Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
< Volver a "Las Fábulas de Pla Ventura"
 
 

Fábula de Pla Ventura

DESENCANTO

  • Número de capítulos publicados: 100
  • Publicación semanal cada miércoles
 
  Publicación del próximo capítulo: miércoles 27/06/2018  
 
   DESENCANTO: Capítulo # 51 27/10/2010
  LA RUEDA DE PRENSA  

H

echo el paréntesis oportuno, los periodistas continuaban ávidos de emociones ante el personaje que tenían enfrente. Se trataba de un recién nacido con sesenta años de edad y este hecho por sí sólo, ya es noticia.

-¿Qué piensa hacer usted ahora?.

-Gozar de la vida puesto que, como ustedes dicen, acabo de nacer y no es cuestión de desperdiciar el tiempo.

-¿Se quedará mucho tiempo en Colombia?

-Todo el que mi arte me demande.

-¿A qué se refiere usted?.

-A que me han ofrecido la posibilidad de torear dos corridas toros en Bogotá y Cali y, esa es la causa efecto de lo que yo llamo los efluvios de mi arte.

-O sea que, ¿es usted torero? –Preguntó un novato, muy poco informado y con poco futuro en el periodismo, por lo que evidenciaba -.

-¿Acaso cree usted que tengo tipo de delincuente?. Creo que, por mis hechuras y forma de vestir, desde lejos, en mi persona se adivina un torero.

-¿Ha cobrado usted alguna exclusiva por sus declaraciones?.

-Yo solo cobro cuando “trabajo”; cuando expongo mi vida para crear arte y, muchas veces, ni de tal manera me pagan. La cadena de TV que me ha traído junto a ustedes me ha dicho que me darán una importante cantidad que, ante todo, ya me han informado de un centro de niños huérfanos a los que les entregaré la totalidad de la plata.

-Imagine, Rodolfo, que le entregan un pasaje para España para ir en avión puesto que, allí le espera una exclusiva de veinte corridas de toros. ¿Qué haría usted?.

-Con todo el dolor de mi alma, cancelar el asunto ó, si me esperan, como antes dije, iría en barco.

-¿Qué le han dicho los suyos al saberle vivo por un milagro de Dios?.

-¿Los míos?. Yo solo tengo a mi madre y a mi hermana que están muy contentas y tienen muchas ganas de verme. La gringa – refiriéndose a su ex mujer – seguro que ni se ha enterado; mejor así.

-Ahora mismo, señor, no dude que, quizás algún guionista pueda interesarse en su persona y le contraten como actor para llevar a cabo en la pantalla la tremenda historia que usted ha vivido. ¿Qué le parece la idea?.

-No, por Dios; no quiero recordar jamás las escenas que viví; ni por todo el oro del mundo me prestaría a ello.

-¿Qué le ha dicho usted a su compañera de hospital, la chica que se salvó con usted?.

-¡Chamaquita, qué magnánimo a sido Dios con nosotros!. Le di un abrazo y me despedí de ella. Claro que, antes de irme hacia México vendré a verla para despedirme de ella para siempre.

-Lo dice usted como si ya no tuvieran que encontrarse nunca más; digamos que, sus palabras denotan una despedida eterna. ¿Le entendí yo bien?.

-Si, yo me marcho para México y ella se queda en Colombia, no será sencillo que nos veamos. Esa es la definición que yo quería darle.

-Hemos podido saber que tiene usted fama de seductor. ¿Quiere eso decir que las mujeres debemos de cuidarnos mientras esté usted en Colombia?.

-No es cierto; son etiquetas que nos cuelgan a los que somos hombres públicos; yo soy la persona más sencilla que usted pueda imaginar, tímido, reservado, pero dentro de todo, con mucha educación y, mucho más cuando me siento junto a una dama; yo les digo chamaquitas, que es como definimos a las muchachas en México.

-¿Qué propició, maestro, que usted se enfermara con el alcohol?.

-Las ingratitudes que me daba la vida, de forma muy concreta, los empresarios taurinos que querían jugar con mi arte y, a instancias de algunos compañeros, dejarme sentado en la banqueta puesto que, de tal modo, no molestaba a nadie. Como dirían por España, muerto el perro, se acabó la rabia, ¿sabe usted?.

-Pero si usted se define como artista y ha tenido tardes gloriosas en México, ¿cómo es posible que los públicos no le reclamaran?.

-Tampoco es que la gente fuera por las calles con pancartas diciendo: ¡Queremos que toree El Mago!. Imagino que el sentimiento de los amantes del arte sería verme en los carteles; pero la decisión no era mía, ni de ellos y, los que manejan los turbios asuntos del toreo me arrinconaron.

-¿Se siente usted, por tanto, un fracasado?.

-Podré torear o dejar de hacerlo, pero fracasado solo son los ineptos, los que no saben hacer nada, los que Dios no les dotó de ningún arte ni sensibilidad; recuerde que yo soy artista, por tanto, no cabe en mi léxico la palabra fracaso.

-Tras ser abandonado por la gringa, como usted la define, ¿se enamoró alguna  otra  vez  más?.

-Si, pero no me atreví a confesárselo; andaba yo sumido con mi ruina por el alcohol y, no quise ser una carga para ella. Quizás que, ahora, curado y sabiéndome otra persona, cuando regrese a México le declare por fin mi amor.

-¿Qué prefiere, vivir sin amor o sin el arte?.

-Quisiera estar enamorado y correspondido para, de tal modo, impartir las más bellas lecciones de arte.

-Dicen que, durante muchos años, a falta de amor, se refugiaba usted con las mujeres públicas. ¿Es cierto?.

-Si. Y encontré mucho cariño junto a ellas que saciaban mi sed del alma, reconfortaban mi cuerpo, me escuchaban y no pedían más allá de su “sueldo”. Para todas ellas, mi gratitud y mi respeto si me están viendo en estos momentos.

-¿Qué planes tiene usted ahora mismo junto a nosotros?.

-Creo que ya  lo dije; un empresario me ofreció la posibilidad de torear y, si se concreta la oferta, mañana mismo me voy al campo para entrenarme y, Dios dirá. ¿Quién le dice a usted y a mí que, empiezo a torear y tengo que hacer campaña entre ustedes?. Dependerá de mi estado físico. Vivamos el presente que es lo único que nos importa y, en mi caso, mucho más tras haber nacido de nuevo hace pocas fechas.

-Nos ha hablado usted de su estado físico pero, a su edad, ¿se siente con fuerzas para enfrentarse a un toro bravo?.

-Por supuesto; sepa usted que yo no soy ningún deportista; que soy artista y, a poco que un toro quiera colaborar con la causa de mi arte, pongo a Colombia al revés, hablando en términos taurinos. Debo de estar fuerte, pero no tengo que hacer maratón alguna.

-Maestro, -dijo el último interviniente- que Dios le bendiga.

Así se terminó la espléndida rueda de prensa; declaraciones que, de momento, ya las estaban disfrutando en todo el mundo mientras que, antes de salir del hotel, El Mago ya estaba deseoso de entregar a los niños pobres el dinero que la cadena de TV le había entregado.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: eriDGNH7E 11/10/2015
  It was so amazing to watch you work. We have had a nrwoben session since your CL, and it was so much better. I don't know if we were more confident, or just had the best baby ever, but what a difference it made know just what to do. I know that my business partner and best friend, Mollie (who was part of your audience) was just giddy over our recent session. We hope to achieve your level of excellence in every part of our business. Thank you for giving us the tools to do so!  
  Autor: d4qZDH8aoK4K 09/10/2015
  No sabreda decirte lo del Smart TV, pero puedo reenopdsr a la segunda pregunta Si simulas conectarte desde USA, dificilmente podre1s encontrar el espaf1ol como lengua a elegir (a no ser que se trate de material hecho en Espaf1a o Ame9rica Latina, en el cual, por lo general el idioma original es el espaf1ol). Si en cambio haces creer a Netflix que te este1s conectando desde Me9xico, podre1s acceder a doblajes y subtedtulos en espaf1ol o portugue9s; aunque me da la impresif3n de que no es ased en todos los casos. Es cuestif3n de ir probando.Por otro lado, no todo lo que se ve en Netflix USA se puede ver en Netflix Me9xico Por ejemplo, The Wonder Years ( Aquellos maravillosos af1os en Espaf1a) aparece sf3lo si simulas conectarte desde Estados Unidos, y con el ingle9s americano como fanica opcif3n de idioma y subtedtulos.  
  Autor: VY6YCJvCmbw 07/10/2015
  Ademe1s, si se quiere intlsaar la aplicacif3n en el Apple TV, iphone, Ipad se necesita una cuenta en el App Store americano, lo que te complica un poco la vida al no tener una tarjeta de credito americana. La manera de saltarte eso no es excesivamente complicada, pero requiere otro paso me1s. Basta con comprar una app gratuita desde el app store, indicar tu nombre y direccion (y un correo no previamente registrado en Apple) y cuando te pide tarjeta de credito, indicar que no tienes. (esta opcif3n sf3lo este1 disponible si la app que compras es gratuita).Una vez hecho esto, sales de tu cuenta apple habitual, y te conectas con la nueva (y si no te deja, ponerle en el ATv que este1s en EEUU)La verdad es que es triste la cantidad de cosas y trampas que hay que hacer para pagar por unos contenidos.  
  Autor: noelia 31/10/2010
 

Querido LUIS,

Nos vas preparando para lo que se
avecina. Muy bien la entrevista,
las preguntas muy acertadas, incluso la del novato periodista,
tu siempre nos haces sonreir LUIS.

Pero ¿sabes? todavía me acuerdo
de Arango y Luz.
Estaba tan lleno de ternura su amor!!!

Bueno, no te saltes las semanas!

Abrazos,
Noelia.