Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Diego Millán García
01/06/2016
LARGA AUSENCIA

T

ras una larga ausencia de más de dos meses, me animo a volver a escribir y a comunicarme contigo. Confieso que he perdido aquel saludable hábito de escribir semanalmente y que la falta de tiempo y las urgencias me hacen posponer una y otra semana lo que antes era para mí un acto reflejo adosado a mis rutinas semanales, pero que hacía con gran ilusión. Algunos comentarios de que mis mensajes eran muy extensos y costaba a veces leerlos de un tirón, con el consejo de que podría espaciar los tiempos, hicieron mella en mí y dejé pasar los días y las semanas con el hábito relajándose cada vez más. Así hasta hoy.   Pero porque sé que a ti te gusta y te hace bien lo que escribo, comparto y siento, aquí estoy de nuevo, contándote que estoy bien, recuperado casi al 100% de la lesión de mi mano izquierda, tras casi cuatro meses desde el accidente, un mes de yeso y cuarenta y cinco días de rehabilitación. Durante ese tiempo no he hecho más que recibir mensajes de cariño, de ánimo y apoyo que agradezco de corazón desde estas líneas.   Mi Semana Santa la repartí entre Madrid y mi pueblo de Porcuna, con mi madre. Fueron días de recogimiento y familia, de procesiones y de encuentros con personas. Días, el 30 de Marzo, en que mi madre cumplió nada menos que 92 años, gozando de buena salud y reflejando en su rostro la bondad y la paz que la caracterizan. Una salud que vio quebrantarse mi querida prima Carlota, compañera cercana y fiel de mi madre, que sufrió a principios de Abril de un ictus que le paralizó toda la parte izquierda del cuerpo, brazos y piernas incluidas, obligándola a ingresar en una Residencia de un pueblo cercano al mío llamado Lopera, donde permanece recuperándose muy lentamente. Suerte que no tuvo su hermano Antonio, que hace muy pocos días, mientras realizaba tareas menores en el campo, también le sobrevino de repente un derrame cerebral del cual ha fallecido. Y es que la vida es así, cuando menos lo esperas te da un zarpazo que hace sentir la vulnerabilidad de la que somos parte como seres humanos. Yo tengo una alumna de 17 años que la semana pasada la operaron de un tumor en la cabeza que le estaba afectando seriamente a la vista. Por no hablar de diferentes profesores de mi Colegio, entre ellos Javier Mata y Esmeralda que también están pasando por diversos procesos cancerígenos y que ciertamente nos tienen preocupados y en continua vigilia de oración.   


El autor junto a la Puerta de Brandemburgo

Tras la vuelta de la Semana Santa, viaje con mis alumnos de 1º de Bachillerato, junto a los profesores Mar y Juan Cruz, a la ciudad alemana de Berlín, que yo visitaba por segunda vez. Fueron cinco días de buen tiempo e intensos en visitas culturales y diversiones varias. Y es que Berlín es una ciudad especial, llena de una historia reciente que ha marcado también para siempre la historia europea. La marca del Muro recorre la ciudad hoy reconciliada, pero que no puede ni debe nunca olvidar aquella pesadilla para que nunca más se repita. Volver al museo Pérgamon y contemplar tantas maravillas de la antigüedad, como la fachada del Mercado de Mileto, las puertas de Isthar de Babilonia o el celebérrimo busto de Nefertiti, son experiencias inolvidables. Una pena que estuviera en reparación la “joya” del museo, el famoso e imponente Altar de Pérgamo, que pude contemplar en mi anterior visita, gracias a Dios. De nuevo volvimos a recorrer la historia en la ciudad de Postdam, donde se reunieron los tres líderes de los países vencedores de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos, Rusia e Inglaterra, para repartirse Europa y la propia Alemania y Berlín. Y cómo no, adentrarnos en el horror que es siempre visitar un campo de concentración, en este caso el del Sachenhausen, o por primera vez para mí contemplar algo que había soñado recorrer tras visionar la estupenda película “El Puente de los Espías”,  de Steven Spielberg, el puente Glienicke, lugar de intercambio de prisioneros  durante la Guerra Fría entre la parte comunista y occidental de Alemania.

También fue emocionante y novedosa la visita a los túneles que recorren el subsuelo de la capital alemana y que servían de refugio ideado por Hitler ante los ataques de los aliados. Las explicaciones de las guías fueron fantásticas. Novedosas fueron también las visiones de la ya restaurada Iglesia del Memorial Kaiser Wilhelm, símbolo de la destrucción que sufrió Berlín a causa de los bombardeos de la aviación aliada, y cuya torre quedó milagrosamente en pie. E igualmente el recorrido por el interior del Reichstag o Parlamento actual, del quedó poco del esplendoroso edificio que quedó seriamente dañado durante la Batalla de Berlín, posteriormente restaurado, y en cuya parte superior Norman Foster diseñó una impresionante cúpula de cristal que al menos a mí me sobrecogió.  

En fin, que volver a Berlín es siempre un placer. Es una ciudad que me encanta por su diversidad y por su espíritu rompedor, alternativo y cosmopolita. Y por supuesto más me gusta ahora por vivir allí mi querida sobrina Miriam y su novio sudafricano Cameron, un chico encantador con quienes compartimos la última comida de nuestra estancia en la ciudad que fue la orgullosa capital del Reino de Prusia y hoy es una urbe dinámica y abierta, que compagina su pasado y sus heridas de división con una modernidad alegre y desenfadada, siempre presidida por el símbolo que refleja la unificación, la Puerta de Brandeburgo.   

Y en viaje me volví a poner con una nueva visita a Porcuna a mediados de Abril, para celebrar juntos toda la familia el cumpleaños 92 de mi madre; y a comienzos de Mayo a Valverde del Camino, el pueblo de mi hermana, para asistir  a la Primera Comunión de mi sobrinito-nieto Oscar. ¡Qué suerte y qué bendición tener como tengo una familia tan hermosa, tan unidad y tan feliz!  Así estamos llegando ya a finales de Mayo, mes dedicado a la Virgen María en España, mes de las Flores. Un mes que se ha portado con clima propio de la primavera, inestable, con abundantes lluvias y repentinos calores. Pero que han cubierto España entera y sus campos de una tupida alfombra verde tachonada de flores y de exuberante vegetación. Por supuesto, el mes dedicado a nuestras madres biológicas o adoptivas. En España, el primer domingo de mes, los demás domingos en diferentes países de Latinoamérica, este último en República Dominicana. Yo ya compartido contigo la alegría de tener a mi madre viva y llena de amor, una mujer que irradia paz, Isabelita, querida por todo el mundo. ¡FELICIDADES!. Y junto a esto, un mes de mucho trabajo para mí. Porque después del paréntesis que fueron las Fiestas de san Isidro, Patrono de Madrid, a mediados de mes, estoy metido a pleno rendimiento en las Primeras Comuniones, las Confirmaciones, las Graduaciones de Alumnos Mayores y de los de Infantil, además de todo el trabajo escolar que supone siempre el final de curso que ya se acerca.    

Pero ningún cansancio es comparable a lo que está ocurriendo en Europa y en el mundo. Porque vergonzosa es la reacción de varios países europeos ante el drama de los Refugiados provenientes de las guerras de Siria y de Irak, que huyen de la muerte, y que encuentran en muchos casos cada vez más muros y rechazo de esta Europa que ha perdido su espíritu humanitario, y llegado al extremo de expulsar a Turquía a todos los Refugiados que vayan llegando, a cambio de sustanciosas sumas de dinero al Gobierno de Erdogán, que está chantajeando a la Unión Europea con peticiones de supresión de visados para los turcos, amen de que se retomen las negociaciones para que Turquía forme parte de esa Unión Europea,  pero que no tiene ninguna intención de cesar en su cada vez mayor autoritarismo y represión contra toda disidencia, sea política, periodística o social. Afortunadamente, hay mucha gente en Europa dispuesta a acoger y ayudar.

El propio Papa Francisco realizó un significativo y valiente viaje a Lesbos, epicentro de la llegada de refugiados a Grecia, para denunciar la situación y hacer una dura crítica a la Unión Europea por su actuación deficiente ante esta crisis humanitaria, la más grave desde la Segunda Guerra Mundial. Además, se hizo acompañar por las máximas autoridades de la Iglesia Ortodoxa, el Patriarca de Estambul Bartolomé I y el Arzobispo de Atenas Jerónimos, en un gesto ecuménico sin precedentes. De igual manera, para dar ejemplo, el Papa se llevó consigo a 12 refugiados para ser acogidos en el Vaticano por medio de la Comunidad de Sant Egidio. Previamente, en Semana Santa, realizó otro gesto simbólico de gran significado, al realizar el Lavatorio de los pies del Jueves Santo, en un centro para Refugiados en las afueras de Roma. Una vez más no sólo había católicos, también lavó los pies a musulmanes, mujeres, e incluso un hindú. Un Papa que no cesa de suscitar la admiración y el cariño del mundo por sus continuados gestos de misericordia (como los que sigue haciendo cada mes, visitando lugares para discapacitados, drogodependientes, enfermo de Sida, niños…), de solidaridad, de sencillez y de renovación de la propia Iglesia Católica, así como de convertirse en el indiscutible líder moral de la humanidad y de la conciencia ética de Europa. Por eso último recibió el más prestigioso premio europeo que se concede a líderes que han contribuido a mantener el espíritu humanista del Viejo Continente, el Premio Carlomagno, que reunió en el Vaticano a los más importantes líderes de las Instituciones Europeas, y ante las cuales el Pontífice argentino no se mordió la lengua y denunció abiertamente que Europa esté perdiendo su humanidad y sus raíces solidarias y cristianas, llamando a soñar con una Europa abierta, acogedora, hospitalaria y promotora de los valores de la justicia, la libertad y la paz.  

Y es que el Papa Francisco está rompiendo todos los moldes y desmitificando el Papado, denunciando con valentía los males de la Iglesia, especialmente los de la Curia, y urgiendo a una profunda conversión a la pobreza, la humildad y la acogida a todos, también a aquellos que se han alejado de la Iglesia, como los divorciados vueltos a casar, como resaltaba en la Exhortación Apostólica sobre el amor en la familia “Amoris Laeticia”, fruto de los dos Sínodos sobre la Familia celebrados en el Vaticano en 2014 y 2015. Un documento escrito en tono positivo y propositivo, no condenatorio, sino en clave de acogida y discernimiento, y sobre todo en clave de Evangelio y de presentar la belleza del amor y de la familia cristiana sin condenar a nadie porque elija otras formas de vivir ese amor humano y de familia.

En esta línea de abrir espacios para la mujer, hace pocos días ante cientos de Superioras Generales de Congregaciones Femeninas, se comprometió a estudiar a fondo la posibilidad de un Diaconado femenino permanente en la Iglesia Católica, algo con lo que soñó un día el famoso y respetado cardenal Martini de Milán, ya fallecido. Una revolución más de las muchas que está emprendiendo este increíble Papa, cuyos mayores opositores no están fuera, sino dentro de la propia Iglesia y de algunos influyentes cardenales.   

Es el contraste de un mundo cada vez más revuelto y en situaciones de tensiones que siguen impidiendo que la paz reine en este planeta, amenazado por el Cambio Climático, como se nos alertaba en la celebración del Día de la Tierra el pasado 22 de Mayo, y por fenómenos naturales que siembran de vez en cuando muerte y destrucción como el último terremoto de Ecuador, con cientos de muertos y heridos, y pueblos y zonas reducidos a escombros.   

Desastres naturales a los que se unen tensiones políticas y sociales como las de Venezuela, donde un inepto presidente Maduro está sumiendo a aquel hermoso y rico país en una clara dictadura, impidiendo la amnistía de los presos políticos, como le han pedido la mayor parte de los Organismo internacionales y de muchos Gobiernos democráticos del mundo, o que el pueblo se pronuncie sobre la continuidad en el Gobierno, y en una crisis humanitaria sin precedentes por la escasez de alimentos básicos, de medicamentos, y por supuesto de libertades.

Crisis que también que también afecta ahora a Brasil, con la destitución de su presidenta Dilma Rouself, acusada de corrupción, al igual que el mítico ex presidente Lula da Silva. Y todo ello ante la inminente celebración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro (bajo la amenaza además del virus Zika), cuya llama sagrada que se enciende siempre en la ciudad griega de Olimpia, ha llegado ya al país carioca. Tampoco Estados Unidos y Europa se libran de las tensiones derivadas del creciente aumento de los extremismos políticos y populistas, como ocurre con Donald Trump, nominado ya como aspirante a la Presidencia estadounidense por el partido Republicano; o el ascenso constante de los partidos xenófobos y antieuropeístas que ha estado a punto de llevar a la presidencia del Estado austríaco a uno de esos líderes políticos extremistas. Dígase lo mismo con lo que pueda ocurrir en Francia, en Alemania, en Holanda, en Inglaterra, en España, en Hungría o en Polonia, porque en algunos de estos países ya están dentro de sus Parlamentos o pueden incluso llegar a ser presidentes o primeros ministros, sean de la extrema derecha o de la izquierda populista.

Nos hace recordar que la historia se repite de nuevo y que ante las crisis, en este caso la de los Refugiados, siempre con la amenaza del miedo, pescan en río revuelto movimientos políticos de corte nacionalista y populista que prometen acabar con la política tradicional para encaramarse ellos en el poder.

Y por si fuera poco se avecina el referéndum en Inglaterra que decidirá si los británicos quieren seguir o no en la Unión Europea, algo que no está tan claro según los sondeos, y que podría llevar a  lo que se llama el “Brexit”, la salida de Gran Bretaña de Europa, sin duda un durísimo golpe al sueño de una Europa unida y fuerte. Y todo ello unido a las huelgas que asolan Grecia y Francia (que sigue en alerta máxima antiterrorista, reforzada además por la proximidad de la Eurocopa de fútbol), gobernadas por la izquierda política, a causa de sus medidas laborales y sociales fuertemente contestadas en la calle.   

En el lado opuesto, hay que destacar que ha sido elegido alcalde de Londres un musulmán, por primera vez en la historia de ese país e incluso de Europa, porque nunca antes una capital europea había sido gobernada por un musulmán. Es una buena noticia. De hecho, Sadiq Khan,  que así se llama, es de origen pakistaní, y ha querido jurar su cargo, como signo de querer gobernar para todos,  dentro de la catedral de Southwark. Todo un símbolo de tolerancia y de respeto.  

La misma capacidad de diálogo que mostró durante su carrera política el democristiano Patricio Aylwin, primer Presidente democrático de Chile tras la dictadura de Pinochet, que falleció en aquel hermoso país andino, a la edad de 97 años, el pasado 19 de Abril. Igualmente, es de reseñarse, como gesto de reconciliación, la visita que hizo la semana pasada al Papa Francisco. Ahmed el Tayeb, gran Imán suní de la prestigiosa universidad de Al Azhar del Cairo, Egipto, que aboga por la unión de las religiones a favor de la paz y para nunca en nombre de Dios se justifique ninguna violencia, y por supuesto tampoco la que predican los yihadistas del Estado Islámico.  

Un líder musulmán que ha condenado siempre los atentados perpetrados en nombre del Corán, especialmente los últimos producidos en el aeropuerto y en el metro de Bruselas en marzo pasado que costaron la vida a 35 personas e hirieron más de 300. Atentados que se repiten casi a diario en Irak, Siria, Pakistán, Afganistán y algunos lugares de África, pero que no tienen la repercusión mediática como los que lo que ocurren en Europa. Y es que parece que la vida de los seres humanos no vale igual, según la zona del mundo en donde se viva. Nos acostumbramos a los naufragios permanentes en el Mediterráneo, donde casi semanalmente mueren cientos de personas sin que a nadie parezca importarles nada.

Y por supuesto nos hemos acostumbrado a que Siria siga desangrándose, a que su sanguinario presidente Al Asad continúe en el poder porque a Rusia le interese, aunque no sea bueno para su pueblo, que apenas se haya hecho nada para acabar con el Estado Islámico porque ni Estados Unidos ni la Unión Europea se involucran suficientemente en hacerlo. Y está claro que si no se interviene a nivel terrestre, y en eso sólo se están jugando la vida los kurdos, la guerra seguirá, los desmanes del Estado Islámico continuarán, las amenazas de atentados se multiplicarán y el mundo será cada vez más un lugar menos seguro y más injusto y desigual, caldo de cultivo de nuevas tensiones, guerras y destrucción. Y de paso, seguimos sin aprender muchas veces la lecciones de la historia, como la de la Batalla de Verdún, la más larga de la Primera Guerra Mundial que dejó cientos de miles de muertos y heridos.

Una batalla inútil de la que se han cumplido 100 años y que ha sido conmemorada por los dos países involucrados, Alemania y Francia, que en sus líderes Angela Merkel y Francois Hollande han hecho un llamamiento a la paz y a la concordia entre los pueblos de Europa, cuya unidad está ahora más amenazada que nunca. Y de paso, tampoco debemos olvidarnos de conflictos como el de Colombia, donde todavía no llega a cuajar ese ansiado plan de paz, auspiciado también por el Papa Francisco, debido a que persiste la violencia y los secuestros por parte de las diferentes guerrillas, como el protagonizado estos días por la periodista española Salud Hernández, finalmente liberada, pero que ha denunciado los secuestros que se llevan a menudo pero que nadie denuncia ni resuelve, seguro que porque no son mediáticos ni interesan a nadie.   Pero no todo son noticias negativas.

Los musulmanes iniciarán su mes sagrado del Ramadán el 6 de Junio, un mes de ayuno, oración y compartir en familia que celebrarán millones de creyentes que siguen las enseñanzas del Corán y del Profeta Mahoma. Los cristianos también acabamos de terminar el tiempo de Pascua de Resurrección que culmina con la fiesta de Pentecostés, que recuerda y actualiza la venida del Espíritu Santo sobre los Apóstoles, momento en que nace la Iglesia y la fe cristiana se hace misionera y universal, abierta a toda la humanidad.

A nivel más popular, en España, estamos inmersos en el mes de Mayo, dedicado tradicionalmente a la Virgen María, una devoción que fue introducida en Francia por el fundador de mi Congregación de San Viator, el Padre Luis Querbes, al que queremos llevar a los altares de los Santos de la Iglesia Católica.   

A nivel cultural, la noticia cultural en España, pero también en Inglaterra, fue el Cuarto Centenario de la muerte en 1616 de dos grandes genios de la literatura universal,  Miguel de Cervantes y William Shakespeare, con multitud de actos conmemorativos, también en nuestro Colegio San Viator, y cuyo Día del Libro, el pasado 23 de Abril (día en que en Alcalá de Henares sen entregó también el Premio Cervantes al escrito mexicano Fernando Del Paso), y ahora la Feria del Libro de Madrid, que visité ayer, han estado dedicados al gran genio autor del universa “ Don Quijote de la Mancha”. También este año se conmemoran los 100 años del nacimiento del gran escritor, premio Nobel de Literatura, Camilo José Cela.

También el tercer centenario del rey Carlos III, un rey ilustrado y culto, amante del arte, que embelleció Madrid con monumentos y museos que son hoy el emblema en el mundo de esta capital española, como el Museo del Prado, la Puerta de Alcalá o las fuentes de Cibeles y Neptuno, donde los dos equipos madrileños de fútbol (un deporte que algunas ya definen como la nueva “religión” del siglo XXI, otros un negocio, pero en todo caso un espectáculo global), Real Madrid y Atlético de Madrid, suelen celebrar sus triunfos deportivos, esta vez el Real Madrid junto a la Cibeles, que se alzó con la Copa de Europa, la Champions, cuya final se disputó este sábado pasado  28 de Mayo, en Milán, en un duelo titánico entre ambas formaciones que se jugaron todo en la tanda de penalties final, un duelo de madrileños que los dos merecieron ganar. También será importante acontecimiento, porque es la primera vez, una Exposición antológica que se abrirá muy próximamente en el Museo del Prado, dedicada a un increíble pintor, El Bosco, autor del celebérrimo y enigmático tríptico “El Jardín de las Delicias” que cuelga de las paredes de la pinacoteca madrileña y al que se unirán otras muchas obras procedentes de los más importantes museos del mundo.

Y una institución entre las monarquías europeas, la reina Isabel de Inglaterra cumplió el 21 de Abril nada menos que 90 años, con un alto índice de popularidad y simpatía entre más del 80% los británicos (por cierto hace pocos días ví una película muy simpática, “Una noche real”, dedicada a ella, que narra un hecho inaudito y desconocido al menos para mí, una noche que la entonces princesa pasó en las calles de Londres celebrando con sus compatriotas el fin de la Segunda Guerra Mundial, y en la que se enamoró de un piloto de la aviación inglesa).

Y no me quiero olvidar del fallecimiento de un gran cantante y artista estadounidense, Prince, icono de la música pop, y autor de la famosa canción “Purple rain”, por la que recibió un Grammy y un Oscar, y de tantas otras conocidas canciones, que falleció, en extrañas circunstancias, a los 57 años el mismo 21 de Abril, día en que cumplía los años la soberana inglesa. Por último, buena noticia es la visita histórica del presidente Obama a Japón, entre otras cosas para reunirse con las víctimas de aquellas bombas atómicas que los norteamericanos lanzaron sobre las ciudades niponas de Hiroshima y Nagasaki, y que produjeron cientos de miles de muertos y heridos. No va a pedir perdón por aquella matanza, pero al menos se va a acercar al dolor de las víctimas, aunque nadie duda de que su viaje por el sudeste asiático, que ha incluido Vietnam, tenga un sesgo político y un intento de frenar el expansionismo y la influencia china en aquella zona sensible del planeta, que todavía no acaba de cerrar las heridas producidas por la Segunda Guerra Mundial.   

Y en el plano político, los españoles estamos de nuevo convocados a las urnas el próximo 25 de Junio, dado que ningún aspirante a la Presidencia del Gobierno, tras las últimas elecciones del 20 de Diciembre pasado, logró los apoyos necesarios para ser investido. Una situación anómala en la reciente democracia española, debido a la gran fragmentación producida como fruto de una situación que ha acabado con el bipartidismo y las mayorías absolutas, que hacen necesario el pacto y el diálogo, algo que no ha sido posible en estos últimos cuatro meses y de cuyo fracaso se acusan unos a otros, porque en realidad todos son responsables, unos por intransigentes y otros por inmovilistas. El ascenso de formaciones nuevas por Podemos y Ciudadanos no ha sido el revulsivo que se esperaba para una regeneración política ni la consecución de un pacto de Estado que hiciera posible la gobernabilidad del país.

Al final, cada partido busca su interés y se mueve buscando los votos y el poder, antes que el bien común de todos. Esperemos que las nuevas Elecciones no traigan más de lo mismo y sea posible que todos los partidos se pongan de acuerdo por acabar con la corrupción y consensuar pactos decisivos y definitivos como los que atañen a la educación, a la salud, y al gran desafío que tiene en este momento el país que no es otro que el desafío nacionalista, sobre todo catalán, que amenaza con separarse de España de forma unilateral, como que han programado los partidos secesionistas de Cataluña. Veremos qué pasa, porque el diálogo hoy por hoy parece imposible.   

Bueno, no te quejarás de la puesta al día que te he proporcionado en diferentes ámbitos. Sólo me queda animarte a que sigas trabajando por un mundo mejor, a que no mires para otro lado ante el sufrimiento de las personas, a que luches y sueñes con que otro futuro es posible para la humanidad, un mundo donde nos sintamos todos hermanos y habitantes de una misma y única familia humana.

No te dejes llevar por la tentación de pensar que no es posible hacer nada, que no vale la pena, porque es tan poco lo que tú y yo podemos hacer a nivel personal. Pero no olvides que muchos pocos hacen un mucho, y que es muchísima más la gente que ayuda, que tiene buen corazón, que acoge, que es hospitalaria, que quiere vivir en paz. No te dejes arrastrar por la creencia de que las cosas materiales son las únicas importantes, o que el ser humano es sólo un conjunto de huesos, músculos, nervios, pasiones o ideas. He leído estos días algo de lo que estoy ya convencido: la importancia de las creencias religiosas y de la espiritualidad como fuentes de salud física y emocional. Eso sí, siempre que sean sanas vivencias. Un estudio de más de 20 años entre más de 70 mil personas llevado a cabo por una universidad de Estados Unidos ha llegado a la conclusión de que las personas que viven y practican una espiritualidad y participan en actos religiosos a menudo tienen menos posibilidades de sufrir depresión o enfermedades cardiovasculares.

Nada de extrañar, porque la vivencia espiritual y religiosa aporta al ser humano un sentido, una esperanza, una proyección de eternidad, un alto valor de construcción comunitaria y social, una alegría de vivir.

Y aunque no existiera este estudio, por mi experiencia siempre te animo a que desarrolles todas las dimensiones de tu persona, dediques algún momento a la reflexión, meditación u oración, y hagas silencio para escucharte a ti mismo, sentirte, quererte, pacificarte, sin cerrar tu corazón a una dimensión más profunda, la de sentir el inmenso Amor de Dios en tu vida, y ser igualmente fuente de amor, de amabilidad y de paz para tu prójimo y para la humanidad.

Sea cual sea la situación humana o espiritual en la que te encuentres, sea cual sea la fe que tengas o no tengas, cuida y cultiva tu interior, alimenta tus mejores sentimientos, confía, no pierdas la esperanza y sé una luz para los demás. Empieza por los más cercanos, tu familia, amigos, vecinos, compañeros/as de trabajo, pero no te quedes ahí. Haz pequeñas obras de misericordia, como nos pide y da ejemplo el Papa Francisco en este año del Jubileo dedicado precisamente a la Misericordia, la de Dios y la nuestra. Hay tanta gente que sufre y necesita de ti, de tu solidaridad, de tu tiempo, de tu ayuda, de tu cariño, de tu escucha, de tu sonrisa, de tu palabra sabia, de tu consejo certero. No importa la edad. Quien ama y se ama, siempre está joven.  

Los cristianos celebramos este domingo una hermosa fiesta, la del Corpus Christi, un día de veneración de Cristo en la Eucaristía, pero a la vez es el Día de Cáritas, la ONG de la Iglesia que hace una ingente labor social a favor de los más necesitados, como ha quedado patente en España durante la crisis económica y en tantos lugares del mundo, ahora por supuesto también con los Refugiados. Y es que Cristo está igualmente presente en la Eucaristía, bajo la apariencia de pan y vino, y en el mundo, bajo la apariencia del pobre y desamparado. Por eso el Evangelio de este domingo es una invitación a no mirar para otro lado ante el clamor de los que sufren, ante el hambre el mundo, ante el drama de los que tienen que huir de sus países, no sólo de Siria, porque sus vidas están amenazadas y perseguidas.

Se narra el milagro de la multiplicación de los panes y peces que hizo Jesús, el milagro del compartir que tiene un efecto multiplicador, el milagro hecho a partir de unos pocos panes y peces, una pequeña gota de agua solidaria en el océano del dolor del dolor del mundo, pero que junto a otras muchas pueden convertir ese océano de sufrimiento en un océano de amor. Es lo que quisimos hacer nosotros este pasado viernes en nuestro Colegio, una pequeña gota de agua, un Festival Solidario, cuyos beneficios irán a ACCEM, una ONG católica, de las muchas que hay cristianas o no, que están ayudando y poniendo su granito de arena a aliviar esta dura realidad de tantos miles de personas que piden refugio, protección y una vida segura y digna en España y en Europa. Te animo a que tú también hagas un sencillo y pequeño gesto de solidaridad con ellos. 

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: Mt3Iva1lTp 20/06/2016
  I went to tons of links before this, what was I thiignnk?  
  Autor: XlLFHNKRDE 18/06/2016
  Always a good job right here. Keep rolling on thuorgh.  
  Autor: 1OsupNPlL 18/06/2016
  Well…I can understand why some people are dind.poisteap  Hell, I’ve got a few minor complaints myself.However, the fact remains that she exceeds my expectations.  So I can also understand why people are jazzed about her.