Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Eyael Luca
06/12/2010
QUERIA DECIRTE.....

Q

uería decirte que está todo bien…

Que mis noches tienen estrellas y que mis días tienen el dulce sabor de la fruta madura.

Que solté las amarras y aprendí a caminar, no sin dolor, sin que me lleves de tu mano.

Que aprendí a cantarle a la vida aún cuando me presente hechos que me provocan lágrimas y que descubrí que el tiempo no se detiene por los que se han ido, porque la vida sigue provocando nacimientos.

Quería decirte que está todo bien…

Que ya no me duelen tus ausencias y que la nueva ciudad en que vivo es hermosa, que las flores de los durazneros tapizan mi camino con sus pétalos y las montañas me saludan cada mañana, así como el ruiseñor le regala serenatas a mi alma.

Quería decirte que todo está bien…

Que aunque no me llames ni vengas a verme igual te quiero y sé que me recuerdas porque nuestras almas permanecerán unidas para siempre y eso está bueno, porque al saberlo aprendí que lo que Dios ha unido nada ni nadie puede separarlo, aunque tomemos distintos caminos.

Quería decirte que todo está bien…

Que aprendí tus lecciones a pesar de mis lágrimas y hoy sonrío porque aprendí que el dolor debe dar lugar al perdón y no al resentimiento que corroe el alma y enferma el cuerpo.

Aprendí que si no me amaba, no podía amarte y si no te liberaba no podía liberarme.

Aprendí que el apego enferma y que puedo ser como el viento y llegar a donde sea con tan solo dejarme llevar y volar con mi espíritu.

Quería decirte que todo está bien…

Que descubrí la maestra del amor que había dentro de mí cuando siempre me consideré alumna porque estaba dormida y no quería despertar del cómodo letargo que provoca la ignorancia.

Aprendí que buscando se encuentra y que el amor me esperaba en cualquier parte, como me esperaba mi ángel, que aburrido de tanto ignorarlo, estaba por pegarse la vuelta a casa.

Aprendí de tus miedos y de tus mentiras, aprendí de tu magia y de tu indiferencia, de la inocencia que por momentos tienes, así como de la enorme sabiduría de tu alma cuando se encendía para enseñarme a volar sin alas.

Quería decirte que todo está bien….

Que te perdono y me perdono, porque ambos estábamos aprendiendo y que nos debíamos el encuentro para mirarnos como en un espejo y comprender lo que debíamos cambiar en nosotros mismos.

Quería decirte que ya no me preocupo porque sé que Dios está contigo, pero que también comprendí que está conmigo, lo que multiplica mis razones para esperar el milagro que provoca el amor cuando se instala en nuestras vidas.

Quería decirte que todo está bien…

Que aunque nunca te preocuparas por mí y solo me buscaras como consuelo a tus noches de dolor, yo aprendí de vos a buscar el camino y recordar que aquella estrella que veíamos desde tu ventana, fue nuestro hogar en algún momento y al que sin duda habremos de volver un día, para reencontrarnos y compartir nuestras experiencias.

Quería decirte que todo está bien…

Porque alguien me dijo que preguntaste por mí y que mi silencio te aturdía.

Como también me dijeron que te vieron pintando fantasías de la mano de la persona equivocada, o intentando enseñarle el juego de “seamos otros” a una nueva conquista callejera. Es decir que sumaste participantes que acortan tus desvelos. Y me alegra saber que sigues jugando y participando en el juego de la vida, aunque vanamente intentes encontrarme en cada mujer que se te cruce y rabees como un niño porque con ninguna logras lo que lograbas conmigo.

Quería decirte que todo está bien…

Que soy feliz porque aprendí a poner el corazón en todo sin esperar nada, así como que lamentarme era una pérdida de tiempo pues el Universo siempre juega a mi favor y por eso me hizo tomar distancias.

Aprendí a llegar a la cima de mi misma y sé que la oscuridad ya no tiene cabida en mi camino, porque encontré el faro que me guía y me ilumina cubriendo de azahares mi cabeza, llenando mis manos de violetas y perfumando mis sábanas con rosas.

Quería decirte que todo está bien….

Y que la botella de vino que había en tu escritorio la dejé yo para que brindaras a tu regreso, así como te dejé colgado el traje y el sombrero que me regalaste, cuando me disfracé de hombre en la última fiesta de disfraces, de tu mejor amigo y me dijiste riéndote en mi oído: si fuera mujer me hubieras enamorado perdidamente de vos…,

Quería decirte que te dejé las llaves del departamento sobre la mesa de luz y que no me llevé nada porque “las cosas” no llenan vacíos, ni pagan el amor sincero (el amor incondicional no tiene precio), porque no nutren ni elevan, solo llenan espacios y rincones que nada tienen que ver con el corazón.

Y decirte que mi perfume se instaló en las paredes y en la cama, como se instalaron los recuerdos de nuestras noches de pasión y nuestros días de risas y compañerismo y a los que no pude convencer que se vinieran conmigo.

Te los dejo de regalo, a mí ya no me hacen falta.

Quería decirte que todo está bien….

Y que ya entendí que cuando me hablaste de amor estabas ensayando tu próximo libro, en el que seguramente me cambiarás el nombre para que no me dé por aludida, que sin duda lo sentiste, pero no le diste permiso para anidar en tu corazón y quedarse para siempre porque el miedo ya hubiese construido ahí su morada.

Quería decirte que todo está bien….

Que aprendí muchas cosas bellas estando a tu lado, como también conocí gente maravillosa que nutre mis días y me sostuvo cuando soltaste mi mano sin piedad, desde el mismísimo cielo al que me habías llevado.

Quería decirte que te debo el fuego que emana de mi cuerpo y el sinfín de melodías que llenan mis tardes, te debo haber perdido mis miedos y haber vencido al hastío y la desesperanza.

Quería decirte que todo esta bien….

Que a los ojos de un nuevo amor que me sustenta y me provoca raíces que me anclan a la vida, soy hermosa y volví a nacer.

Solo espero que tú también estés bien….

Que tus noches tengan paz y tu vida un amor del bueno, que hayas sumado amigos de verdad y hayas desechado los que como sanguijuelas vivían de ti y abusaban de tu confianza, espero que tus mañanas estén llenas de luz y de color, y que tus manos solo acaricien el cuerpo indicado, que tu verbo no se calle ni tu mente te traicione, que hayas aprendido a no mentir y a ser coherente entre tu vivir y decir.

Solo espero que te cuiden como yo lo hice y que te sean iguales de honestos y sinceros aunque te enojes cuando te digan verdades dolorosas.

Solo deseo que seas feliz…

Que tu hijo te respete y te ame por lo que eres y no por lo que tienes, que la muerte no te espante y la que la vida te siga sorprendiendo, que tu ángel no se canse de indicarte el camino a pesar de no escucharlo y que como dice Cabral le digas basta. ! a todo lo que te encadena.

Solo espero que sumes virtudes a las muchas que ya tienes y que si algún día nos cruzamos podamos abrazarnos tan fuerte como la primera vez, cuando nos estremecimos enteros, pero sintiendo que más allá de todo, encontrarnos fue lo mejor que pudo sucedernos.

Solo quería decirte que todo está bien…. y démosle las gracias a nuestras almas, por haberse reconocido.

Y recuerda siempre lo que nos enseñó Facundo: fuera del amor, son todos pretextos.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: Eyael 13/12/2010
  Gracias a todos por estar siempre, por su generosidad y por motivarme con tan bellas palabras, no sé si merecidas.

Que Dios los bendiga.
 
  Autor: Enrique 10/12/2010
  Loca hermosa: (perdón por la confianza.. jaja)

Sabes que no soy de escribir y mucho menos en una página, pero cuando me encontré con esta página de nuestro admirado Facundo quedé encantado y no dejo de verla a diario.

Pero debo serte sincero si te digo que me sigues sorprendiendo día a día, pues esta faceta tuya no la conocía y me has impresionado realmente.

Creo saber quien te inspiró este texto, pero eso es lo de menos, lo que importa es que lo has hecho maravillosamente bien y te felicito desde el corazón.

Y como muchas veces coincidimos: el amor de verdad no tiene precio ni límites, carece de egoísmos y se sustenta por si mismo.

No dejes nunca de amar de esta manera.

Saludos.
 
  Autor: Mónica 10/12/2010
  Mi amada amiga:

No queria ni podia dejar pasar este momento para decirte lo que siempre te digo cuando leo tus textos: ERES GENIAL...!!!

Realmente me has hecho llorar y me siento orgullosa de ser tu amiga y de que tu corazón enorme, noble, generoso y pleno de luz me tenga dentro suyo.

Me encantó como todo lo que haces e insisto en lo que siempre te digo: para cuando el libro...????

Te quiero un montón...!!!
 
  Autor: Sandra 10/12/2010
  Eyael:

Que bueno es amar y cuando todo termina que no haya rencor, ni dolor, ni reproches.

Este texto habla del amor de verdad, de ese que cuesta mucho aprender pero mas aun cuesta dejar ir cuando se encuentra.

Sublimes palabras y un sentido canto a la grandeza de un alma sin duda noble e iluminada.

Y como dicen Benjamin, Ingrid y Carmen excelente manera de expresar que el amor no tiene precio, nos mejora como personas y nos eleva al cielo.
 
  Autor: Ingrid Matta 08/12/2010
  Mi amadísima Eyael..

A mi alma le agrada cuando apareces a dejarnos tu más íntimo sentir... porque hablar del amor es lo más maravilloso!!!

Es esta una canción al amor, una oda, una poesía... Una divina canción, que escribiste a tu amado, la música igual, la compones desde de tu alma. Verdad?

El amor visitó tu corazón y lo vistió de luces, de felicidad, de plenitud, y te vistió de fiesta la vida, con sus mejores galas. Te enalteció, te llevó a un estado más elevado, porque todo el que AMA está mucho más próximo a Dios.

El amor no ha muerto amiga, está en reposo en ambos corazones…. :)
Entonces, como dices, “Todo está bien”.

Me viene a mi mente la presencia del inolvidable Gibran, cuando Almitra le dijo, hablanos del amor...

Y él alzó la cabeza y miró a la multitud, y un silenció cayó sobre todos, y con fuerte voz

dijo él:
Cuando el amor os llame, seguidle,
aunque sus caminos sean duros y escarpados.

Y cuando sus alas os envuelvan, ceded a él, aunque la espada oculta en su plumaje pueda heridos.

Y cuando os hable, creed en él,
aunque su voz pueda desbaratar vuestros sueños como el viento del norte asola vuestros jardines.

Porque así como el amor os corona, debe crucificaros.
Así como os agranda, también os poda.

Así como se eleva hasta vuestras copas y acaricia vuestras más frágiles ramas que tiemblan al sol, también penetrará hasta vuestras raíces y las sacudirá de su arraigo a la tierra.

Como gavillas de trigo, se os lleva. Os apalea para desnudaros.

Os trilla para libraros de vuestra paja. Os muele hasta dejaros blancos.

Os amasa hasta que seáis ágiles,
y luego os entrega a su fuego sagrado, y os transforma en pan sagrado para el festín de Dios.

Todas estas cosas hará el amor por vosotros para que podáis conocer los secretos de vuestro corazón, y con este conocimiento os convirtáis en un fragmento del corazón de la Vida.

Pero si en vuestro temor sólo buscáis la paz del amor y el placer del amor, Entonces más vale que cubráis vuestra desnudez y
salgáis de la la era del amor,
Para que entréis en el mundo sin estaciones, donde reiréis, pero no todas vuestras risas, y lloraréis, pero no todas vuestras lágrimas.

El amor sólo da de sí y nada recibe sino de sí mismo.

El amor no posee, y no quiere ser poseído.

Porque al amor le basta con el amor.

Cuando améis no debéis decir "Dios está en mi corazón", sino más bien "estoy en el corazón de Dios".

Y no penséis que podéis dirigir el curso del amor, porque el amor, si os halla dignos, dirigirá él vuestros corazones.

El amor no tiene más deseo que el de alcanzar su plenitud.

Pero si amáis y habéis de tener deseos, que sean estos: De diluiros en el amor y ser como un arroyo que canta su melodía a la noche.

De conocer el dolor de sentir demasiada ternura.
De ser herido por la comprensión que se tiene del amor.

De sangrar de buena gana y alegremente.

De despertarse al alba con un corazón alado y dar gracias por otra jornada de amor; De descansar al mediodía y meditar sobre el éxtasis del amor; De volver a casa al crepúsculo con gratitud, Y luego dormirse con una plegaria en el corazón para el bien amado, y con un canto de alabanza en los labios.

Mil te quieros amiga y alivio para tu corazón enamorado!



 
  Autor: Benjamin Chex 07/12/2010
  Querida Eyael!

El amor es maravilloso... tocamos el cielo con las manos, vemos tantas ilusiones esparcidas a nuestro alrededor y cuando esto cambia, (porque tan solo cambia, puesto que el amor es permanente)debemos hacerlo sin traumas y sin rencores puesto que lo que se vivio con ese ser sera para el disfrute de nuestros recuerdos...

Me llego al alma la bella forma de describir lo que sin duda su corazón siente...

Reciba un abrazo profundo desde el fondo de mi alma...

Namaste
 
  Autor: Carmen 07/12/2010
  Que bueno es poder decir lo que se siente de esta manera.

Este texto me llegó al alma y realmente me ha hecho revivir cosas de mi pasado con mucha nostalgia.

Que bueno es despedirse del amor sin rencor y renacer nuevamente.

Felicitaciones a la autora..!!