Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: LINDA D'AMBROSIO
17/02/2020
JOJO RABBIT

J

ojo efectúa un descubrimiento asombroso: su madre esconde en el ático de la casa a una joven judía, A partir de ese hallazgo, le resultará confuso discernir lo que está bien y lo que está mal.

Desde hace meses siento gran curiosidad por ver Jojo Rabbit, película nominada a seis premios Oscar y ganadora en la categoría de Mejor Guión Adaptado.

Su protagonista, Jojo Betzler, es un niño de diez años. Tal vez debido a la ausencia de su padre, precisa de una figura poderosa, admirable, que le sirva de referencia, y elige a Hitler como su amigo imaginario. Pero no al Hitler real, sino a un personaje ideal que toma prestado, por así decirlo, el rostro del Führer, interpretado por el propio director del film, Taika Waititi. El cineasta, quizá por ser hijo de madre judía, quiso poner su atención en este asunto, subrayando respecto a la cinta: "No habla solo de las cosas que pasaron hace 80 años. También habla de las que están a punto de pasar otra vez".


Nuestra compañera Linda Dambrosio

Jojo efectúa un descubrimiento asombroso: su madre esconde en el ático de la casa a una joven judía, A partir de ese hallazgo, le resultará confuso discernir lo que está bien y lo que está mal.

Crecí oyendo historias como esa. Una de las casas de mi familia en Italia tenía un enorme jardín en el que crecían disciplinadas las vides bajo la influencia rectora del tutor. Siempre oí decir que había servido de escondite a los judíos durante la guerra. Con el correr del tiempo, investigando, descubrí que no se trataba de consejas.

En Campagna (provincia de Salerno) estuvieron los atípicos campos de concentración de San Bartolomé y de la Inmaculada Concepción, cuyos internos, algunos de los cuales eran médicos, convivían libremente con los habitantes de la zona, asistiéndolos.

En los Apuntes de Historia de Adolfo Ricci puede leerse: “Llegué al patio del internado Olindo Guerrieri en Campagna, donde fui inmediatamente ayudado por un par de jóvenes que se expresaron en un idioma desconocido para mí (…) Supe que esos jóvenes eran judíos, y que habían sido “acomodados” en esa institución para ayudar en la mesa, y que también estaban a cargo de las diversas tareas que requerían los dormitorios (…) Más tarde entendí que esos jóvenes judíos estaban allí, entre los estudiantes de Campagna, para escapar de las leyes raciales promulgadas por el fascismo (…) y con el pleno consentimiento y beneplácito del propietario del internado, quien era además el Podestà de Campagna, Carlino D'Ambrosio, y de otras eminencias políticas y religiosas locales”.

Entre tales eminencias se contaba Monseñor Alberto Gibboni, párroco de la catedral, Monseñor Giuseppe María Palutucci, Obispo de Campagna, y su sobrino Giovanni, quien, aprovechando su vinculación con la policía local, se las ingeniaba para ayudar a huir a los perseguidos, lo que le valió el apodo del Schindler italiano.

Giovanni Palatucci fue denunciado y deportado al campo de Dachau, donde murió a los 36 años. El internado se cerró el 8 de septiembre de 1943, tras la capitulación de Italia.
La figura de Palatucci, a quien inclusive se abrió una causa de beatificación, ha quedado en entredicho, al no ser posible recopilar evidencia de su actividad, salvo los testimonios individuales de quienes recibieron su ayuda. Hasta hay quien dice que fue a dar a Dachau por girar información a los ingleses. De lo que yo puedo dar fe es de la existencia del internado al que hace referencia el texto de Ricci, que corrobora la información que siempre escuché en mi casa, pues el mencionado Carlino D’Ambrosio era hermano de mi abuelo.

Como quiera que sea, lo importante es recordar que suele haber, en la realidad y en la ficción, quien actúa de acuerdo con su conciencia y utiliza su cuota de poder para proteger a otros, y que esa es una opción que, siempre, deberíamos tener presente.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso