Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 
 
Autor: Facundo Cabral
18/02/2009
ESTACIÓN DE PARTIDA

V

amos a escapar de la nostalgia que nos condena el pasado, basta de
parientes que nos extorsionan con enfermedades, que nos importa el viejo que fuma, fuma
y fuma sentado en el umbral, que nos importa Malena que llora como ninguna,
chao a la casita de los viejos, a la esquina donde se pudren los mejores frutos de la vida,
vamos a rescatar la canción del presente para no perdernos el tren de la eternidad.


Este es el viaje más terrible y maravilloso, el más delicioso, el más absurdo,
el mas alucinante, adelante, pueden subir todos, solo es necesario que hayan nacido,
no importa donde, en los barrios caros o en los barrios bajos, hijos de generales
o degenerados, explotadores, explotados, dirigentes dirigidos, presidentes presididos
o presidiarios, este es el viaje mas extraordinario vean que espectáculo, a la izquierda
los revolucionarios, a la derecha los reaccionarios en el medio los hombres, los que deciden
su propia vida, es decir tres o cuatro.


Enciendan el fuego que comenzó la fiesta, traigan el vino y los tambores, desaten a la alegría
libere a la pasión, canten y bailen con furia Quijotesca con la misma convicción del bautista
o de Moisés, hagan las cosas por amor porque aquel que trabaja en lo que no ama aunque lo haga
toda la vida es un desocupado, hagan el amor a las mujeres en los ómnibus y en las plazas,
a las buenas y a las malas, por las buenas y por las malas, y en solo nueve meses aceran hijos locos,
benditamente locos y por locos tan libres y por libres tan bellos que harán un paraíso de este maldito
infierno donde las banderas se pudren patrióticamente y las madres alimentan sus hijos para la guerra.


Yo los conozco, hace mucho que andamos a la deriva en el mar del tiempo, no se si se acuerdan de mi;
Yo soy Facundo Cabral y allí no termina la cosa, soy el hijo de Sara y con eso es suficiente,
Soy el orgullo de mi abuela que es la vergüenza de mi familia, por mi abuela comencé a leer
La Biblia a la altura de la Magdalena, solía decir: “Decir que no a una propuesta de amor es decirle que
No al mismísimo Dios de los cielos que es el mismísimo amor y yo soy una mujer creyente y respetuosa del señor”.


Mi abuela pensaba que hacer el amo alargaba la vida, por eso le llamaba la atención que Borges haya
Vivido tantos años. Por lo menos escribió, hay gente que ni eso.

Soy la peor parte de Isabel que es mi mejor parte, ella no puede vivir sin mí y yo la comprendo porque
Yo tampoco puedo vivir sin mí.

Soy el cantor de un pueblo que no me Pertenece, en mi caso si se calla el cantor no pasa nada,
Es decir que estoy gozando los serenos privilegios del anonimato.


A mi edad ya casi con derecho a los incoloros privilegios del escepticismo, a pensar como pensaba
Marc Twain en su Madurez  que decía: “A mi edad cuando me presentan a alguien ya no me importa si es bueno
Malo, rico pobre, negro blanco, judío musulmán o cristiano, me basta y me sobra con que sea un ser humano,
Peor cosa no podría ser”


Soy moderadamente argentino y exageradamente Cabral, algo así como un sargento underground,
Y por mi pariente sargento hay gente que me odia, me dicen, mirá por haber salvado a ese que
Salvo cuantos vinieron detrás.

Estoy asombrado de ser parte del asombroso universo y orgulloso del hambre que me mantiene despierto.


Soy inventor de mi mismo porque esa es la tarea que me ha encomendado el señor, el señor o el diablo
Porque son la misma cosa, el diablo es un seudónimo que usa el señor para cuando tiene que crear
Alguna cosa  de dudosa moral para no quemar su buen nombre utiliza el seudónimo.

Soy repetidor de Whitman, me canto y me celebro me celebro y me canto y si me canto y me celebro te celebro
Y te canto, porque cada átomo que me pertenece te pertenece, porque cada átomo que te pertenece me pertenece,
Porque tú y  yo somos la misma cosa decía el viejo Whitman.


Y me acuerdo porque la primera condición que debe tener un cantor es buena memoria,
Que tagore decía que cuando el hombre trabaja Dios lo Respeta mas cuando el hombre canta
Dios lo Ama.


El pobre que anda sin copla por esta vida prestada, más que pobre es un fantasma y más que fantasma es nada.


Vamos Cruzando por la vida en el tren de la muerte viendo como el progreso acaba con la gente.

Cuando el tiempo de los claveles regreso contento donde Maria cultiva el arte mayor de las hogueras,
Es decir Andalucía.


Alguna vez nos presentaron a una Condesa por ahí, aquel dilecto amigo que fue Jorge Cafrune en Villamil,
El Turco la miraba a la Condesa, la Condesa lo miraba al Turco, estaban asombrados el uno como el otro,
Que será eso?


El señor que nos la presento dijo: “Es una gran mujer, acaba de donar un terreno de su familia para que el
Municipio de Sevilla haga un parque público, y el turco le pregunto sin dejar de mirarla:
¿Donó o Devolvió?


Me detengo en México donde siempre hay algo que festejar….
Nos vamos a echar unos tragos pero sin exagerar, solo hasta caernos,
Porque no es de caballeros andar bebiendo por el suelo;
Si el vino te hace mal para el trabajo pos deja el trabajo;
Pos fíjate si será malo el trabajo que deben pagarte para que lo hagas;
Nunca le pude decir a mi mujer que era una imbécil porque no me hubiese
entendido.


Y Dios creo a la mujer y ella le dijo: “Mi señor, si María concibió sin pecar,
no podría yo pecar sin concebir”

El Diablo sabe por Diablo pero mas Sabe por Fruid.

Me detengo en San Francisco donde siempre hay algo para oír,
por lo menos cuando Krisna Murti anda cerca, ese que bien sabe
que la revolución fundamental es revolucionarse.


Me detengo en Creta donde siempre hay algo para amar, o en Jerusalén
donde siempre hay algo que aprender incluso no acabar con Beirut,
Levanto la voz en Italia y hago silencio en la India,
porque soy y vivo en el presente, porque estoy echo de sueños
Y de Flores de vacío de vino y de Trigo me llaman EL HOMBRE.


Es cierto que soy polvo, pero polvo sagrado yo, aunque tú sabes mí
Señor que cuando digo yo soy estoy diciendo tu eres,
Invicto, innombrable.
Altísimo señor, no te preocupes por el pan nuestro de cada día porque
Eso es cosa nuestra, para eso somos hombres; pero no nos dejes sin el
Sueño de cada noche porque sin el nada somos nosotros que tal vez
Solo seamos un sueño que tú sueñas.

Amado señor.
Padre Nuestro que estas en el surco,
Sacrificados seres nosotros,
Así en la tierra como en el agua,
El pan nuestro de cada día hablándonos hoy,
Y perdona nuestras deudas así como nosotros no se porque todavía perdonamos
A nuestros deudores y déjanos caer en la tentación de terminar con todos ellos,
Más líbranos de Kams, AMEN.


Oíste mi señor, es un pedido General.

En el Nombre del Fraude, del fisco y los esclavos unidos, OK.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: edgar casco palacios 20/06/2012
  Oh Cabral,magnifico e irreverente claro y transparente,oajala tus palabras no se las lleve el viento.
 
  Autor: Marta 19/10/2009
  Increíble tu loco afán de jugar con las palabras!!!
Aunque entiendo,modestamente,como excelente ejercicio,para domarlas y marchar luego por senderos internos...por los túneles del corazón de Los Andes...o de Los Apeninos...y ¿porqué no...del casi Infinito Himalaya?
Bendita Web de Luis e Ingrid,que cada dia me permite descubrir una nueva Gema...aun no avistada...para solaz de mi alma...tan cercana...a tu Whitman,tu Borges,tu Krishnamurti,como al santito de Asis...y al Espíritu que te llevó por el Mundo a recoger tanto conocimiento...y derramar tanto amor....
Tu lectora...hasta que se pueda ver...Tu escucha,hasta que alcance el oído.
En Luz,Paz y Amor...