Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
< Volver a "Las Fábulas de Pla Ventura"
 
 

Fábula de Pla Ventura

DESENCANTO

  • Número de capítulos publicados: 100
  • Publicación semanal cada miércoles
 
  Publicación del próximo capítulo: miércoles 18/07/2018  
 
   DESENCANTO: Capítulo # 69 02/03/2011
  LA PAZ, TRAS EL TRIUNFO  

H

abía finalizado el festejo y, los aficionados decidieron sacar en hombros al Mago; su gran éxito contra su primer enemigo y la  decisión ante su segundo toro, fueron los detonantes para que el público quedara cautivado. Un tumulto de gente apapachaba al diestro que, desmadejado como estaba por la voltereta sufrida, hubiera dado todo por salir de la plaza por su propio pie pero, el éxito tiene un precio que Rodolfo, como otros, consiente pagar. Había sido tan grande y emotivo lo  realizado  esa tarde en la plaza que, los aficionados lo llevaron en volandas hasta el mismo hotel;  y, esto fue un perfecto vía crucis para El Mago, pero con el corazón repleto de satisfacción ante las faenas que había llevado a cabo.

Una vez en el hotel, para su dicha, allí se había congregado todo el mundo para verlo; unos porque habían saboreado su éxito y, los más, porque querían saludarlo y tomarse una foto con él, porque  lo  consideraban un  ídolo. En el mismo hall, El Mago divisó a Judith que había llegado con un taxi para esperarlo. Él, al verla, se abalanzó junto a ella para darle un fuerte abrazo y, de soslayo, besar sus labios. Abrazarse resultaba complicado ante el gentío que los rodeaba. Había aficionados, periodistas, gente del toreo, artistas de toda índole; jamás antes un torero había despertado semejante expectación. El Mago era reclamado  en ese lugar,  como nunca antes le había sucedido. Rodolfo permanecía atento a  todo lo que estaba ocurriendo. De pronto pidió la megafonía del hotel para dirigirse a la multitud que lo esperaba.

- Amigos todos: les pido  que  me tengan un poquito de paciencia que, como comprenderán, tengo que sacarme este traje, arreglarme y en un ratito nomás estoy  nuevamente aquí  con todos ustedes; es más, así lo deseo para que,  con una rueda de prensa conversemos de lo que ha sido el festejo y, ante todo, de lo que ustedes prefieran.

Una fuerte ovación acompañó al diestro mientras subía por  el ascensor para llegar a su habitación.

Ya en la misma, Rodolfo se dejó caer sobre la cama. Estaba roto por el viaje que, a hombros de los costaleros le supuso una paliza inmensa. Carlos Martínez, su mozo de espadas lo instó para que se despojara del vestido, que tomara un zumo de naranja, que se duchara y, como había prometido, que bajara lo más pronto posible para compartir  esa entrevista, con los periodistas. Judith estaba en la habitación como testigo de todos los movimientos de su amado  y su ayudante.

Ella lo miraba con ternura; y a la par que lo hacía, se preguntaba a sí misma: ¿cómo  fue que  en tan poco tiempo pudo conquistarla, de esta manera tan fulminante, Rodolfo?. Era un flechazo, sin lugar a dudas, en el que “Cupido” había trabajado a destajo para que un hombre y una mujer sintieran la más linda atracción de uno para el otro y viceversa. Mientras esperaba a Rodolfo  y lo veía acicalarse, por la mente de Judith pasaban ideas de todo tipo; “se marchará a México y no nos volveremos a ver”; “conocerá a otra mujer y me dejará”; “igual, puede que tal vez lo coja un toro y muera en la plaza”. Éstos y mil pensamientos más, atormentaban a la muchacha que, completamente enamorada esperaba con ilusión a su amado para acompañarlo  abajo y, juntos, saborear la gloria del éxito que el diestro había obtenido en la plaza de toros; un triunfo que, lógicamente, tenía su continuidad entre el gentío del hotel.

Una vez perfectamente arreglado y perfumado, El Mago bajó hasta el gran salón donde lo esperaban los periodistas. Llegó, lógicamente, del brazo de su amada y, los fotógrafos disparaban sus cámaras para inmortalizar el momento. Rodolfo, como era costumbre en él, vestía un traje a rayas, lucía su peculiar sombrero y,  el grueso habano en la boca  y ya se lo veía dispuesto para atender a todos los periodistas. Por su mente se dibujaban escenas increíbles; no acertaba a comprender cómo en tan poco tiempo su vida había  dado este giro tan maravilloso  e inesperado; pudo haber muerto en el accidente y, sin embargo, Dios lo quiso dejar aquí, en Colombia  convertido, en un ídolo admirado en este bello país y, más concretamente en ésta bella ciudad vallecaucana.

Antes de que empezara la entrevista en la que todos los periodistas querían interrogarlo, Gabriel  Asunción Juárez, el célebre narrador colombiano, aficionado a la mejor fiesta del mundo, no dudó en  acercarse y darle un fuerte abrazo. El Mago, hombre humilde, pero de gran cultura, lo reconoció en el acto.

- Es usted Gabriel  Asunción Juárez, ¿verdad?.  El afamado escritor que narró aquella inolvidable  novela titulada, EL AMOR COMO META.

- Maestro, -respondió  Asunción Juárez- no sea ceremonioso; el importante  aquí, es usted que se ha jugado la vida  para crear tan sublime obra de arte con este compendio de pases magistrales, que ha dado en nuestro ruedo, esta tarde  y,  que  para nuestra dicha, nos  ha  dejado un recuerdo inolvidable. Me siento halagado de estar esta noche junto a usted; ya  lo admiraba  yo, cuando estaba usted en México y, fíjese, al poder gozarlo  ahora  aquí, en Colombia, la dicha que  siento es inenarrable.

-Gracias, Asunción. – dijo   Rodolfo – . Hablamos, si usted gusta,  largo y tendido, dentro de un rato  cuando acabe la rueda de prensa. Y si le parece bien, lo invito también a cenar. ¿Le apetece la idea?

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: RMs8pVtnp8 07/10/2015
  Ahahah, Batman e Spiderman mi han fatto morire!!! L'immagine hieptsr vs. barbone credo che sia arrivata a tutti nelle ultime settimane almeno 2 o 3 volte su media diversi (blog, Facebook, mail). Ecco un caso esemplare di viralite0!!