Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Eyael Luca
14/10/2011
ALMAS GEMELAS

C

uando leyó su carta algo se estremeció dentro de él y su alma casi en un susurro le dijo: ella es.

Todo su cuerpo se estremeció e intentó en vano llamarla al teléfono que había dejado al pie de la misma pero no pudo comunicarse.

Ella esperaba ansiosa el llamado que no llegaba mientras su alma también le susurraba: llamará.

Así pasaron dos días hasta que de pronto la voz del otro lado del celular sonó mágica y sensualmente: hola, soy yo, gracias por tu carta es la declaración de amor mas hermosa que recibí en mi vida.

En ella todo comenzó  a vibrar en una sintonía diferente, su corazón agitado latía desesperado y los ángeles bailaban a su alrededor luciendo sus mejores trajes de luz.

Casi murmurando y con la sangre bullendo por sus venas sintió que la vida cobraba sentido para ella y comenzaron a conversar animadamente como si se conocieran de toda la vida.

En realidad así era, se conocían de muchas otras vidas en las que juntos habían transitado por distintos caminos aprendiendo el camino que los conduciría como a todos a la espiritualidad y al amor incondicional.

Ellos no lo sabían, pero sí sus almas gemelas que felices estaban por el reencuentro.

Y a pesar de la dicha del reencuentro y de la magia que suscita el encuentro de las almas gemelas nada fue sencillo aunque no por ello menos maravilloso.

Había que armonizar diferencias, había que conocerse y aprenderse aunque no era tarea tan difícil pues era como mirarse en un espejo donde lo bueno y lo malo era idéntico aunque quizás con mayores o menores aprendizajes.

Ella fue el bálsamo que vino a llenar su soledad de sonrisas, a agitarle las venas y retomar la pasión perdida hacia años y él fue para ella el príncipe que cada noche llegaba a encender sus mejillas, a devolverle el brillo a sus ojos y a activar su pasión tan solo con un beso.

Y desde entonces nada ni nadie pudo separarlos, transitando por los caminos del amor y del dolor, fueron retomando el camino que ansioso los esperaba para llevarlos a Dios y a la luz.

Solo bastaba una mirada para comprenderse, solo bastaba un pensamiento para comunicarse, solo bastaba un gesto para sentirse y no hacía falta siquiera estar cerca para sentir como la energía del otro calaba hasta los huesos, subía con la sangre por sus venas y removía las fibras mas íntimas.

Nadie podía creer que él, que siempre se había jactado de no haber sido vencido jamás por el amor de ninguna mujer estuviera tan preso de esos ojos oscuros y esa voz tan sensual como arrulladora de ella. Preso de un corazón que por su nobleza y constancia había logrado vencer los cerrojos del suyo cerrado a todo.

Ella por su parte creía que todo era un sueño del que tarde o temprano despertaría y por ello cerraba fuerte sus ojos para que eso jamás sucediera.

Y quienes los veían pasar por la calle abrazados percibían esa energía superior que provoca el amor de las almas gemelas y para ellos nada ni nadie más que los pájaros y las hadas que tiraban pétalos de flores a su paso existían en su mundo.

El escribió los más bellos libros de amor en su nombre y ella los poemas más maravillosos en su honor.

Y anduvieron por el mundo enseñando y despertando almas dormidas porque su misión de sanación era para transitarla juntos y en ello sentían el mismo placer que en hacer el amor.

Y él aprendió a amarse cuando se miraba al espejo y ella volvió a sentirse joven y bella al despertar cada mañana.

Y si por alguna razón ambos debían separarse por algunos días era tan dolorosa la distancia y la ausencia que los teléfonos de ambos no paraban de sonar pues necesitaban sentirse cerca de la manera que fuera.

El negoció su libertad con el amor y ella entregó la suya sin pensarlo también pues estaba signado que ese amor de tantas vidas, esa unión que ya era en los cielos una realidad y seguiría siéndolo por la eternidad era la única razón por la que ella había pedido nacer: el reencuentro.

Eran uno solo y no había mentiras, ni celos, ni temores en su mundo porque todo era transparente, natural, sincero y único, los egos estaban perdidos con ellos pues sus almas brillaban tanto que los enceguecían sin poder habitar en ellos.

Todo era armonía, aún en las diferencias, porque ambos sabían que más allá de todo siempre estarían juntos.

Y hasta llegaron a pactar morir en el mismo momento porque la vida de uno sin el otro les parecía imposible de soportar…

Era un pacto con Dios, pidiéndole que hallara la forma de que la partida fuese juntos para seguir viajando unidos por la eternidad sin que hubiesen lágrima entre ellos.

Y así fueron creando el vínculo más bello y sagrado que es el del amor incondicional que va por encima de todo y que supera todo lo conocido y sentido.

Porque es un amor que va mas allá de uno, es un amor que busca la felicidad del otro por encima de la propia, es un amor de pareja, hermanos, padre e hijos, es todos los amores resumidos en uno solo, es un amor que no mira lo físico ni lo sexual, es un amor sin egoísmos, sin tiempos, sin medida, sin cuestionamientos ni reproches, es incondicionalmente espiritual.

Y así vivieron su historia, plena de magia y vacía de egos, plena de luz y alejada de toda mezquindad…, casi secreta, casi invisible, una historia que pocos conocían en su intimidad y mucho admiraban, por la incondicionalidad de ese amor de ella y el increíble renacer de él.

Hasta que un día…., ella tuvo un sueño y se despertó agitada, confundida pero aliviada de pensar que solo era eso: un sueño.

Sentía una opresión en el pecho y su alma entristecida.

El no estaba con ella, había viajado….y soñó precisamente que él salía volando con unas enormes alas, como un gran cisne negro que se perdía entre las nubes….dejándola desolada.

Y su viaje fue el eterno y definitivo…. Nunca mas volvió al hogar que lo cobijaba y le llenaba de color y calor la vida y ella nunca más volvió a ser la de antes. El había muerto.

Duro fue el trance de la aceptación, duro el duelo y el vacío que provocaba su ausencia, pues era como sentirse amputada, vacía, como si su cabeza estuviese en otro plano mientras su cuerpo seguía en esta dimensión….

El enojo de que los cielos no hubiesen aceptado su pedido de morir juntos, el dolor, la incomprensión aún sabiendo que la muerte es parte de la vida, le impidieron por mucho tiempo hallar la paz que fue llegando tan naturalmente como él llegó a su vida.

Todas las noches le hablaba al retrato que tenía sobre su mesa de luz, le pedía que la llevara o que al menos se manifestara… mientras se dormía abrazada a la almohada que amanecía húmeda de tantas lágrimas de desconsuelo y silencios.

Poco a poco fue aceptando, resignándose y recordando lo que él siempre le decía: si me muero antes, no me llores, porque como dice Cabral, llorar la muerte es faltarle el respeto a la vida.

Gracias por quererme tanto y hacerme tanto bien…!! Cuando muera yo le pediré a Dios que busque el lugar más bello del cielo para recibirte porque te lo mereces…

Y ella le decía: si te vas primero, solo te pido que seas tú el que me espere cuando yo me vaya.

Una noche, después de meditar y besar su foto, diciéndole como siempre: ya es hora de dormir, vamos mi amor, acurrúcame y hazme soñar contigo, necesito verte y escucharte… sintió una presencia que se acostaba a su lado… la cama se hundió como si un cuerpo estuviese allí….

Ella se sobresaltó pero increíblemente no sintió miedo, sino una enorme paz y un calor recorrió todo su cuerpo…. Y apoyando lentamente su cabeza en la almohada dijo casi murmurando: eres tú mi vida? Y a modo de respuesta una bella luz azul inundó el cuarto y ella supo que él había regresado, o mejor aún que nunca se había ido y sintió como si algo se fundiera en su cuerpo, como si la atravesara y el enorme vacío que sintió desde su partida desapareció y escuchó una voz amorosamente arrulladora y llena de amor que dijo: el trabajo está hecho.

Supo entonces que Dios quiso que sus almas volvieran a estar unidas y que él había regresado precisamente a fundirse, a unirse nuevamente a ella, a completar esa mitad y a seguir unidos como siempre, por siempre y para no separarse nunca más.

Desde entonces se la escucha cantar en el jardín, sonreír por nada, hablar con los pájaros y elevar sus brazos al cielo dando las gracias…, desde entonces bendice el día y la noche, el sol y las estrellas, desde entonces sus ojos brillan como perlas y dice que escucha voces…. desde entonces no está sola ni tampoco loca… simplemente está con él.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: Vu5VYVZf3s 11/10/2015
  Innceligetle and simplicity - easy to understand how you think.  
  Autor: g4jjtOrZ 09/10/2015
  Hi, Ethan's mom I have asked this question to Ella's secpeh therapist. She suggested us to focus on one language, otherwise, child would get more delay in language development. If you are in China, there should be no such problem. wish you and Ethan have a blessed lifeElla's mom  
  Autor: 2crjRFM0oV 07/10/2015
  Great photos thank you. It is worfendul to be able to see the changes as she grows and discovers new things. Love the photos with Adrian. It is good to see you both enjoying each other so much and having time together. Reading is GREAT. Do you both know all the words off by heart yet?? I can still recite Hand Hand Fingers Thumb!!! May it be so for you as well. They are fabulous quiet time memories. Love Oompapa  
  Autor: Guillermo 06/11/2013
  Muy bueno  
  Autor: Cristina 17/10/2011
  ¡ Noé !

¡ Qué bella tu poesía SIEMPRE ! ...

Y sí Amiguita ... aunque parezca trillada la frase ... “ nadie ... ni nada ... separa, lo que Dios ha unido “ ...

Y no hablo de “ matrimonios “ ... sino de UNIÓN DE ALMAS ...

“ Gemelas “ ... las llamó nuestra amada Eyael ... y sí, quizás ... en el fondo todas las almas ... ESO ... somos entre nos ... pero es evidente que hay algunas ... que Dios une, de una determinada manera muy especial ... de “ a pares “ ... únicos ... pero no exclusivos ... que siempre ... cuando “ se encuentran “ ... ya luego ... no se separarán jamás ...

Se me ocurre ... no solo pensar en las parejas ... sino que se me ocurre pensar también en los amigos ... en los hermanos ... en los padres ... y en los hijos ...

Todas relaciones ... del ALMA y DESDE el ALMA ...

Puede que de tanto en tanto ... “ se pierdan “ ... pero precisamente el AMOR que las unió ... hará que ellas hallen la manera de volverse a encontrar ... ¿ Cierto ?

Un abrazo Bella Poetisa.

Te quiero.

Cris
 
  Autor: Cristina 17/10/2011
  ¡ Hola Eyael !

¡ Qué lindo es volver a encontrarte por estas páginas ! ... ¡ GENIA ! ...
¡ Qué lindo es ... escucharte ... hablar del AMOR ! ...

¿ “ Incondicional “ ... decís ? ... ¡ Hummmmm ! ...

El AMOR es AMOR ... y por tal, me parece, que es siempre es incondicional, sea de quien sea para quien sea ... sino, no se ... ¿ sería AMOR ?.

Me parece que ... cuando el AMOR hace su presencia ... es así ... exactamente como lo describiste ... salvo que nadie se siente “ preso “ de nada ni de nadie ... porque el AMOR libera ... El AMOR da alas y libertad ... porque nadie que ame a alguien, querría ver preso al ser amado ... ¡ de nada ! ... Nadie que ame querría, verse interrumpid@ en ese andar que precisamente l@ llev@ a encontrar al AMOR.

Cuando se AMA ... todas las decisiones se tornan propias y cada uno se hace cargo y responsable de ellas ... y todo lo que un@ hace, lo hace porque AMA y no le importa lo que ello implique o lo que cueste ... simplemente lo hace ... incluso a veces sin saber siquiera como empezar ... pero lo hace porque l@ mueve esa fuerza, esa energía que libera el AMOR ...

Es HERMOSO sentirse así Amiga ... ¡ ME ALEGRO ... I N F I N I T A M E N T E ... POR VOS ... y por ÉL ... ! ... ya que el AMOR no entiende ni límites ni de fronteras ... por lo tanto para él ... ¡ NO EXISTEN ! ... estén donde estén ahora vos ... y él.

Un abrazo.

Te quiero.

Cris
 
  Autor: Mariela 17/10/2011
  Eyael:

Nada es para siempre aunque la vida sea eterna.

Los amores así no mueren nunca porque trascienden nuestra humanidad.

Me alegra verte de nuevo compartiendo tu luz amiga.

Te quiero mucho.
 
  Autor: Susana 17/10/2011
  Amiga Eyael:

Una vez mas estremeciste mi alma pues bien sabes que "yo sé de estas cosas"...

Me dio gusto verte escribir de nuevo, leerte, disfrutarte y espero que así continúe.

Hermosa historia de amor y de dolor que me recordó a nuestra amiga en común.

Te dejo todo mi cariño.
 
  Autor: noelia spada 15/10/2011
 

Eyael porque dice estas cosas....

SIEMPRE

Siempre,
en el aire algo flotaba
entre tu y yo.

Eran risas, miradas, perfumes,
siempre, algo flotaba
entre tu y yo.

La juventud anhelante,
nos hacía vibrar
con ciento y mil colores.

Mas tarde,
la vida nos separó.
Lejanías, encuentros, abrazos.

Una noche,
vinieron las palabras
y con ellas el amor...

Entonces,
fue mio tu aliento,
mía tu piel,
y juntos empezamos a soñar.

Un golpe fuerte,
partiste para siempre.

Más en la silente noche,
vienes a mi
y juntos de nuevo,
en un lugar del tiempo,
nuestros sueños, dulcemente,
se van haciendo realidad.

Noelia.