Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Elda Figueredo
28/02/2011
LA NOCHE QUE ELLOS PUDIERON MIRARLE A LOS OJOS

A

ntes que nada, justo es presentarme agradeciendo la oportunidad  que me dio la vida de conocer esta página creada  por seres de extraordinaria sensibilidad como Luis Pla Ventura e Ingrid Matta y, a su vez, haber conocido a un amigo del compinche como él lo llama: Carlos Requejo.  Ellos, Pla Ventura e Ingrid, dos  a personas que ilustran,  sostienen, alimentan, posibilitan el encuentro y la conexión  espiritual que nos une con la filosofía de vida del gran maestro del alma llamado Facundo Cabral. Ellos lograron, desde el primer día esta comunión tan especial entre todos los participantes en la página, así como en la interrelación que más tarde se produce con los lectores.

Soy argentina, nacida en Misiones, tierra roja  atrapada en naturaleza viva,  clima tropical, habitada por un enorme crisol de razas, generaciones  de inmigrantes europeos,  con  la mezcla de los legítimos dueños  los indígenas guaraníes, donde confluyen  las profundidades del agua en cascada, vegetación exuberante, indómita selva, un sol luminoso e impiadoso con el trabajador incansable de hacha, machete, abriéndose paso en la selva, y dando la vida por los suyos. Soy hija, hermana de uno de ellos, que han dejado su esencia, su sabiduría ancestral, humildemente domesticada, no aplacada gracias a Dios,   porque tuve la fortuna de formarme, instruirme y decidir en libertad ser profundamente humana, atravesando cambios y perdidas insustituibles como el amor de una madre, la calidez de un hogar, el sostén de una familia,  a la edad en donde todo debería ser juegos, inocencia y disfrute.

Estoy en esa tarea……instalada…. ojala lo logre….  y aquerenciada aquí en Buenos Aires, donde nacieron dos hijas hermosas que  me ofrendó Dios.

Mi profesión de hace casi 4 años  licenciada en terapia ocupacional,  a la que llegué no por casualidad, era una vocación dormida, aletargada por muchas oscuridades  internas y por acción despiadada y ahora lo sé aleccionadora  de otros, a los que agradezco.

Mi labor diaria, donde elegí especializarme, es cuidados paliativos; trabajo en un equipo de profesionales compasivos con abordaje holístico, humano, de calidad eficiente,  que recorren un camino sinuoso, no fácil,  pero si hermoso , contactarse con el dolor, aprender diariamente de la vulnerabilidad de la condición humana, atravesar las fronteras de nuestras propias creencias, valores, rescatar la singularidad de cada persona, reconocer nuestros propios límites, desarrollar nuestro potencial máximo, apoyarnos y apoyar al prójimo respetando sus modos, ideas, y estilos de afrontamiento,  recorrer  la angustia , la desazón, ante una situación limite como son  las enfermedades que limitan profundamente o  amenazan  la vida e integridad de las personas, avanzando a ese lugar  al que todos, absolutamente todos llegaremos: la finutud humana.. Pero también y siempre celebrando la experiencia maravillosa de recorrer esta vida celebrándola.

Mi labor diaria es estar al lado y en vereda del  sufriente, acompañándolo, facilitando el camino, adaptando ambientes humanos y no humanos, posibilitando la autonomía en cada uno de ellos no solo de acción sino de decisión, centrados en la persona como eje de cambio ante una realidad devastadora,  llegar a la profundidad del ser  humano, desatando nudos, aliviando y si cabe aligerando el viaje, aprendiendo con ellos siempre, cada día, cada minuto, desaprendiendo teorías y modelos académicos, rescatar la singularidad de ser antes que hacer, uniendo vínculos rotos si eso pesa, tendiendo puentes, posibilitando la capacidad de ser recipientes, incluyendo e integrando culturas,  alentando el perdón, estimulando la expresividad de la alegría, derribando murallas, donde está instalado el egoísmo y la vanidad,  canalizando la bondad, viviendo la simpleza de estar vivos y absolutamente agradecidos.

Esta hermosa profesión me brindó la maravillosa experiencia de trabajar desde hace un año con la discapacidad visual: ciegos y disminuidos visuales  (léxico aplicada aquí  en argentina y otros países) y quiero aclarar,  conviviendo diariamente con estas personas que no se sienten  discriminadas por no ver porque ya han atravesado el camino de la aceptación,  o el nombre que llamemos a esa no funcionalidad.  Sienten la discriminación  de la sociedad por falta de información, por no saber. Que a veces roza la ignorancia, que me hago cargo, es no  importarnos  en  pensar en el otro. Nadie está o permanece exento a que nos pase lo mismo.

Este viernes último acompañe a un grupo de ellos al concierto que da el maestro en el ND Ateneo. Sentí la explosión maravillosa de emociones que solo produce una persona que como Facundo Cabral puede hacerlo. Se lo percibió, sufriente pero feliz, dándose con el alma, el espacio físico colmado, en muchos instantes de las dos horas que transcurrió el espectáculo, el clima era de unción, de sagrado silencio, hasta podría decir que llegaban al éxtasis que solo produce la quietud del espíritu preparándose, o sea meditando, para continuar la lucha denodada que posibilita la experiencia de pasar por esta vida, dejando lo mejor de cada uno.

La mirada del no vidente o ciego, estoy segura es una construcción que realizamos los que somos videntes, ellos perciben el mundo con el tacto que no es lo mismo que el contacto, y con el apoyo de sus habilidades cognoscitivas, que les permiten interpretar el mundo con mayor registro de lo intangible si  cabe, acariciar y tocar las hebras más sensibles de la experiencia humana. Espero puedan “ver estas imágenes” que pudo sacar en la fotografía el hijo de Rosa: manos entrelazadas, temblando de emoción, transmitiéndole al maestro toda su energía, agradeciéndole su calidez, su no apuro.

Aunque había personas que no interpretaron el momento sublime que ellos Vivian y todo el tiempo que esperaron para estar con él  y le gritaban al maestro;  “apúrate que esta el taxi”  por suerte él no escucho. Solo tenía ojos para ellos, que me dijeron respetuosamente: “decime como esta, donde está sentado, háblale y yo me guio por donde viene la voz de él, así me agacho para que el sienta que lo miro a los ojos” (Rosario; yo estoy ahí en la imagen al lado sosteniéndola, porque temblaba como una hoja) 

Estoy segura que cada una de las personas, que fueron durante este mes a verlo, a apreciar su carisma, a escuchar con el corazón en la mano,  se fueron en parte de su vida transformados por la simpleza y profundidad de compartir sus experiencias de vida, narradas con fina ironía, con intenso amor hacia el otro, con su reconocido buen humor e hidalguía de un titulo que pocos pueden llegar a alcanzar en este tránsito por la vida:  Facundo sos el  hombre bueno, llegaste y superaste ese anhelo que dijiste, clamaste y todos te acompañamos  en tu ultima canción del viernes: “este es el nuevo día: dejare el espejo para llegar por fin a ser el hombre bueno” “ para cantar, para reír , para volver a ser feliz”””””. Ese instante fue de verdadera comunión gozosa. Conmovedora.

Quiero destacar además la compañía de esa noche de una admirada  y a veces por algunos muy criticada,  pero hermosa mujer e inteligentísima  periodista argentina, congruente con sus ideales : Liliana López Foresi, su calidez, su admiración y amor dedicado al  gran terapeuta de alma: gracias enormes Facundo Cabral!!!!!

Permítanme decir por ultimo y decirle al maestro que si lo esperamos y lo esperan un grupo más grande de no videntes en la institución donde trabajo, prometió ir ya que  muchos otros que lo admiran  no pueden trasladarse por muchos factores y que ruegan por su pronta recuperación , como todos les dijeron ese día : por favor: no te rindas corazón, (de Rafael Amor por Mercedes Sosa)  te acompañamos en esta lucha, percibí  tu dolor físico, al extremo, tu esfuerzo,  pero los armonizas amorosamente con tu entrega sin par que te alivia, que te calma, hacia quienes das lo mejor de vos: todos los que fuimos a escucharte. Gracias!!!!!!!!!

Y a todos los que leen este texto también. Ya les hare llegar las impresiones de cada uno de ellos si Uds. me lo permiten.

En nombre de Rosario, Olga, Rosa, Antonio, Graciana, Silvina y yo.   Que Dios los bendiga siempre  un abrazo apretadito a todos y el agradecimiento más sincero.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: Walter Peralta 29/05/2017
  Estimada Elda: Quería comunicarme con usted, me dieron sus datos y experiencia en OPAYBO, Misiones. Actualmente vivo en Candelaria y quería hacerle unas preguntas sobre los tratamientos de salud.Soy paciente con hipotiroidismo. Agradeceré su atención. Walter Peralta  
  Autor: aRMxUXAuA6P 12/12/2015
  He4r eldas det ockse5 ff6r fullt! Det e4r fortfarande ve4ldigt kallt he4r i Ve4stergf6tland. Visst skall det bli skf6nt med vaardg igen. Men det e4r e5nde5 skf6nt med le5ng ledighet. Vi stressade me4nniskor behf6ver det se5 ve4l.Hoppas du fe5r en fin vecka!Kram Helen  
  Autor: vwmLsgdnTxq3 09/12/2015
  Marie, tack!! Ja man kan undra varff6r me4n e4r se5 faschinerade av att elda, det e4r ve4l bnraet i de som kommer fram kan man tro hi, hi... Just nu lyser solen he4r vilket den inte skulle gf6ra enligt prognosen...Hoppetossa va gullig du e4r, blir se5 glad av dina sne4lla ord!Ha det gott!Kram Ina  
  Autor: JyMu7UPQz 04/12/2015
  Se5 har jag hittat hit till din mysgia blogg. Kommer garanterat att titta in titt som te4tt. Och jag he5ller med din man- elda ska man gf6ra faste4n det e4r sommar! Ne4r vi hade kakelugnar i ve5r ff6rra le4genhet eldade jag se5 fort det ble5ste lite..:-) Det skapar riktig mysste4mning. Ha en fortsatt trevlig helg!  
  Autor: adriana 15/03/2011
  Elda, soy la hija de Olga, te agradezco enormemente que estes acompañando a mi madre en esta etapa de su vida. La gente comprometida con lo suyo, la gente que quiere lo que hace, esa gente como vos o como Graciela son los que dia a dia nos hacen pensar a mis hermanas y a mi que mi vieja esta en buenas manos. Y esto no es solamente por lo profesional, que es muy importante, sino principalmente por lo humano, que es una condicion imprescindible. Y que, como vos decis ella no lo nota en el "tacto", sino en el "contacto". Que mas decirte! infinitas GRACIAS.
Adriana
 
  Autor: Ingrid Matta 02/03/2011
 
ELDA:

Para empezar hay dos cosas que quiero decir: gracias a Dios por tenerte entre nosotros… y gracias a ti por estar aquí. Que precioso tu relato, intuyo que el mismo, es el espejo donde se refleja tu alma. Me llegaste, mucho, mucho, gracias por compartir tu vivencia, por tu sensibilidad, por mostrarnos tantas cosas bellas de tu vida, y de la vida, me cautivaste con tu ser, tu hacer, tu misión, todo conjugado de una forma impecable y deliciosa.
Tú escrito, un escrito emotivo, liviano, optimista, con un gran mensaje, impregnado sutilmente de un enriquecimiento íntimo, estimulante, ameno, constructivo! Que regalazo nos has hecho. Bendita seas mujer por lo que eres en esencia y por tus talentos!

Quiero que sepas que estoy feliz, has traído alegría, y una lección de humanismo incomparable. Elda, al mirar las fotos y tu escrito, ha quedado en mí, una huella profunda y una invitación a reflexionar.

De que seres más bellos te rodeas!!! La felicidad y transparencia que respiran estos seres llevan impresa la huella de tu amorosa labor.

Muy probablemente esa vocación dormida de la que nos hablas,
“despertó” en el momento perfecto. Antes, era necesario recibir
"entrenamiento" para estar listas a este despertar. Como nos parecemos en esto querida Elda. Y tanto para agradecer a aquellos seres que nos impulsaron a través del “aprendizaje forzado y a veces hasta acelerado”, a despertarnos, prepararnos y saltar como un resorte, para especializarnos en el servicio a los demás. Debíamos re-construirnos primero... que belleza!!!

Tu labor, es muy semejante a la mía, es el camino que recorro a diario con mis pacientes, mostrando que hay otras opciones, desaprendiendo, recordando que nuestros pensamientos estructuran la mente y, qué no hay límites, lo único que nos limita es pensar que no podemos, que es posible estar a tono con la vida modificando la observancia, tantas veces nos sea posible y necesario, mirar de adentro hacia afuera, como “ven” este selecto grupo de seres.

Adoro la gente que diario les gusta construir, comprometida con el servicio y el amor al prójimo, que se entrena en la paz interior. Una persona como tú, tiene la magia suficiente para darle luz al mundo.

Gracias Elda.

Recibe toda mi admiración, aprecio y respeto.

Desde ya, tu servidora

Ingrid Matta
 
  Autor: Cristina 01/03/2011
  ¡ Hola Elda !

Creo ... es más ... ¡ estoy convencida ! ... que sos una de esa personas que es hermoso conocer ...

Admirable, tu historia ... admirable tu labor.

Me encantó todo lo que expresaste ... porque lo hiciste de una manera muy amorosa ... muy desde el corazón ... y eso se siente.

Decís muchas cosas ... importantes ... y por las cuáles, antes de poner este comentario he leído varias veces el texto de tu post ... remarcando las cosas que más me llegaron ... y que no puntualizo ... ni un ápice ... porque repetirlo sería como arruinar ... la belleza de la perfección con que te has expresado ... Y lo que no puedo dejar de remarcar como de mi más profundo interés son las cosas que decís y que hacen alusión a la percepción que tuvieron vos y todo esa gente linda que te acompañó, de Facundo y de su magia ...

Sobre ESO te juro que me hubiera encantado estar ese día en que Uds. estuvieron ... y habérselos escuchado decir y contar – en persona - lo que sintieron ...
Por eso, hay una parte en la que vos decís ... “ Ya les hare llegar las impresiones de cada uno de ellos si Uds. me lo permiten ”.
Al menos yo, no te lo permito ... ¡ TE LO EXIJO, POR FAVOR, QUE LOHAGAS ! ... En verdad quiero saber - si es posible - que fue lo que CADA UNO de tus amigos invidentes de ojos físicos, pero muy videntes de alma y corazón ... SINTIÓ.

Los ciegos, para mí ... tienen esa gran capacidad de saber mirar el universo que hay para adentro ... por lo tanto sus impresiones me llenan de curiosidad y expectación ... no es que yo no sepa mirar también para adentro ... sólo es que ... no me sale tan certero y profundo ... Es más a veces, hasta dudo y me pregunto ... sino me habré quedado aún en la cáscara ... de tal experiencia.

¡¡¡ GRACIAS Elda ... por existir ... y por compartir tan linda forma de ser !!!

Un beso y un abrazo para vos y tus amigos.

Cris

PD: Y no me fallen .. ¿ Eh ? ... Que espero esas impresiones, ansiosamente. Otro besito.
 
  Autor: Letty 01/03/2011
  Querida Elda:

Que Dios bendiga tu misión en esta vida y tu bello corazón.

Tus amigos invidentes lucen como niños con sus sonrisas llenas de sol, que sin duda iluminaron el momento vivido...!!!

La magia de Cabral los hizo ver mas alla de sus ojos sin duda alguna y percibir su inigualable energía.

Gran esfuerzo hace Facundo para poder hacer lo que mas ama que es estar entre la gente, enseñando que el único camino es el amor y la alegría que tan feliz hacen al Padre.

Quiera Dios no pierda las fuerzas y pueda continuar brindándonos lo mejor de si que es su luz y esa conexión con los ángeles que lo asisten en cada encuentro con su público.

Vamos Maestro todavía...!!!

Te amamos, te bendecimos y rogamos para que nada ni nadie apague tu energía, acalle tu verbo ni mucho menos, se abuse de tu generosidad ni la debilidad a la que te somete por momentos tu enfermedad.

Elda, sus amigos, y todos los que te amamos estaremos orando por tu pronta recuperación.

FUERZA...!!! YO SE QUE TU PUEDES..Y QUE SALDRAS ADELANTE UNA VEZ MAS...!

Un abrazo desde el alma para todos.
 
  Autor: Ines Moles 28/02/2011
  MARAVILLOSO TODO LO VIVIDO, SENTIDO Y PERCIBIDO ESA NOCHE.
FACUNDO FUE, ES Y SERA UN GRANDE SIEMPRE.
HIZO UN GRAN ESFUERZO Y SE NOTO, POR ESO SOBRE TODO TE AMO, TE BENDIGO Y TE AGRADEZCO QUE NO NOS DEJES SOLOS.

UN ABRAZO LLENO DE RESPETO COMO DICE DON ROBERTO, PERO MAS LLENO AUN DE AMOR PARA FACUNDO.
 
  Autor: Roberto P. 28/02/2011
  Señora Elda:

Maravillosa labor la suya sinceramente.
Pocas personas tienen esa vocación de servicio y lo hacen con tanto amor, la felicito!!

Y felicito a esos "no videntes" que quisieron ver con los ojos del corazón a Cabral que es la mejor manera de verlo.

Estuve allí y pude verlos a Uds. y me conmovieron las palabras que le expresaban al maestro así como la alegría casi de niños que tenian en sus caras.

Y ya que Ud. lo expresa me voy a permitir desahogar algo que me molestó mucho esa noche:

Que es una pena que haya gente alrededor de Facundo que no comprenda ni le llegue a los talones en su sentir y proceder como la señorita que lo acompañaba mientras firmaba sus ejemplares, que no solo le gritó en mas de una ocasión, sino que le sacó violentamente de las manos unos libros que le habían regalado momentos antes personas del público.

Y no eran gritos por su sordera, eran gritos con mal tono y mala expresión en su rostro, gritos de estar "molesta".

Y lo apuraba sin entender que si Facundo está ahi es precisamente por la gente y porque ama lo que hace.

Y qué problema había que el taxi esperara me preguntaba yo...??? Pagar $ 10 de mas por la espera...?? o tenía sueño la señora...?

No se si es familiar o ayudante de él, pero sea como sea, está muy mal que delante de la gente no lo respete, en realidad está muy mal que no lo respete sea donde sea.

Y que me disculpe Cabral por mi franqueza pero lo quiero tanto que lo que le hacen a él, me lo hacen a mí...!

Es un hombre grande, es un MAESTRO y si no entiende eso, que no lo acompañe, que histeriquee en otro lado!!!

GRACIAS FACUNDO POR TU ESFUERZO...!! GRACIAS POR LOS QUE TE AMAMOS Y SEGUIMOS DESDE SIEMPRE...!!

Felicitaciones Sra. Elda por su labor y disculpen mi desahogo, pero desde el viernes que estaba molesto con lo que vi y no sabia donde ni como expresarlo.

MIS RESPETOS PROFUNDOS Y SINCEROS A TODOS, ESPECIALMENTE A CABRAL.