Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: José Benjamín Choguix Chex
15/04/2010
CONFESIONES ÍNTIMAS

C

onfieso que mucho tiempo tuve que esperar para tener la oportunidad de escribirle, en esta ocasión, para su bella página. Paradójicamente, he estado conociendo mi bello país, una belleza irónica me atrevería a decir;  ¡tanta pobreza,  tanto abandono!

¡DIOS! Y la gente tan feliz… Ahora que tengo la dicha de narrar para ustedes; deseo continuar, no sin antes, agradecerle a DIOS por darme este regalo de su amistad que para mi es tan tangible.

Anteriormente le diría que mi vida cambio drásticamente desde el día que descubrí su página y leí sus textos; impresionantes y maravillosos, como también los de la señora Ingrid Matta y de cuantos compañeros escriben junto a ustedes y, por supuesto toda la indescriptible magia del gran maestro Facundo Cabral.

El año 2009 fue el año más triste y amargo para mí, perdí lo mejor que me dio DIOS en la vida, mi madre que estaba entregada infinitamente al Señor. Me sumergí en la soledad, en el llanto, el desconsuelo y me dolía el alma. Ella me enseñó a llorar con bondad. Recuerdo, semanas antes de su mudanza que le leí por primera vez las palabras del maestro Facundo Cabral, -que tan solo días atrás había descubierto- ¡¡¡Le encantó¡¡¡ “El paraíso no está perdido sino olvidado” fue la frase que más le gusto, mi madre todo lo hacia por amor, nada mas por amor, siempre escuchaba a su corazón de madre antes que nada. Por ello yo soy, como se evidencia, su más fiel discípulo.

Igualmente encontré en su página, las enseñanzas que me inculcó mi inolvidable madre  y como todo hijo rebelde, no había tomado toda la lección. Ahora tengo el honor de contar con su amistad, la misma que he dicho que es una gentileza de DIOS y a lo mejor, la de mi madre también, que desde donde esté,  seguro que en el Cielo, aún me sostiene y me guía. Como dije, su amistad, sus letras y toda esa magia que usted nos regala en su página, es el motivo que me levantó y me enseñó que no hay muerte, sino mudanza; esos hermosos textos, son los que me sacaron de ese trance en el que estaba y comprendí  muy bien que esto es lo que DIOS puso en mi camino. Y que ahora sí, mi madre descansa en paz, puesto que supongo que también estaba triste porque yo no encontraba consuelo. Por eso, son ustedes ángeles transformados en seres humanos, los que nos enseñan a vivir la vida con bondad. De una forma especial quiero agradecerle infinitamente a usted. ¡¡¡Gracias!!!, mil gracias a usted, Luís Pla Ventura, porque sin sospecharlo, se convirtió en el ángel que me salvo del abismo en el que estaba por caer. Que Dios les bendiga a todos. 
 
Un abrazo desde el fondo de mi alma.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: ENZO 08/07/2011
  ES ABURIDO Y EL QUE ESCRIBIO ES UN TONTO  
  Autor: camila 08/07/2011
  MUI ABURIDO  
  Autor: Cristina 20/04/2010
  Hola José,

Tus “ confesiones “ ... me atrevería a decir, que para quien más o quien menos, son las confesiones de todos los que pasamos por aquí y optamos por quedarnos para compartir la vida de este sitio.

Ingrid y Luis .... Sí, son ángeles, duendes, hados, buenas personas ... es decir, lo más bello de los seres vivos. Ellos fueron capaces de concebir esta idea que concibieron, que basada en la magia, obra y filosofía de Cabral decidieron llevaron a la práctica para permitir que otros seres tal vez menos iluminados o no, no se ... pudiésemos, sea como fuere, hallar el calor y la luz que necesitábamos para convencernos de lo bello que es estar vivo y de lo grandiosa que es la vida. Sólo hay que saber elegir donde mirar.

A mí me pasó también, parecido a lo tuyo ... y entonces Dios y mi madre ... como vieron que yo que venía por la vida dando trompicones ... decidieron que me crucé en el camino de estos bellos seres ... y ellos viendo mis rodillas hechas hilachas me dijeron ... “ Mejor Cris .. ¿ no querés venir por acá – señalando una senda llena de luz – con nosotros ? “ ... y como al instante de conocerlos me sentí bien ... le dije ... “ Bueno, sí ... ¡ GRACIAS ! ... ¡ me va a encantar !... ¡ Vamos ! .... PERO miren que yo quiero hacer mi propio camino “ – aclaré yo - ... “ Si, por supuesto. “ ... – me dijeron ellos con misericordiosa sonrisa - ... “ Ahora, fijate como tenés las rodillas ... por lo que mejor curate, sanate y mientras tanto seguí con nosotros al menos un tiempo ... y después ves por donde querés seguir. “ .... “ OK! “ ... – les dje yo con entusiasmo – . Y, aquí me encuentro ... felíz y contenta ... de haberme encontrado con ellos y con tanta otra gente linda como la que enjoya todo este lugar ... Y aquí, como verás, sigo sin miras de querer apartarme. Porque, en el fondo se que el camino siempre es un camino personal por más que vaya guiándome por otras sendas. Nada de malo hay, en fijarse en lo mejor de los otros, ya que eso me permite descubrir lo mejor en mí y viceversa.

Lo de tu madre, José ... fue duro. Ya lo creo. Es uno de los desapegos que más nos cuesta.

Pero José ... en realidad no es un desapego, ni una despedida, ni un alejamiento; ya que ella va a proseguir tan cerca de vos, todo lo mucho que vos quieras que siga. Y por lo que pude apreciar, tu cordón de afecto ... se nota fuerte ... y el de ella hacia vos, estimo que debe ser igual o el doble de grueso ... así que por este lado tenés más que asegurada su presencia.

Y ella José, está en el Cielo ... y el Cielo queda en todas partes ... y en especial al lado tuyo. Así que ella está y estará siempre a tu lado.

¿ Sabés ? ... Esa frase del “Paraíso no está perdido sino olvidado” ... a mí también es una de las que más me gustan de Cabral ... porque la siento verdad ...

Del paraíso vinimos ... es decir que lo conocimos ... por lo tanto simplemente, en algún momento, lo olvidamos ... Y no olvidamos “ el lugar ” donde vivíamos ... ya que como dice Cabral ... incluye también a la Tierra ... sino que nos olvidamos “ la forma “ de cómo vivíamos allá ... Y eso es lo que tenemos que recordar ... puesto que si ya vivimos una vez en comunión, paz y armonía ... Ahora, simplemente en esta nueva y transitorio contenedor que hemos adoptado por voluntad Divina ... simplemente nos toca poner de nuestra parte ( libre albedrío ) para recordar quienes queremos ser ... hasta volver a ser lo siempre fuimos.

De mi parte, nada más ... y es un gusto para mí, recorrer ahora este camino gozando también de tu compañía.

¡ Bienvenido amigo nuevo !.

Un abrazo.

Cris

PD: ¿ En que país vivís ? ... al escucharte describirlo ... de no ser por tu doble apellido ... hubiera pensado que describías a mi Argentina.
 
  Autor: Ingrid Matta 19/04/2010
  Querido Benjamín
Mi corazón te da la BIENVENIDA!

Si la vida te trajo hasta aquí, es porque estás en el lugar correcto, siéntete arropado por nuestro cariño, que este sea el lugar donde a diario encuentres un motivo más para tu felicidad y la paz interior. Somos una gran familia, y aunque mis ojos no te han mirado, ya eres parte de los nuestros, esto funciona así, una sutil energía llega como un destello de luz y es tu corazón contento!

De todos los temas que abarca la amplia trayectoria de Facundo, el de la mudanza es uno de los más sublimes, apóyate en ellos, y en todo el afecto que podamos prodigarte. Cuando yo, tuve que despedirme de mis seres amados, en una dolorosa secuencia, uno tras otro en un período muy corto de tiempo, sufrí muchísimo, hasta que me encontré con los escritos de Facundo que me mostraron otra realidad muy diferente a la que ya conocía y me fuí llenando de fortaleza y comprensión ante lo inevitable.

Te voy recomendar un texto bellísimo, escrito por nuestra querida Cristina Galvez, lo encontrarás en la sesión de Plumas Invitadas en la siguiente fecha: 16/11/2009. Se titula: A quién le duele la mudanza? entonces podrás comprender más fácil que realmente no hay muerte, que lo que realmente creíamos que era muerte es una transición maravillosa a la Vida Eterna y el estuche como bien lo dice Letty desaparece, pero el espíritu vivirá por una eternidad, ahora la puedes sentir en todas partes, verla vestida de estrella, de mariposa, y podrás acariciarla

También alguien en su momento me recomendó que leyera a Elisabeth Kübler Ross en su libro "La muerte: un amanecer" ella dedica tres ensayos a hablar de la muerte como una experiencia en la que ella y su equipo han podido detectar como la muerte es un pasaje a otro tiempo donde la mariposa abandona el capullo, el capullo, continente de la vida corporal se deteriora por un accidente, un suicidio o una enfermedad. Estados alterados de salud como los brotes psicóticos constituyen un paso por esta experiencia de no-vida en la que el capullo queda roto por fracturas biográficas y problemas en el órgano cerebral. Su lectura es apasionante, con 18 honoris causa y el placer de leerla en sentido estético e intelectual, recomendable para aquellos que piensan en la muerte, personas, aferradas a la realidad de la muerte. Toda una extraordinaria autora para pensar largo y tendido. Te la recomiendo. Ella escribió otro libro bellísimo que aporta mucho para cerrar estos ciclos de dolor, y sufrimiento el libro se llama: "La Rueda de la Vida", ella ya no está en este plano, pero nos dejó muchas enseñanzas, era psiquiatra y dedicó su vida entera a acompañar a los enfermos terminales.







Ánimo entonces y gracias por tener la gentileza de contar con nosotros, por acrecentar la familia y por sentirte cómodo entre nosotros, como nosotros nos sentimos contigo.

Gracias por prestar atención a mis escritos, tan simples, pero a la vez tan bien intencionados...

IN LAK'ECH, que significa "Yo soy otro tú", invitándote a sentirte en Unidad, recuerda: "Todos, somos Uno"

Hasta pronto!
Abrazos cósmicos
 
  Autor: José Benjamin 17/04/2010
  Mi eterna y respetuosa gratitud, por cobijarme con su amistad y regalarme sus hermosas palabras, que son, el lugar donde me animo, me consuelo y me siento como en casa. Por sobre todo, gracias a DIOS por conducirme y encontrar la felicidad que encuentro en ustedes, Gracias por aceptarme como parte de su fraternidad, me declaro dichoso de saber que me obsequian su amor, aún, sin conocernos, porque como dice Letty: El amor no sabe de fronteras, ni religiones, ni tiempos, ni diferencias.
Esta familia espiritual, es el milagro que me sostiene, que sigan sonando las trompetas celestiales, porque soy feliz al tenerlos aquí en mi corazón y que mi alma y las suyas se encuentren en el amor universal que profesamos. También para mí, se ha hecho imprescindible esta página y llena de frescura mi alma.
Gracias a mi madre, por su interminable amor, sé que ella es causante de este milagro de haberlos encontrado…
Un cálido abrazo desde el fondo de mi alma
 
  Autor: Letty 16/04/2010
  Querido José:

Como bien dice Facundo, no hay muerte, hay mudanza, dejamos "el envase" en esta bendita tierra pero el alma vive por siempre y sin duda el alma de tu bella madre está gozando del reencuentro con sus seres amados que partieron antes...

Y desde la luz donde se encuentra te ha de observar feliz y orgullosa, porque con rebeldias, con aciertos, con angustias y alegrías estás transitando tu camino de aprendizaje y eres sin duda el hijo maravilloso que ella soñó y que supo transformar en hombre.

Bienvenido a la página, bienvenido al amor, bienvenido a esta fraternidad que humildemente homenajea con su enorme amor y admiración a Cabral y del que hemos aprendido a sentirnos y querernos aún desde la distancia y sin conocernos, porque el amor no sabe de fronteras, ni religiones, ni tiempos, ni diferencias.

Bienvenido a la luz que te evitó caer en ese abismo que mencionas y sobre todo bienvenido a la alegría de vivir porque a pesar de lo que muchas veces nos cuesta transitarla, la vida es un regalo de Dios y merece la pena ser vivida...!!

Un abrazo desde el alma
 
  Autor: Marta 16/04/2010
 
Bienvenido Jose Benjamin!!!

Tal como nos dice después de ti,nuestra hermana,amiga y en especial...Admirable Madrina de nuestra Amorosa Fraternidad...aqui tienes la espiritual familia que supiste encontrar...

Tu amada progenitora debe estar muy feliz,desde donde te mira... y cuidadosamente guia tus pasos...

He aqui la familia que a muchos de nosotros nos falto o falta...a veces por que ya no estan,fisicamente...otras,porque estando, no nos comunicamos con el real AMOR DIVINO ...que aqui,pudimos encontrar...

Muy bienvenido entonces !!!
amigo,hermano,hijo...
Que logres mantenerte feliz y amorosamente cobijado bajo este techo de flores de todo color,aroma y belleza...

La belleza del Universal Amor que profesamos los que armados solo con EL...militamos en este pequeno-gran ejercito de SUS soldados.

Aleluya!!!
Suenen todas las trompetas celestiales...
Porque has llegado,amigo...
a la Voz del Amado Capitan Facundo,el Gran Cabral!!!

Hacia la Luz y la Armonia...Aleluya!Aleluya!Aleluya!
 
  Autor: noelia 15/04/2010
 
Querido José Benjamin,

Haces de tu madre una semblanza
maravillosa, ella que fué amor
para todos y para ti, gozó de la
dicha de tenerte en sus últimos
momentos a su lado (yo quisiera
que fuera así para mi) además de
tenerte, le leíste palabras de FA-
CUNDO CABRAL que son una excelente
compañía para el último paso.

FACUNDO CABRAL, siempre está ahí,
para nuestras alegrías, esperan-
zas, sueños, amores, él tiene co-
mo dice, mucho tiempo para -
traernos canciones y poemas con
estrellas, luces y colores.

Esta Página, a la que yo un día
encontré como tu, se ha hecho im-
prescindible en mi vida, en ella
encuentro fuerzas para seguir y
alegrías para amar la Vida.

Luis PLA VENTURA, este amigo,
encantador y generoso, creador de
la Página junto con Ingrid MATTA,
tiene el paraiso, la gloria, gana-
dos pues, es tanto el amor y la
dedicación que le dedica siempre,
para que gozemos, nos entusiasme-
mos y nos relacionemos entre todos
y siempre en honor de este artísta
grande como el que más, y, que es
FACUNDO CABRAL.

CABRAL, que con sus narraciones,
poesías y rasgueo de su guitarra,
que da notas dulces o profundas,
insinuantes o excitantes, está
siempre ahí para nosotros, simpre
contamos con él para seguir en el
camino.

Celebro, querido José Benjamín,
que estes en la Página.

Bienvenido!!!

Un beso desde el alma,
Noelia.