Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Pepa Císcar Vila
30/08/2016
ESTE RINCÓN DE AMIGOS

E

n este Rincón de amigos como es la página Homenaje a Cabral, querido Pla Ventura, esos que invita a escribir y esos otros que no tan abiertamente escriben, aunque sí lo hacen a través de sus palabras, su cariño, su respeto y su trato tan amoroso bajo pseudónimos, con todo el amor del mundo.

Historias diversas, vivencias que bien reflejadas y contadas nos ayudan a los demás a imbuir fuerzas. A adquirir herramientas para la lucha, pues no hace más que denunciar o describir realidades. Como bien se sabe, vivimos tiempos aciagos, tiempos de desconsideración donde la gente sufre, dónde se nos juzga por padecer stress, fracasos o pérdidas, dónde se culpabiliza o juzga a los demás por no saber gestionar adecuadamente sus emociones.

La lepra moderna. Un estudio de no hace muchos años decía que moriría más gente en el siglo XXI de enfermedades psicosomáticas, que de la peste española. Esa es la nueva peste moderna, la que va a aniquilar a miles de millones de personas.

Las industrias farmacéuticas ofrecen anti ansiolíticos depresivos y vemos publicados constantemente libros de autoayuda para superar sus emociones, para sobrevivir a lo que se considera el fracaso. ¿Desde cuando estar triste, agotado, cansado o sufrir por algo se le llama fracaso? ¿Acaso no forma parte de nuestra esencia humana o de nuestro aprendizaje, el peaje que hay que pagar?

La vida puede ser hermosa, te puede dar o proporcionar muchas cosas, pero nadie dijo nunca que fuese fácil o que todo te iba a ser dado o regalado. Hay que poner corazón, fuerza, trabajo y ante todo mucha voluntad. Buscamos remedio para nuestros males y, al descubrir la página de Cabral es muy fácil comprender que la vida vale la pena y, lo que es mejor, la riqueza que anida en nuestro ser.

Complicado pues, me parece que lo tienen aquellos que sufren depresiones. El mal de nuestros días, enfermedad reconocida como tal en los cinco continentes y con una sintomatología claramente descrita. (DSMV última publicación actualizada por los americanos). Entendamos a Facundo: NO ESTÁS DEPRIMIDO, ESTÁS DISTRAÍDO. Y esas distracciones, si amas a la vida, la comprendes y te recreas en sus bellezas, son muy sencillas de combatir.

Si se supone que el apoyo social es fundamental como proceso de ayuda y sanación.....como pues me pregunto...y aquí pienso en voz alta se va a recuperar alguien que necesita un apoyo social que le está dinamitando. Primero te descatalogan por tener sentimientos y supuestamente no saberlos manejar; luego te invitan a los libros de autoayuda y a la medicación (los famosos anti ansiolíticos...) ¿Dónde queda pues el corazón, el derecho a la famosa asertividad, el derecho a  decir me pasa esto y expresarse?....si ya, desde el minuto cero queremos disfrazar "socialmente" realidades.

Todo esto lo vengo a decir para justificar lo que supone para mí la página de Facundo. Me hacéis recordar que tengo corazón, porque veo que hay personas que lo conservan con integridad, que además tienen la capacidad de compartirlo con nobleza, sin esperar ni pedir nada a cambio, sin poner precio a la generosidad ni a la empatía....y eso me complace sobremanera.

Privilegiar la voluntad y el sentimiento -o sea calidad- sobre tantas otras cosas. Verdad es amigo mío que sólo lo barato se compra con dinero. Permítame pues recordarle señor Pla Ventura, que usted no tiene precio y que aquella lapidaria frase de usted, vale su peso en oro y no se le aplica, pues como le he mentado anteriormente y lo reitero, usted no tiene precio.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso