Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Arquímedes Estrázulas Pires
16/12/2016
ES NAVIDAD OTRA VEZ

N

o es raro pasar el año, casi todos los años, sin ningún pensamiento que haga sintonizar nuestra alma con el sentimiento de amor al nuestros iguales, predicado por Jesús, a quienes por ocasión de cada Navidad nos referimos como "el Niño Dios".

No es raro que se pasen muchas, muchas Navidades, sin que ni remotamente se recuerde de que esa no es una fiesta para presentar solamente, y para viajar, y emborracharse y nada más...

Raras veces uno recuerda que la fiesta de Navidad es una fiesta que celebra la venida del mensajero de Cristo entre nosotros, y que Él ha venido para enseñar a nosotros cómo vivir mejor y ser más feliz. Y que la fecha no tiene nada que ver con emborracharse, sino con sembrar de que hay los pequeños, que sin condiciones, jamás se les regalan, puesto que no pueden pagar.

La Navidad no es originalmente una fiesta del comercio. Es una celebración del nacimiento del Mensajero de Dios!Entonces, ¿por qué no lo hacemos bien, esa Parte, si lo honramos? ¿Y por qué en honor a él no lo hacemos a través de demostraciones de amor a los más pequeños, como El aconseja?

Los pequeños de vida y humildes de alma, los pequeños de ambiciones sin importancia, los pequeños de vanidad, los pequeños de posesiones materiales, los pequeños de esperanza,  sean hijos o sean padres, o abuelos, o lo que sean. Porque quién es tan pequeño de cosas así, se asemeja a los más pequeños de que habla Jesús, cuando pide "que les dejen que se vayan a Él." Y no importa lo cuanto sean pequeños ante los ojos del mundo, quien es así, es grande a los ojos de Dios.

Las familias que no tienen  bienes materiales deben de ser nuestra meta más alta, en cada Navidad. Y si no pueden estar en nuestra reunión familiar, entonces que no les haga falta un espacio en nuestras oraciones. Si no pueden estar en nuestra lista de regalos, que no se las deje afuera de nuestra lista de piedad.

Somos viajeros en el tiempo y es posible que en dado momento sea necesario cambiar el vehículo que ahora lo utilizamos. Porque aunque la perfección sea el destino de todos nosotros, el itinerario de viaje es diferente, debido a las necesidades de cada uno.

De vez en cuando tenemos que conocer las situaciones que satisfagan esas necesidades. Desarrollar experiencias que nos animen a evolucionar. O el viaje se termina y no aprendemos todo lo que es necesario.Así que tenemos que recordar de los pequeñitos, ahora, para que alguien se recuerde de nosotros, si algún día el Cielo decidir que debemos volver a la vida como seres socialmente pequeños.

Es importante que ser, sea nuestra prioridad en la vida.Porque ser es mucho más que tener. Es lo que Jesús enseña, cuando dice -por el Evangelio de Juan- que "somos dioses."Es imprescindible nuestra disposición a la Caridad, a la Misericordia, a la justicia y a la bondad! Es imprescindible que seamos buenos seres humanos.   Y entonces... Jesús Cristo, el niño del cumpleaños de diciembre, también nos dará una vida feliz .

¡FELIZ NAVIDAD!

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso