Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Lilian Elízabeth de Marco
10/09/2011
MI VISIÓN SOBRE EL AMOR

P

or ser el amor un sentimiento tan grande y tan desconocido a la vez, creo que no ha podido inventarse aún una máquina que pudiera medirlo.

El amor no se rige por leyes, no sabe de códigos pre-establecidos, el amor solamente está pendiente del otro, esperando silencioso un gesto que le recuerde que ya no está solo.

Amar a alguien no es pedirle algo a cambio, no es darle algo esperando recibir el doble, es simplemente hacerle ver al otro de cualquier modo posible, el tamaño de lo que siente.

El amor es poderosamente fuerte cuando es capaz de darse por completo aún sabiendo que pisa un camino empedrado, lleno de espinas y de dificultades.

El amor no sabe ni pretende desmenuzar aquellas cosas que son imposibles de descifrar. Llega, se instala y busca no alterar la vida del otro, solamente busca hacerle sentir su compañía, su presencia para buenos y malos momentos.

No se queda cuando el sol brilla y cuando aparecen las primeras nubes alejarse, no, no; el amor está siempre, en buenas y malas, en dichas y amarguras, en fortuna y pobreza, siempre dispuesto a salir al campo de batalla sin darse por vencido por más peligros que pudieran amenazarlo.
 
Sentir amor por el otro es diferente a sentir deseo carnal, eso viene de la mano y como acto lógico entre dos seres que se aman se irán dando gradualmente sin tener que acudir a exigencias.

Amar a alguien es estar convencido de ese amor y obrar en consecuencia por tanto no debe ponerse un recordatorio para ser fiel, para guardarse.
 
Quien ama se siente arropado por una fuerza interior diferente al deseo carnal.

Uno puede amar y desear al mismo tiempo, pero no se puede buscar el amor luego de un acto sexual. Creo que ambas cosas están incluidas en el buen amor, pero también creo que no puede haber amor duradero si solo logran despertarse apetitos fisiológicos, necesarios para el cuerpo y luego nada más.
 
Por eso nos damos cuenta cuando en verdad amamos a alguien. Porque poco importa acostarse solo, levantarse en esa misma soledad y saber que posiblemente así será el resto de nuestra vida, una completa y contundente soledad.

Nada de eso tendrá demasiada importancia si en verdad sentimos dentro, muy dentro de nosotros mismos que nuestros sentimientos pertenecen a alguien, que nuestros suspiros, nuestras lágrimas y sonrisas pertenecen a alguien, ese alguien a quien amamos con el cuerpo, el alma y la mente.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: lucia 20/10/2014
  me encanto mucho  
  Autor: sacs 13/12/2013
  Por favor, lee este articulo nos hará sentir mas seguros respecto de lo que sentimos, un beso Luz.  
  Autor: piel ateca 10/02/2012
  HOLA
ME ENCANTO EL ARTICULO Y SOLO QUISIERA COMPARTIR UN POEMA

¿En dónde vive el amor?
Que de pronto se aparece
¿Acaso Dios le indicó
Presentarse así en la gente?

¿Dónde queda la arrogancia
Y el orgullo bien habido?
Quien con esta aparición
Parece nada existido.

¿En donde vive el amor
Que no sabe de colores?
¿Acaso el se complace
en cambiar los corazones?

¿En donde vive el amor
ese que hace rabiar
Y que destruye hasta el mundo
Si no se puede alcanzar?

¡Pero el amor no tiene un sitio
ni casa en donde estar!
Duerme un tiempo y luego…
Salta, para volver a vagar.

Y el amor esta contigo
Eso lo puedo jurar
¡No me digas que yo miento…
Lo noto en tu mirar!

CIRELY SEALT
 
  Autor: Cristina 11/09/2011
  Y si ya leyeron la letra ...

Ahora miren aquí:

http://www.youtube.com/watch?v=_aLvvDOOyfY

¡ En cuantas SIMPLES y pequeñas o grandes cosas está presente el AMOR ! ... ¿ No ? ...

Otro beso.

Cris

 
  Autor: Cristina 11/09/2011
  ¡ Hola Bellassss !

El amor es simple ...

http://letras.terra.com.br/mercedes-sosa/961408/

... “ nos hace “ ... y está en todas partes.

También las amo.

Un besito.

Cris
 
  Autor: noelia spada 10/09/2011
 
Es cierto que no hay máquinas que fabriquen el
AMOR.

Pero tampoco hay máquinas que fabriquen las
sutiles envidias para derrotar al contrario.

No hay máquinas que fabriquen el orgullo para
saberse en posesión de la verdad.

No hay máquinas que fabriquen la humildad para
saber que no se sabe nada.

No hay máquinas que fabriquen la renuncia para
favorecer a otro.

Es todo tan inmenso! Todo se mueve tanto y cons
tantemente, que se hace difícil discernir entre
el blanco y el negro. Lo que hoy es bueno y
mañana ya no lo es. El AMOR es bueno pero
también hay AMOR que mata.

Lo siento,
Noelia.



 
  Autor: Ingrid Matta 10/09/2011
  Hola linda!
Me has dejado pensando con tu escrito, al punto de motivarme a expresar desde mi perspectiva, mi visión de lo que es el amor…
Lo hago desde el amor, y con el más profundo respeto, verás que tenemos diferencias conceptuales y deseo, sin ningún ánimo de polemizar, porque ese no es el propósito, ni mi intención, que te llegue con todo mi amor, y mi forma de verlo, con la misma serenidad con la que te leí.

Nos dijiste…. Por ser el amor un sentimiento tan grande y tan desconocido a la vez, creo que no ha podido inventarse aún una máquina que pudiera medirlo…

El Amor, es ese sereno equilibrio interior, que nos circunda, nos arropa, el sentimiento más sublime que podemos concebir, nos sustenta y nos insufla vida, por lo tanto, yo diría, que no es desconocido, porque te aseguro, Lilian, que somos la mayoría, los que en este momento estamos conscientes de “El”. Y es mucho más el amor que damos y recibimos, que la indiferencia o el odio. Hay una tendencia muy marcada a aunarnos, a fundirnos todos con todos, porque hemos ido dejando de lado el “egoísmo”, el pensar solo en "mí", para pensaren “nosotros”, hay millones de seres entregando y recibiendo amor, afortunadamente en una proporción inmensamente mayor a la entrega de odio o el desamor, que en el fondo es lo mismo. Es algo que se percibe, que está en el ambiente, en la energía, esa tendencia a reunirnos para amarnos, amarnos de todas las formas posibles.

El amor es inherente a todos los seres, incluyendo a todos los seres vivos, no necesariamente exclusivo de los humanos. El amor es la más grande Ley Superior del Universo, es el origen de toda creación, de toda manifestación de vida, y de todos los procesos.

Venimos del amor… (Gracias Facundo!)

El amor es Dios en acción dentro de nosotros mismos, y, Dios es Amor, y el Amor es Dios, y siendo Dios, y el Amor, uno Solo, “es infinito”, por lo tanto no es posible medirlo, porque para poderlo hacer, indefectiblemente tendría que ser finito…

A lo largo de la historia de la humanidad, mucho se ha hablado del amor y hasta ahora nadie, ni ninguno, creo, ha o hemos logrado definirlo, como no podemos definir a Dios, porque es indefinible, aunque ha habido aproximaciones preciosas que nos han conmovido hasta las lágrimas, como cuando Khalil Gibran trató de definir lo que es el amor… ¿Lo recuerdas?

Entonces dijo Almitra: Háblanos del Amor,
Y él alzó la cabeza y miró a la multitud, y un silenció cayó sobre todos, y con fuerte voz dijo él:
Cuando el amor os llame, seguidle,
aunque sus caminos sean duros y escarpados.
Y cuando sus alas os envuelvan, ceded a él,
aunque la espada oculta en su plumaje pueda heridos.
Y cuando os hable, creed en él,
aunque su voz pueda desbaratar vuestros sueños como
el viento del norte asola vuestros jardines.
Porque así como el amor os corona, debe crucificaros.
Así como os agranda, también os poda.
Así como se eleva hasta vuestras copas y acaricia
vuestras más frágiles ramas que tiemblan al sol, también
penetrará hasta vuestras raíces y las sacudirá de su arraigo a la tierra.
Como gavillas de trigo, se os lleva.
Os apalea para desnudaros.
Os trilla para libraros de vuestra paja.
Os muele hasta dejaros blancos.
Os amasa hasta que seáis ágiles,
y luego os entrega a su fuego sagrado, y os transforma
en pan sagrado para el festín de Dios.
Todas estas cosas hará el amor por vosotros para que
podáis conocer los secretos de vuestro corazón, y con
este conocimiento os convirtáis en un fragmento del corazón de la Vida.

Pero si en vuestro temor sólo buscáis la paz del amor
y el placer del amor,
Entonces más vale que cubráis vuestra desnudez y
salgáis de la la era del amor,
Para que entréis en el mundo sin estaciones, donde
reiréis, pero no todas vuestras risas, y lloraréis, pero no
todas vuestras lágrimas.

El amor sólo da de sí y nada recibe sino de sí mismo.
El amor no posee, y no quiere ser poseído.
Porque al amor le basta con el amor.

Cuando améis no debéis decir "Dios está en mi corazón",
sino más bien "estoy en el corazón de Dios".
Y no penséis que podéis dirigir el curso del amor,
porque el amor, si os halla dignos, dirigirá él vuestros corazones.
El amor no tiene más deseo que el de alcanzar su
plenitud.
Pero si amáis y habéis de tener deseos, que sean estos:
De diluiros en el amor y ser como un arroyo que canta su melodía a la noche.
De conocer el dolor de sentir demasiada ternura.
De ser herido por la comprensión que se tiene del amor.
De sangrar de buena gana y alegremente.
De despertarse al alba con un corazón alado y dar
gracias por otra jornada de amor;
De descansar al mediodía y meditar sobre el éxtasis
del amor;
De volver a casa al crepúsculo con gratitud,
Y luego dormirse con una plegaria en el corazón para
el bien amado, y con un canto de alabanza en los labios.

Por lo tanto, El Amor, siendo Dios, es imposible definirlo y/ o medirlo o cuantificarlo. Sería como intentar definir el Tao, el Tao que se define, ya no es Tao, igual es Dios, y el amor, son indefinibles…

hay miles de teorías, definiciones, e interpretaciones acerca del amor, y el sigue, sigue estando presente en todas partes,sigue siendo prioritario en nuestras vidas, definido o no, esta dentro y fuera de nosotros, (es mi percepción), porque me basta con mirar los procesos básicos de la naturaleza, donde se manifiesta en una forma muy amplia, y en mis procesos internos, incluso lo siento cuando respiro, cuando amo, cuando canto, cuando lloro de emoción, cuando parpadeo, cuando, cuando…, está ahí manifestándose de millones de formas… todo esta perpetuamente manifestando amor.

El amor es todo lo que existe, y sucede independientemente de mis deseos, de mis creencias, y mis anhelos, porque está dentro de mí, y es el mismísimo Dios!!!

Amar, significa valorar, comprender, compartir, aceptar, respetar, agradecer, confiar, integrar, unificar, deleitarse, estar lleno de gozo y todas estas fuerzas positivas se unen para dar creación a una energía que se funde, con la gran cadena del flujo de la energía del universo.

El amor es el epicentro de la Luz de Dios, es comprensión, la ternura, el equilibrio, la imparcialidad, energía armonizadora, la alegría, el alborozo, la paciencia que neutraliza la dualidad del ego, y como lo dices tan lindo…… El amor es poderosamente fuerte cuando es capaz de darse por completo aun sabiendo que pisa un camino empedrado, lleno de espinas y de dificultades…

Lilian, el Amor se rige por las Leyes Divinas, Leyes Inmutables…. Perfectas, porque vienen de Dios!

Sentir amor por el otro es diferente a sentir deseo carnal, eso viene de la mano y como acto lógico entre dos seres que se aman se irán dando gradualmente sin tener que acudir a exigencias.

El amor y el deseo, en pareja van juntitos… Cuando el Amor, actúa sobre la sexualidad, esta se convierte no solamente en una maravillosa herramienta de integración y satisfacción, si no, que además permite que se manifiesten todas la potencialidades de la sexualidad para el mantenimiento y el equilibrio de la vida, y de muchas actividades y funciones como entidad biológica que somos, nos genera energía de vida, se redistribuye internamente, estimula el desarrollo mental y sentimental, mantiene las capacidades de funciones específicas, se entrelazan las energías femeninas y masculinas, engendran vida, etc.

El amor tiene un nivel que es instintivo, y el instinto es una información de origen divino, codificada en los genes de todas las especies, sin embargo por tratarse de una información básica, que rige solamente el comportamiento de la entidad biológica o cuerpo físico, no tiene la capacidad de reconocer el Amor, por lo cual sus funciones son totalmente automáticas y no responden a la comprensión de la Ley, esta característica del instinto, hace que algunas de sus reacciones interfieran en nuestras relaciones.

El amor nos transforma, nos purifica, nos centra, nos hace más conscientes, nos eleva a los más altos estrados del ser espiritual posibles, y cuando estamos benditamente enamorados, no lo podemos ocultar, eso sería imposible, porque la luz del amor se deja ver hasta en las pupilas, todo brilla adentro y se refleja afuera… es como sí tuviésemos el sol dentro de nosotros, todo lo iluminamos. Se nos ve radiantes, felices, llenos de gozo, y de del corazón nos salen palabras más que bellas, perfumadas, es como que tuviéramos la primavera adentro y quisiera florecer por cada poro.

El amor es la fuerza eterna que mueve el mundo…. Que belleza!!!

Gracias por estar, por amar, por hacer parte de esta A F, Poetita hermosa.

Y para terminar: al mundo no le falta nada, tenemos lo esencial que es el AMOR…. A partir de El, todo es posible, absolutamente todo, como saber que existe Dios!

Sí te parece, luego podremos ahondar sobre este tema que es bellísimo, pero también extenso.

Los amo