Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: LINDA D'AMBROSIO
02/03/2020
CIENCIA, HISTORIA Y BONHOMÍA

M

ás allá de lo que nos concierne a los venezolanos, García de los Ríos se perfila como referente en diversos órdenes.

El día 16 de febrero pasó a mejor vida --tengo la firme esperanza de que así sea- un hombre que registró un segmento particular de la historia de las ciencias en Venezuela: José Esteban García de los Ríos.

Desde el año 2008 el eminente científico español viajaba frecuentemente a nuestro país para documentar la trayectoria vital y la labor de Luis Daniel Beauperthuy quien, aunque hijo de un próspero comerciante de la isla de Guadalupe, transcurrió gran parte de su vida en el oriente venezolano, donde la que fuera su casa alberga hoy en día el Museo de Antropología del estado Sucre.

García de los Ríos hizo numerosos viajes a Venezuela, donde pudo consultar los archivos personales del científico francés, poniendo en luz la importancia de sus investigaciones en el campo de la historia natural. Fue en Venezuela que Beauperthuy estableció que el agente de la fiebre amarilla era un mosquito, y hay evidencias de que, al mismo tiempo que Palladi lo publicaba en Europa, ya él había descrito al vibrium collera como el causante de la epidemia que azotaría a Cumaná y a la isla de Margarita hacia 1854.


Linda Dambrosio, la feliz autora de este ensayo

Beauperthuy se había trasladado a París en 1830 para realizar estudios de medicina, que concluyó en 1837. Fue entonces cuando se planteó regresar a América en calidad de naturalista. Comenzó su periplo desplazándose por las Antillas hasta desembarcar en Venezuela, en donde habría de permanecer hasta su muerte, acaecida en la madrugada del 3 de septiembre de 1871 a orillas del río Esequibo, a través del cual se trasladaba diariamente a la isla de Kaow. Había allí un hospital dedicado a tratar enfermos de lepra, el mal en cuyo estudio invertiría los últimos meses de su vida.

García de los Ríos no solo efectuó la investigación que permitió documentar con certeza lo relativo a la biografía de Beauperthuy, sino que fue identificando los especímenes que éste había ido remitiendo al Museo de Historia Natural de Francia en razón del contrato suscrito con esta entidad el 20 de marzo de 1838.

Más allá de lo que nos concierne a los venezolanos, García de los Ríos se perfila como referente en diversos órdenes. Este eminente microbiólogo español, asiduo lector de El Universal, fue coordinador y profesor del módulo “Bioseguridad y respuesta sanitaria ante riesgos y amenazas contra la salud”, perteneciente al Máster “Gestión de crisis en un mundo globalizado: bioseguridad y terrorismo”. Fue también profesor del Máster Universitario en Análisis Sanitarios de la Universidad Complutense de Madrid, y dirigió diversos proyectos de investigación, publicando y dirigiendo tesis sobre marcadores moleculares, resistencia a antibióticos, sanidad animal, fitopatología, bioterrorismo y microbiología clínica en fauna salvaje, entre otros temas.

Pero, sobre todo, se distinguió por su excepcional calidad como ser humano, volcado permanentemente en su familia, y en particular en su nieta Noa, a quien involucraba en un millar de experimentos científicos, tales como constatar, a través del microscopio, lo que sucedía si no se lavaba las manos.

Ferviente defensor de las libertades y de la democracia durante el franquismo, una nota publicada en el diario español El País con motivo de su fallecimiento relata que, tras ser torturado salvajemente, fue condenado por el Tribunal de Orden Público a cuatro años de prisión, donde fue “un ejemplo de dignidad, humanismo y un referente para sus compañeros. Continuó sus estudios y comenzó los de Derecho”.

En lo personal conservaré su recuerdo junto a mi corazón, con admiración y gratitud hacia este gran científico que fue, ante todo, un gran ser humano.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso