Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Susana Varela García
17/06/2011
ELLA...SIGUE ENTERA

A

l principio todo eran sonrisas y detalles. Miradas de cariño, de complicidad y también de picardía. Era tratar de estar juntos la mayor cantidad de tiempo posible, era llamar para contar cualquier cosa. ¿Sería la llamada del amor? Así lo imaginé.

Era guardar de recuerdo los boletos del cine, el posa vasos de la tasca y la servilleta en donde anotó su número de teléfono. Paseos por el parque, viajes a la playa. Luego, más adelante, almuerzos, cenas  y después del más apasionado amor, el desayuno. Todo era conmovedor; una vida de película pero que tuvo su final.

Me juraba enamorada como nunca y lo juraba enamorado; así creía yo que era el amor. Muchas pruebas certificaban que la felicidad se había posado a mi lado. No puedo negarlo, viví feliz en esa etapa de mi vida.

¡Hagamos una vida juntos! Me dijo el un día. ¿Podía existir más felicidad? Era la culminación de mi sueño que, al verlo hecho realidad, se me salía el corazón del pecho. Esto demuestra que el amor sigue vivo, aunque de vez en cuando cambie de lugar.

Y así nos hicimos de todo lo necesario para lograrlo…y lo logramos. Claro que, el amor, con ese componente de ceguera que lo “ilumina” es el que suele destrozar muchos corazones. ¿De verdad me quiso? Tantos años después me lo sigo preguntando.

Entonces agarré todas mis ilusiones y todos mis sueños  y me los llevé para comenzar mi nueva vida. Estaba segura que empezaba mi cuento de hadas personal. Y a pesar de que no me quise dar cuenta,  era el principio….del fin.

A partir del día de la mudanza, y en la medida que pasaban los días, empecé a conocer a nueva persona, o mejor dicho, a desconocer a la persona que por dos años me había estado pretendiendo. ¿Pueden existir dos hombres dentro de un mismo ser? Así me sucedió y así lo palpé para que mi desdicha fuera inmensa.

Un día me dijo: ¿Por qué te maquillas tanto?  Yo no sé a quién le parece poco o mucho, pero por más de dos años no había tenido nada que decir al respecto. O sea que, un tiempo atrás, la minifalda que yo usaba le parecía la prenda más exótica y bella del mundo; en este momento, con idénticas actitudes, yo era un ser casi despreciable; para él, con toda seguridad.

Más adelante fue: Esa falda está corta. Realmente a una cuarta de la rodilla no es algo que exagere pero en todo caso, ha sido el largo que usé siempre y hasta más corta, pero antes no molestaba. Todo molesta cuando se ha logrado el objetivo previsto; cuando aparece el lobo que antes se vestía de cordero.

Luego fueron los pantalones que,  “los usas apretados, los tacones, el traje de baño, no visites a tu familia en el mismo edificio, no tejas, no leas”. Un mal amor pudo haberme derrotado. Venció mi espíritu.

¿Y quién era este tipo? Esta pregunta me la hice mil veces. En mis noches de ensueño me preguntaba: ¿Era en realidad éste el hombre que decía amarme?

¿Dónde estaba el hombre que había conocido?  ¡Esta no era la persona de la cual me había enamorado! Lo único que se me ocurría pensar es que interpretó un personaje, el ideal de lo que debe ser un novio y como esa etapa terminó, también el libreto, por lo cual sacó a relucir su verdadero yo. El que perdió fue él; yo sigo siendo la misma, sigo entera en mis ilusiones mientras que, él, pobre diablo, anda dando tumbos por la vida.

El problema era que ese hombre, ese tipo de persona, con esa forma de ser no era la que yo quería para compartir mis días. También me di cuenta que nunca me había amado, si no,  no hubiese intentado transformarme en alguien que no era. Se acabó la farsa, pensé para mí; y en ese instante comencé una nueva vida.

Mi personalidad, mis sentimientos, mi esencia no son negociables. No se me puede mutilar. Nada en mí puede ser negociable; se me gana, como a todas las mujeres, con amor; cuando el amor es verdadero, la felicidad no puede ser mayor; cuando es falso, ahí está la derrota del que quiso hacerme daño.

¡Decidí permanecer entera! Y todo esto lo comprendí gracias a la “doctrina” de Facundo Cabral; mi suerte, como la de tantos hermanos por el mundo, no ha sido otra que conocer este bello lugar, practicar la filosofía que aquí se expande y, a partir de dicho momento, conocer el verdadero camino de la vida que no es otro que seguir a Cabral, sin duda, un auténtico milagro en mi existencia.

“La felicidad está en ti, entonces ponte de novio contigo mismo”  lo dijo Facundo Cabral. Y así lo hice, hermano Facundo; entendí que yo era la propia felicidad y a diario festejo con mi alma y con mi vida el hecho de haber nacido en este paraíso llamado Tierra. Soy parte de esa bendita raza llamada humanidad que, para mi dicha, practico la única religión que nos puede hermanar a todos: EL AMOR.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: 1vPPCCKmP 20/06/2016
  Thanks for the great info dog I owe you biyggti.  
  Autor: 4OMmvp0RSjk 18/06/2016
  The answer of an exerpt. Good to hear from you.  
  Autor: PyCIpvfQMpK 18/06/2016
  While it is still not completely clear under Oklahoma law, “established customers” are typically those that the business has a regular and consistent relationship with. For example, a customer that buys product from the employer one every quarter for a couple of years would be an “established cu#2hmer.&s82t1;Soawn  
  Autor: zacbfwZoqA 11/10/2015
  After examine a few of the posts on your web site now, and I acltualy like your method of blogging. I bookmarked it to my bookmark web site list and might be checking back soon. Pls try my website online as effectively and let me know what you think.  
  Autor: Y1gpZU79pmu 09/10/2015
  Luke clothing is arldfoabfe and costs around ï¿¡40 ï¿¡60, some of the more expensive jackets an d jeans going for ï¿¡100- 200. It is generally recommended that you shop around different stores to find out what exactly is available to you; this applies to when you buy online too. Some stores will carry lesser-known Luke clothing lines while others carry the most popular ranges. If you only browse one shop, you will find that it is difficult to make up your mind since as, ,perhaps, none of them will stock the item that you'd most like, and even if you do find an item you like you might find a better one elsewhere, or at a better price.  
  Autor: pOkB2J6M 07/10/2015
  This is cute blue mittens free gtnietg a bit more subjective, but I much prefer the Zune Marketplace. The interface is colorful, has more flair, and some cool features like Mixview' that let you quickly see related albums, songs, or other users related to what you're listening to. Clicking on one of those will center on that item, and another set of neighbors will come into view, allowing you to navigate around exploring by similar artists, songs, or users. Speaking of users, the Zune Social is also great fun, letting you find others with shared tastes and becoming friends with them. You then can listen to a playlist created based on an amalgamation of what all your friends are listening to, which is also enjoyable. Those concerned with privacy will be relieved to know you can prevent the public from seeing your personal listening habits if you so choose.  
  Autor: Cristina 17/06/2011
  ¡ Hola Susana !

Me he quedado pensando ... en esto que has contado ... y en esto que dijiste ... sobre “ darte cuenta que alguien no te ama, cuando intenta transformarte en alguien que no sos ” ....

El maquillaje, la falda, la ropa ... son cuestiones como vos decís de personalidad, sentimientos, esencia ...

Y sí ... jode ... que alguien te venga a decir que esto que a vos te gusta así, lo cambies por aquello otro que es asá ... sobre todo porque a vos te gusta así y no asá ...

PERO ....

Todo en su justa medida ...

Por ejemplo, si alguien se enamora de un/una drogadict@, un/una alcohólic@, un/un@ depresiv@ ... un/a ladrón/drona ... un/una asesin@... etc. etc. ... creo que precisamente POR AMOR ... vas a intentar cambiar a esa persona .... que se está destruyendo a sí misma ... o que no le hace ningún bien a la sociedad.

Con esto quiero decir ... que no es un parámetro absolutamente tácito de desamor ... el que el otro quiera “ cambiarte “ ... al menos un poco ...

La convivencia hace que uno cambie para adaptarse ... amoldarse ... mejor a la persona y personalidad del otro y viceversa ... La cosa es mutua ... y cuando hay amor a ninguno de los dos les pesa ... ni lo notan ...

Sin embargo ...

Cuando el amor se muda o flaquea ... ahí ... comienzan a notarse y a pesar ... todos estos intentos de cambios ... de ambas partes ... que como te dije antes ... a veces son intentos totalmente perceptibles y otras veces más sutiles e imperceptibles ...

Para convivir ... hay que aceptar esta realidad de los posibles intentos de cambios ... y de que vamos a cambiar ...

Sino ... hay que vivir por separado y eternamente “de novios” ...

Y esto me parece que es así, porque me parece que es inevitable que las personas cambien .... Si no lo hicieran ... jamás tendrían la posibilidad de superarse en espíritu ... ni en nada.

Y también me parece que es posible ... que suceda ... que las personas cambien de manera desigual o despareja ... entonces ahí se abran brechas de desentendimiento ...

Brechas que cuando hay AMOR VERDADERO ... de ambas partes ... se intentan superar ... porque se intenta poner puentes sobre las mismas en lugar de profundizar los abismos.

No se ... si me explico.

Y la otra cosa que dijiste ... y que me ha puesto a pensar es esa de ... “ conocer el verdadero camino de la vida que no es otro que seguir a Cabral “ ....

No se ... Don Facundo es un genio en muchas cosas pero ... él hace su propio camino ... y cada uno de los que lo escuchamos ... lo acompañamos un trecho, sí ... pero luego tendríamos que hacer también nuestro propio camino ... al lado del de Facundo, si nos parece mejor ... pero nunca detrás del de él ... porque su vida no es nuestra vida ... y si nos pusiéramos a caminar igual que él ... exactamente igual ... perderíamos la posibilidad de intentar hacer una vida propia ... que en definitiva es para lo que vinimos a esta Tierra ... ¿ No ?

Admirar profundamente a Cabral o a otras muchas personas geniales más que hay por el mundo, e intentar mejorar como personas con lo que aprende de ellas, sí ... me parece algo muy sabio ... pero siempre haciendo nuestro propio camino ... ¿ Cierto ?.

Susana, me gustó tu relato ... Hace pensar ... ¡ GRACIAS !.

Un abrazo.

Cris