Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Autor: Nilda Machado
28/12/2015
HERMANOS TODOS

T

ras tanto tiempo de ausencia en nuestra página, ese altar que honra la memoria de Facundo Cabral, no quería acabar el año sin mandaros un saludo muy afectuoso; han sido muchos años juntos, por ello, saberme impedida para seguir colaborando en esta casa de amor, es algo que me ha destrozado la vida.

Circunstancias de diversa índole que azotan, tanto a mi amada Venezuela como a mi propia persona, han sido argumentos de peso para mi ausencia.


Una bella foto familiar, Nilda con sus hijas.

Problemas, quizás los tenga todos, como pueda ocurrirle a todo el mundo, aunque a Dios gracias sigo gozando del tesoro de la salud que no es poca cosa. Es por ello que he tenido ahora la oportunidad de narrar estas letras, las que le he mandado a Luís con el ruego de su publicación. 

Como digo, han sido muchos años juntos, aunque mi ausencia no ha mermado en lo más mínimo el amor que siento por todos ustedes. Siempre me sentiré dichosa por haber sido arte y parte de este proyecto tan bello como apasionante; a Luís le debo todo, como al resto de compañero/as que con tanto fervor siempre me acogieron.

No me he ido nunca de la página por la única razón de que lo que uno ama, lo lleva siempre prendido dentro de su corazón. ¿Cómo olvidar lo que ha sido una experiencia inolvidable como maravillosa? Distintos asuntos me han impedido estar junto a ustedes, ya se sabe, circunstancias de cada cual.


Nuestra admirada Nilda Machado a la que tanto estábamos extrañando.

Pero el amor que siempre recibí por este medio es algo inolvidable. Y si se me permite, dicho con humildad, todo el que yo entregué en mi paso por esta casa de amor.

No sé cuándo tendré la oportunidad de volver a escribir, por ello, en este momento aprovecho para desearos a todos un venturoso año 2016; un año al que le pido a Dios me permita retornar a la bendita normalidad que tan feliz me hizo durante todos los años en que participé como colaboradora en este lugar emblemático en el que, a diario, gracias a Luís, recordamos, más que recordar, seguimos siendo los mejores antólogos del Maestro Facundo Cabral, el que nos iluminó para que todos juntos caminásemos en la misma dirección, teniendo, como meta, el amor, no cabe tesoro más grande.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: 5BjyJ6jjOeJG 21/06/2016
  Got it! Thanks a lot again for heniplg me out!  
  Autor: 03IN8eYr 18/06/2016
  IMHO you've got the right anserw!  
  Autor: INGRID MATTA 30/12/2015
 
Ayyyyyyyyyyy mi Nilda querida, cuanto tiempo esperé por una señal tuya que al menos nos indicara que estabas bien. Te busqué, amiga por cielo y tierra, te escribí, pregunté por ti, ahora que te leo me emociono, independientemente de que tengamos situaciones complejas que nos alejen involutariamente de este sagrado espacio, sabemos que nunca te fuiste, así lo conversábamos con Luís que me pedía con mucha frecuencia, preguntaste de nuevo por Nilda?
Sepas que se te ama, escribas o no, siempre vives en nuestro corazón, que pronto resuelvas los temas que estás trabajando, amiga y que al año nuevo te sorprenda con muchas bendiciones, te amo, y te bendigo, por siempre, tu amiga

INGRID