Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: María Zaldumbide de Toral
19/11/2010
LA VIDA ES UN RATICO

L

a vida es un ratico” dice el colombiano Juanes en una de sus canciones, quizá se le pasó decir que ese ratico es… un préstamo.

El tiempo que tenemos para vivir, para pasar por este mundo es muy corto; no importa cuántos años viva uno, siempre será un tiempo corto, al menos  para quienes tengan intención de dejar una huella duradera, en este planeta.

Se dice fácil pero, es mucho más difícil de lo que parece porque, el sistema de vida, las fórmulas que guían nuestro camino, están enfocadas a englobarnos en un conglomerado general; las ideas, los sueños, las aspiraciones y logros individuales, tienden a perderse en la gran masa.

Y esas vidas que pasan sin dejar huella, (quizá porque se empeñan en caminar sobre las huellas de otros), son lastimosamente vidas perdidas, vidas que nada dejan para la posteridad, para el momento de la partida.


Que estos bellas flores perfumen ese ratico que es la vida

En ese ratico que llamamos vida deberíamos intentar al menos, dejar una marca palpable de nuestro paso por el planeta.  Ser diferentes, comportarnos y vivir de tal manera que siquiera sea,  aquellos cercanos a nosotros, tengan recuerdos nuestros que nos permitan sobrevivir al paso al más allá.

Al contrario de lo que pueda parecer, no hablamos de grandes logros, de logros de aquellos que llegan a la prensa; hablamos de esos pequeños logros del día a día que a la larga y a la postre; serán los que nos individualicen de los demás, resaltándonos y resaltando nuestro paso por el planeta.

Hablamos de caminar por la vida dejando un sendero de generosidad, marcando el vivir de aquellos envueltos en la gran masa con algo tan sencillo y a la vez, tan poco común como una sonrisa, una palabra amable, un consejo apropiado.

Gestos pequeños hechos hacia seres anónimos.  Es fácil dar amor, en la forma y manera que fuera, a quienes conforman nuestro entorno cercano; no lo es tanto hacerlo a quienes no conocemos, a quienes caminan por la senda de la vida en caminos paralelos a los nuestros, no necesariamente a nuestro lado o, en sendas que cruzarán la nuestra.

El poder de una sonrisa, la fuerza de una palabra cariñosa son increíbles, son gestos mínimos, infinitamente pequeños que pueden llegar a marcar la vida de aquellos a quienes se los destina.

El mundo actual es un mundo frío.  Un mundo en el que estamos tan empeñados en triunfar económicamente, en tener éxito en los aspectos materiales del mundo, que nos olvidamos de los pequeños placeres que se esconden en un gesto que, siendo aparentemente generoso, es tremendamente egoísta, el dar; darnos a nosotros mismos, dar lo que somos, no lo que tenemos.

Los distintos medios de prensa nos acribillan con propagandas de cómo y cuándo volvernos altruistas, dando dinero a causas que explotan la imagen de niños pobres y tercermundistas. Somos guiados a hacer caridades lejanas cuando tenemos tanta necesidad de cariño en nuestro propio barrio, lugar de trabajo o de estudios.

Solo podemos pensar en cambiar el mundo comenzando por un pequeño cambio interno, vivir para dar, para darnos; que es más importante y profundo.  Muchas veces no lo hacemos porque nos dejamos llevar por “el qué dirán”, uno de los lastres de la sociedad;  vivamos de acuerdo a lo que nos pide el alma, sin importar si somos comprendidos o no, mientras lo comprenda cada quién en lo más hondo de su corazón, lo que opinen los demás deja de tener importancia.

El ratico que es la vida merece vivirse intensamente.  Tenemos una sola oportunidad de marcar una diferencia, de marcar las vidas de otros, con el amor que nos fue dado como un don al nacer, vivir solo tiene sentido si se lo enfoca en los triunfos del espíritu.

Lo material dura siempre poco, los recuerdos materiales van perdiéndose con el paso del tiempo, los recuerdos de amor por el contrario, crecen cada día, se agrandan con el paso del tiempo y eso se debe a que el alma tiene mejor memoria que la mente.

Vivamos el ratico de la vida con el alma puesta en los demás, así sabremos que nuestro paso por el mundo ha servido de algo.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: h6C385GJjwC1 11/10/2015
  That's a smart way of lokoing at the world.  
  Autor: iNkr0zpQ9hi 09/10/2015
  That's an inlgtlieent answer to a difficult question xxx  
  Autor: t7bLQpaZ3REV 07/10/2015
  It's always a pleasure to hear from someone with extrepise.  
  Autor: Ingrid Matta 22/11/2010
 
Bello tu escrito… María de Toral!!!

En realidad “la vida es un ratito", frente a la eternidad…..” y pensar que todavía nos falta mucho por hacer y por aprender… ante todo creo yo, aprender a vivir armónicamente como especie, cultivado en nuestro corazón!!!

Hacer cada día lo mejor podamos, para ser mejores y poder ofrecer lo mejor de nosotros a los otros, valorar, contruir las relaciones saludables por encima de cualquier individualidad, empezar a ver la vida con otros ojos, con la mente limpia, renunciar a la ofensa, a la agresión, a la crítica... contribuye poderosamente a disfrutar de este “ratito”, que dura la vida.

Que todos los seres sean felices y posean las causas de la felicidad; que estén libres del sufrimiento y de las causas del sufrimiento; que no estén nunca separados del gran gozo que esta mas allá del sufrimiento, y que residan siempre en la gran ecuanimidad que esta mas allá del apego y de la aversión.

Es mi conciencia quien construye el mundo... :))

“Del seno de la oscuridad nacerá la luz que nos permitirá ver lo que nos rodea. Y fue en ese momento cuando se aclaró el cielo y empezó a subir el sol por el oriente. ”

Popol Volh


ÑA MARTICA, aprovecho para salud-arte, en tu nuevo cumple mi amiguita hermosa.
Te amo

Ingrid
 
  Autor: Marta Ecco 20/11/2010
 
Yo diría AMEN a todo lo que aqui expones Maria...
Cuando escuché por vez primera a Juanes con éste su tema...lo senti tan acertado como algunos cruel y sin embargo,sabiamente filosóficos...de compositores tan anteriores como el tanguero Discépolo...su Cambalache y otros...Cortez con tanta poesia en su Rincon del Alma y tantos otros... Dieguito Torres y su Color Esperanza...y hasta el muy popular por tantos años Palito y La Felicidad...que le grabaran en tantos idiomas...

Por aquellos tiempos de Palito Ortega,yo no lograba entender como
una cancion con tan poca literatura...tan sencilla como... que a mi se me hacia "boba"...en mi juventud...pudiera haber transcendido de aquella forma...

Los años...obviamente,la experiencia...me fueron dando todas las respuestas...

Como ya la tenia sobrada,cuando escuché aquel dicho de la abuela de Juanes...que tuvo el talento,en ese caso...de poner en evidencia la sabiduria de los mayores...a quienes,por regla general,los mas jovenes no se detienen a escuchar...

Asi es como,aprendemos a vivir mejor...enriqueciendo "el ratico" de nuestra existencia...con miles de raticos...compartiendo...no solo el pan y el vino...sino,la sonrisa,la caricia,la alegria y hasta la tristeza...

Y bien que lo creo...
Los dichos...tantísimos de mi abuela Sara...aun hoy que tambien tengo los años de una abuela...siguen guiando mis pasos por la vida y hasta "decorando" con sabiduria de la buena mis conversaciones...mas profundas...

Hace apenas pocos dias volvi a celebrar otros 365 dias de vida...
Y llevando mi vista mental hacia atras...puedo tener una historia de lo mas pintoresca,o "igual a tantas"...dependiendo cómo decida mirarla...pero como sea que la catalogue...Es Mi Vida...solo Mia... tan prolongada ya...y sin embargo ...la puedo recorrer mentalmente EN UN RATICO.

Y asi es como entiendo el famoso dicho del colombiano...mas exitoso de los ultimos tiempos...en la musica.

...y como agradezco muy cordialmente que compartieras este ratico de tu vida...Maria...con esta AMOROSA FRATERNIDAD...que,al menos por mi parte...no habia tenido aún la dicha de leerte...y darte la mas cariñosa Bienvenida.

...Y siempre en Luz y Armonia...