo el planeta por violencia doméstica, por malos tratos infantiles y aquí, una vez más,  las víctimas son solamente personas por lo que, a los “animalistas”, “antis”, “verdes” y demás, no se interesan en lo más mínimo.

En muchos lugares del planeta en lugar de reivindicarse libertades, se van perdiendo.  El ser humano cada vez más está más esclavizado, sus espacios de libertad se limitan mientras que las de los animales, cada día más, van tomando  fuerza. 

¿Será que en un futuro, los caballos serán diputados, los lagartos senadores y los buitres presidentes?, dando así razón a las palabras de una canción de Arjona que dice que: “hay zapatos de lagarto y lagartos con zapatos”.

Todos los movimientos mencionados tienen una razón de ser  porque es lógico defender a aquellos que no tienen voz para hacerlo por sí mismos.  Tenemos claro que el hombre, el ser humano es de alguna manera el regidor del planeta, por ser, al menos así se dice, el único animal racional de todos los que habitamos este pequeño planeta azul.

Pero, ese despreciar al hombre y poner a los animales en una posición de preeminencia, hacen dudar de la capacidad de raciocinio de algunas personas.

En su afán de “proteger” no miden, ni lo que hacen, ni lo que dicen.  En supuesta defensa del toro de lidia, han llegado a profanar la tumba de un torero, actuando contra todo sentido de la más elemental humanidad y han dicho “perlas” como una que decía algo como que: “El toro que corneó a Juan José Padilla, fue llevado a la plaza sin consultarle si quería ir”.

Insistimos, el mundo va girando al revés.  Si estos ilógicos defensores de los animales siguen por esa senda, el mundo entero tendrá que cambiar, imaginemos  por un momento, el futuro:

Los seres humanos tendremos que ser vegetarianos por fuerza porque, consultados los animales, no estarán de acuerdo en ser sacrificados para que comamos las personas y cuando esto ocurra, tendremos que cuidarnos de que no aparezcan los “defensores del mundo vegetal”, porque se llegue a descubrir que las plantas también sufren al ser arrancadas de la tierra porque, entonces sí que los científicos tendrán que aplicarse a crear comida química que no afecte al espectro de los seres vivos.

Obviamente, a los animales no se les podrá explicar que tienen que cuidar la cantidad de crías que tengan, para que así, los seres humanos tengamos todavía espacio para vivir y, siguiendo sus instintos seguirán pariendo cada vez que la naturaleza se los pida y llegará un día en que las personas tengamos que vivir en guetos, para que así los animales tengan todo el espacio del mundo, para seguir creciendo.

Para poder hacer una vida medianamente normal, las personas tendremos que consultar a los animales si nos permiten salir de casa, si podemos pasear sin que nos ataque un lobo, un tigre, una pitón o un “pobre” toro de lidia.

¡Queda clarísimo que el absurdo, se está volviendo la tónica del inicio de este siglo!

Solo en la más absurda de las mentes puede caber el cuestionar si el toro tiene o no voluntad de ir a una plaza de toros, para ser lidiado o, para el caso; a un camal para ser faenado y solo en las mentes calenturientas de los “verdes”, ecologistas y “antis”, puede tener cabida el dar derechos omnímodos a los animales que por cierto, al no tener raciocinio; no pueden tener la contrapartida lógica, la de las obligaciones.


 
Cabe preguntarse si el ser humano, al menos ciertos seres humanos, se están animalizando al extremo de apoyar el aborto, lo que equivale a decir; el asesinato del más indefenso de los animales, al tiempo que se “defiende” animales de 500 kilos, con dos pitones como dos navajas y una fiereza que no tiene comparación en la naturaleza.

Ahí queda la muestra de la falta de raciocinio de los “animalistas”.

Nosotros, preferimos ver el coraje, la lección de valentía ante los embates de la vida que representa el ver a Juan José Padilla con una muleta en las manos, haciendo aquello que más le apasiona, aquello que ha sido y es su vida; torear.

Pronto, en Olivenza volverá a la cara de un toro a continuar con su pasión de vida y, con seguridad, a darle lustre al  nombre de un animal que, de otra manera, moriría sin pena ni gloria en un camal.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: yZuhFU7eVt7u 21/06/2016
  This is what we need - an insight to make evorneye think  
  Autor: 7MSpfkcJ3ECa 18/06/2016
  That's an astute answer to a tricky quiotesn  
  Autor: 2uGLshlJ0uV 18/06/2016
  Pin my tail and call me a donyek, that really helped.