Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Xaro Brines
07/05/2009
MI REFLEXIÓN ANTE LA VIDA

N

o puedo resistir el contestar y expresar mis impresiones al respecto del artículo de Pla Ventura sobre éxitos y fracasos. Los humanos como bien dice Cabral, llegamos a ser extraños. Ante los éxitos nos mostramos orgullosos de nosotros mismos y deseamos el reconocimiento de terceras personas. Lo usamos para alimentar nuestro pequeño gran ego, y aparentemente nos sentimos tocar con las yemas de los dedos el cielo. Pero el éxito entendido como estandarte personal para engrandecernos respecto a los demás, conlleva un adormecimiento de los sentidos, que embriaga impidiendo sentir la vida en todo su esplendor.

Cuando entendamos la vida como un pasaje en el que acumulamos un bagaje de experiencias y vivencias, nos desencadenaremos de los anclajes que nos impiden evolucionar. El éxito o el fracaso no existen, solo existe la experiencia y el camino que con nuestra intención elegimos. Es verdad que somos los hacedores de nuestra vida con todo lo que ello conlleva, pero ¡desansiémonos, relajémonos!, sólo la experiencia cuenta, sólo el seguir es importante. Desde el camino del corazón, con una guía clara, llegaremos no importa donde, pero sí con nuestra mochila llena.

Alguien le preguntó en su día a Tomás A. Edison si nunca se sintió desfallecer ante tanto experimento fallido para llegar a conseguir la bombilla (realizó creo que más de 2000 experimentos antes de dar con el válido), y el dando una gran lección de humildad y tenacidad, replicó que cada uno de los experimentos fallidos le había acercado al definitivo. ¿Cuál fue el experimento por el que consiguió la bombilla Edison?. Sería erróneo contestar que fue uno sólo; fue la suma de todos ellos lo que desencadenó el éxito, puesto que cada uno de ellos fue necesario. ¿Entonces vamos a evaluar nuestra vida a corto plazo centrándonos en los éxitos y desechando los fracasos? ¿Dónde está el éxito y dónde el fracaso? Liberarse de estos condicionantes es aligerar el alma, es permitir penetrar aire nuevo y renovador en nuestro planteamiento de vida.

En definitiva circunscribirse a VIVIR, dejando egos y lisonjas en las veredas, y despejar el camino para marchar ligeros y con el ánimo resuelto ante retos y situaciones en las que nos vemos envueltos. Quiero personalmente liberarme de esas maneras de evaluar mis actos, pues reconozco en ellos, igual que en el sentimiento de la culpa, una gran carga lastrante para mi desarrollo personal. Cierto es que las alabanzas resultan agradables, pero en realidad alimentan una pequeña parte de lo que verdaderamente somos, y lo cierto es que cuando nuestras acciones las realizamos desde la convicción íntima de que es lo que verdaderamente queremos, no hay barreras infranqueables, y como en el caso de cualquier eventualidad negativa, todo obstáculo se desmorona y llegamos a la consecución de lo que nos habíamos propuesto, independientemente de los comentarios vertidos.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: j1AKhuxPD 20/06/2016
  What a plaeusre to find someone who thinks through the issues  
  Autor: 2IY2mhFg1 18/06/2016
  Wonderful expnalation of facts available here.  
  Autor: Kf6TMXzN8QBl 18/06/2016
  Great inighst! That's the answer we've been looking for.