Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Pepa Císcar Vila
08/05/2017
SOMOS MUCHAS COSAS

A

l hombre no lo define lo que le toca, sino lo que hace con lo que le toca. Somos muchas cosas, personalidad, carácter, educación, genética, el lugar en donde nacimos, la familia que tenemos, somos lo que somos por la actitud con la que nos vestimos, la que llevamos.

No elegimos lo que nos pasa, pero siempre podemos elegir la actitud con la que vamos a enfrentar lo que nos pasa y es ahí donde verdaderamente está nuestro poder. Si no resolvemos la mierda, vamos a tenerla siempre, estará ahí con nosotros o esperándonos.

En la vida no hay personas clave, problemas clave, amores clave...hay actitudes clave...así es como nos preparamos para el mañana, para lo inesperado tratando siempre de tener una mejor actitud, que no siempre es positiva ni bonita. A veces, la mejor actitud es pelear o soltar o renunciar o separarte o pensar negativamente. 

La mejor actitud no se define siempre por lo más bonito, la mejor actitud se define siempre sopesando las circunstancias que nos rodean en el momento en el que estamos sufriendo lo que nos está pasando, cotejando la evidencia. La mejor actitud es estar preparado para todo. 

Todo puede pasar, estate preparado para todo. Desea lo mejor, prepárate para lo peor y espera a que la vida te sorprenda para bien o para mal. No hay certezas, no hay seguridades, nada más hay inclinaciones. 

A pesar del miedo, no todo está controlado, no poseemos el control sobre los momentos, circunstancias ni siquiera sobre la propia vida. Si nos preparamos en todo ello, estaremos listos para afrontar el complejo arte de vivir, de sentir la vida, los momentos, ya que al fin y al cabo la vida son momentos, dónde todo es posible y cualquier cosa pueda pasar. No hay certezas, premios o recompensas. Vive dignamente contigo mismo y así convivirás con los demás.

La verdad es el camino más corto, la mentira el de la complicación, el enredo (a menos que sea absolutamente necesario). Acepta lo que estás viviendo, llora cuando tengas que llorar, sonríe cuando gustes de sonreír, asústate, si no sabes que hacer...pues no sabes que hacer.

Acepta tus emociones. Analiza las circunstancias para dar el siguiente paso, el siguiente paso hacia adelante  (esto para que, que finalidad tiene, adónde me lleva, adónde voy, con quien hablo, a quien tengo que pedir perdón, dónde voy a esconderme, dónde lloro mi fracaso, dónde voy a sentirme mal o bien) No me voy a amargar, no te dejes amargar.

La vida es hermosa, aprendamos a aceptarla a verla como es, sin exigencias, sin controles rígidos que contradigan la confianza, disfrútala como es, no como queremos que sea, es complicada, para nada fácil. 

La desilusión es un precio alto. Cuidemos que no eclipse la esperanza, que la decepción jamás te desaliente y que la traición no te haga jamás renunciar a la valiosa virtud de volver a confiar. Siempre podemos elegir con qué actitud afrontar lo que nos pasa. 

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso