Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
< Volver a "Las Fábulas de Pla Ventura"
 
 

Fábula de Pla Ventura

DESENCANTO

  • Número de capítulos publicados: 100
  • Publicación semanal cada miércoles
 
  Publicación del próximo capítulo: miércoles 24/01/2018  
 
   DESENCANTO: Capítulo # 29 30/03/2010
  LA GENEROSIDAD  

R

egresaba Luís a Bogotá donde se habían quedado  esperándole su madre y su amada. Ambas seguían consternadas por todo lo que habían presenciado tardes atrás en La Santa María. Y  Arango venía roto por el dolor que había sentido por el compañero  caído y su desolada familia. Todo estaba previsto para que, cuanto antes, regresaran a Calí,  su ciudad natal. Sólo  lo  retenían a Luís unas diligencias que tenía pendientes en Bogotá respecto a la liquidación de sus honorarios.  Dado que todo sucedió de la forma  trágica como  ocurrió, Arango, en aquella oportunidad no había podido liquidar con la empresa sus emolumentos crematísticos,  concernientes a su actuación  profesional  Ese mismo día  de su llegada la empresa  organizadora de aquella corrida, lo citó  para cobrar. Y hacía allá se dirigió, en compañía de los suyos. Una vez en las oficinas de la empresa  ubicadas  dentro de la misma plaza de toros, el gerente de  entidad, le mostró a Luís Arango el recibo que debía firmar y, un maletín donde estaba el dinero. Era costumbre de la empresa pagar en efectivo y,  en dólares.

-Firme, matador. –Dijo el gerente – Ahí tiene los cuarenta mil dólares que hemos pactado. Hemos sabido que viene usted de México de acompañar al cuerpo sin vida de Raúl García y, le queremos felicitar por su conducta humana. Hoy mismo le hemos transferido a su viuda los emolumentos de dicho diestro, que Dios lo tenga en su gloria. Su actitud dice mucho  a su favor. Como hombre  lo admiramos y, como torero, sepa que ya está usted contratado para la próxima feria.

El triunfo de Arango tanto como hombre  y como artista, estaba teniendo sus frutos lógicos.

-Muchas gracias. – Dijo Arango- Procuraré no defraudar nunca. Mi obligación como artista no es otra que buscar siempre el triunfo a toda costa. La desdicha de aquella tarde, no fue otra que la muerte de Raúl pero, antes de que sucediera, me sentí muy feliz, el más dichoso de los mortales cuando aquel aficionado me lanzó nuestra bandera y, ataviado con la misma pude dar aquella primera vuelta triunfal  al ruedo. -Le tendió la mano al gerente, y se despidió-

Cuando se trata de dinero hay que tener mucha cautela y, por dicha razón, a la salida de la oficina de la plaza de toros, Arango repartió su “botín” y, como quiera que ellos eran cuatro, su apoderado, su novia,  su madre  y él, cada uno se encargó de  llevar  diez mil dólares en su bolsillo ó cartera,  salvo Arango, que los portaba en su mano, en  el maletín que le habían dado en la empresa.

Juntos marcharon todos hacia el hotel y, como quiera que el mismo quedaba cercano, decidieron dar un paseo y,  caminando, llegar hasta el mismo. Todo parecía normal y, sin embargo, alguien estaba vigilando los pasos del diestro. Lo que menos podía sospechar Arango es que, su dinero, no llegaría al hotel. Caminaban todos juntos por la calle y, Luís iba del lado del cordón de la acera, digamos que, podía ser “pasto” fácil para el robo y, así sucedió. En aquella tranquilidad en que paseaban de repente, desde  una moto que circulaba  a toda velocidad por  la calle con dos tipos encima, de un tirón le arrancaron el maletín de la mano mientras que, Arango, del envite, rodaba por el  suelo...

Su madre  y su novia, asustadas, gritaron desesperadas y corrieron hacia él.
 
Mientras que Rodolfo, furioso soltaba una serie de improperios contra los mal vivientes, a la par que también acudía hacia el lugar donde estaba Luis caído.

 -  ¡Ay Dios mío! ... ¡Hijo... hijito...! ... ¡¿Estás lastimado ...  estás bien ?

- ¡Luís!, ¡Luís de mi vida! , ¡Amor! ...  ¿Qué te ha pasado? ... ¿Te has hecho daño? ¿Puedes levantarte? – Preguntaba Luz, mientras se agachaba junto a Luis y verificaba que estuviera bien -

- No sufra, estoy bien; solo tengo un golpe en la rodilla pero,  no es nada, es un golpe sin importancia, casi ni me duele. Y se aferró a la mano que le tendió Rodolfo para incorporarse.)

Una vez de pie, su madre y su novia lo abrazaban y colmaban de caricias. Su apoderado le palmeaba el hombro y le buscaba la mirada para saber si estaba todo bien.

Todos tenían la cara desencajada por el susto de la horrible de situación experimentada; unas caras que, de habérselas visto en el espejo, apenas se las hubieran reconocido. Todo ocurrió tan rápido que no les dio a tiempo de reaccionar. Luís miraba sus manos y, le resultaba difícil comprender que, dos minutos antes llevaba el maletín con los diez mil dólares y ahora estaban vacías. Ante lo ocurrido, hasta le daban gracias a Dios por haber tenido la feliz idea de repartir el dinero antes de salir de la oficina de la empresa. De no haberlo decidido así, en este instante, el fruto de  todo su esfuerzo y el hecho de haberse jugado la vida, no hubieran servido para nada.  Pero, en la vida, siempre tenemos que mirar la parte buena;  porque es sabido que existe la posibilidad de que todo pueda ser aún peor y, en este caso, los hechos, así lo demuestran,  puesto que no había pasado nada en apariencia irreversible.

Rodolfo se empeñaba en que fueran hasta la comisaría de policía para denunciar el hecho. Luís se negó porque, entendía que, un robo efectuado con tanta pericia era imposible de que la policía pudiera encontrar a los culpables.

-Seguramente,  a los que nos robaron – decía el diestro – les hace más falta que a nosotros. Bastante desdicha tienen que basan su vida en el delito; si no han caído ahora, como quiera que viven de la delincuencia, un día caerán en las garras de la policía y, por ende, terminarán en la cárcel o incluso hasta puede que mueran sin siquiera haber tenido la oportunidad de arrepentirse y ver que hay otra forma de vivir mejor en este mundo, y que no depende de nadie más que de ellos el decidir encararla así para que sea realidad.

La sangre fría mostrada por el diestro dejó perplejos a los suyos. Es cierto que, el diestro aplicó la lógica y, ante su actitud, nada que objetar.

Ya en el hotel, Luís Arango les pidió a los suyos  qué se reunieran con él, sin aclararles para que era esa reunión;  lo cierto era que él quería darles una sorpresa tremenda. Un despacho para reuniones privadas le fue cedido al matador, no en vano, era una reunión íntima. Una vez allí dentro los sorprendió diciéndoles:

- Esto es para ti, madrecita – Afirmó el torero-

Y le entregó los diez mil dólares que ella llevaba. Doña María quedó perpleja. No daba crédito a lo que estaba viviendo.

-¿Para mí? ... ¡Dios mío! ... ¡Gracias hijito! ... ¡Siempre eres tan bueno y generoso conmigo! ... ¡Gracias corazoncito lindo de mi vida, gracias! – Exclamó su madrecita -

Pese a que Luís Arango ahora  tenía su propia empresa, jamás olvidó su origen humilde y, ante todo, la situación de su familia. El diestro ya le había comprado una casa a su madre pero, en una ocasión como la citada, le pedía el corazón un gesto como este para con ella; era  algo que  le  salía de muy adentro y que,  tal como se demostró,  dejó a doña María Restrepo  muy  dichosa y contenta.

Claro que, las sorpresas no terminaban con la gratitud mostrada por el diestro hacia su madrecita; quedaba, todavía, una acción más noble si cabe.

-Mi Luz del alma. – Decía Arango – Abrázame. Quiero que celebremos que estoy vivo. Y lo digo muy en serio. Porque es motivo de celebración cuanto estamos viviendo ahora porque, como todos sabemos, yo podría haber sido la víctima aquella tarde en lugar de Raúl. Los tres diestros corrimos el mismo riesgo y. como sabemos, García está enterrado y, nosotros estamos llenos de vida y de ilusiones. Siendo así, amor, - continuaba Luís -Esos diez mil dólares que llevas en el bolso, por favor, quédatelos; seguro que, en tu casa, cuando llegues, serán motivo de alegría Ya, cielito mío, imagino la carita de felicidad de doña Liliana y, con eso, me basta y me sobra.

-¡Luís... amor mío! ... No se que decir... ¡Gracias, muchas gracias...! -mientras sus ojos se llenaban de lágrimas de agradecimiento y sus brazos lo buscaban, para abrazarlo y pegarse a él-

Y atónita se quedó. Como le sucedía también a doña María;  Luz, no podía entender lo que le estaba pasando; estaba recibiendo una fortuna de manos de su amadito. No se trata de que el amor se cuantifique con dinero, nada más lejos de la realidad; pero comprobar que, por amor,  su amado estaba haciendo este tipo de cosas, era algo bellísimo. Ciertamente, Arango era de por sí un hombre generoso. Los miembros de su cuadrilla lo pueden atestiguar en el trato que a diario reciben del matador. Pero en este día  y, en esta ocasión tan trascendental, teniendo a su lado a las dos mujeres que más amaba en el mundo, era el momento de la gratitud y de la solidaridad suprema para con su gente amada.

De pronto, ella reaccionó y sin importarle nada ni nadie  sin dejar de mantener abrazado a su amado, Luz le dijo:

-¡Luís, te amo, te amo, te amo; eres el ser más bello que Dios ha puesto sobre la Tierra!  – Y prosiguió muy contenta diciendo – ¿Te imaginas la cara de mi madre cuando vea esta suma de dinero? No, Luís, no quiero ni pensarlo; tendrás que acompañarme a casa que, sin duda, se nos desvanece cuando lo vea. No voy a quedarme ni con  un solo dólar; toda la suma se la entregaré a mi madre para que lo administre.  ¡Gracias, mil gracias amor de mi vida!

Abrazados como estaban, Luz le dio a su amadito un beso apasionado; un beso lleno de amor, de ternura y de gratitud. Él ya sabía  todo  lo que ella sentía por él; pero, ahora, una vez más, Luz quería  mostrarle a Arango todo lo que le dictaba el corazón.

Ahora sí que estaban dichosos y,  y cundía la euforia,  y todo gracias a que momentos antes, dentro del corazón de Arango subyació la idea de que, tenía que hacer algo para erradicar el dolor que las mujeres de su vida estaban sintiendo ante lo que habían presenciado respecto a la muerte de Raúl García  y que para rematarla, hacía apenas un rato atrás, se había sumado el desagradable episodio de la moto, que había terminado con él maltrecho en el piso. ¿Qué hacer? Lo que hizo. Intentar cambiar el signo de lo que estaban sufriendo y, mediante una tremenda alegría, logró revertir el triste palpitar de sus corazones a un tremendo gozo de felicidad). Si en la arena Arango era un artista, quedó claro que, en la vida, era un gran  mago blanco. Las pruebas así  lo delataban ante los suyos.


 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: QYiOfVFEOdPZ 12/12/2015
  Bien por Dof1a Ine9s Una heroedna sin duda alguna ,valiente y a la vez treina y leal respetuosa de los derechos de quienes trabajaron para ella la madre de la conquista una gran mujer de Chile, pues en palabras de Isabel Allende ella (Ine9s) afirma que vino a fundar un paedads,eso la hace chilena.Creo que deberedada difundirse mas su obra como su historia aventuras y desventurasDespue9s de leer Ine9s del alma medada sabiendo que el estudio que hizo Isabel fue en serio para su novela me pregunto bfQue9 habredada pasado si no hubiera venido a Ame9rica y a Chile?.  
  Autor: 4AiIuWfgB3l3 09/12/2015
  Doctor Oscar Humberto: Gracias por el saludo de Af1o Nuevo. Y que sea moitvo para retribuir tan noble gesto y el reconocimiento de cf3mo es un cierre de tan enriquecedores aportes a la formacif3n y clarificacif3n de la conciencia frente a serios acontecimientos en nuestro paeds o a la despedida de valiosos amigos que en 2012 cobraron nueva dimensif3n y que para no olvidarlos, a me1s de sus propios sentimientos, encontraron la pluma que perpetfaa la memoria de sus positivas vivencias.Que en 2013 el Todopoderoso le llene de bendiciones para continuar.  
  Autor: Wom0ygl0 04/12/2015
  Yo no he tenido sertue xD Y eso que tan punto anunciarf3n el servicio me registre. Habre1 que esperar Ni por bloger ni por estudiante de programacion xD que malos que son  
  Autor: Zdc75IsYcZv 11/10/2015
  soy chilena y sipemre he estado de parte de los indigenas, pero he leido ines del alma mia y ha cambiado un poco mi forma de ver la historia. creo tambien que deberiamos poner mas atension a las mujeres que vinieron en la conquista americana. y no estoi de acuerdo con los ignorantes que creen que a isabel allende le queda poca imaginacion, pues es y sera despues ,tal ves, de gabriel garcia marquez la mejor escritora latinoamericana  
  Autor: 1qe8HkXZZQ 09/10/2015
  Hola Dr. Oscar Hbto.Llegue9 un poco tarde, para expresarle todo mi apercio y desearle que siga cultivando muchos e9xitos. Le pido a Diosito muchas bendiciones para ud. y su familia y que me permita seguir conservando su amistad.Un abrazo.  
  Autor: ITaTM9BhaF 07/10/2015
  Doctor Oscar Humberto: Gracias por el saludo de Af1o Nuevo. Y que sea moitvo para retribuir tan noble gesto y el reconocimiento de cf3mo es un cierre de tan enriquecedores aportes a la formacif3n y clarificacif3n de la conciencia frente a serios acontecimientos en nuestro paeds o a la despedida de valiosos amigos que en 2012 cobraron nueva dimensif3n y que para no olvidarlos, a me1s de sus propios sentimientos, encontraron la pluma que perpetfaa la memoria de sus positivas vivencias.Que en 2013 el Todopoderoso le llene de bendiciones para continuar.  
  Autor: Maria G. Nieves 06/04/2010
  Como todo lo real y autentico, el ser humano tiene tan bellos valores, que desgraciadamente perdemos al volvernor tan materialistas, llamese de cualquier indole.
En cuanto a lo bello, es tan sublime el AMOR.
 
  Autor: Nilda Machado. 03/04/2010
  Luís:

He quedado sin palabras ante la belleza de este Capítulo... Noble... sublime... magnífico...

Maravillosas virtudes adornan a todos los personajes de tu impactante historia...

Gracias, Luís... me apasiona esta novela...

Esperaré nuevas sorpresas.

Nilda Machado.
 
  Autor: Cristina 03/04/2010
  ¡ Hola Luis !

¡ Che ! ... ¡ De susto en susto nos llevás ! ... ¡ Menos mal que a todas las de cal, las acampañás también con unas de arena .... cálidas e inmensamente humanas como las volcadas aquí en este capítulo de este miércoles ( que en realidad ... salió el martes ... ;-D ) !. Sino ... una angustia suprema, nos corroería. ¡ Suerte que apretás ... y aflojás !.

¡ Qué hermoso como poquito a poquito se van descubriendo las hermosas almas de todos tus personajes !.

¡ Qué bellos son !.

¡ Qué linda persona me resulta ese torero y también su muchachita, y la madre de este !.

Y en realidad son ... como ES la gente de la vida cotidiana, no son excepción. La mayoría de la gente es buena. Pensemos simplemente en nuestras madres, parejas y amigos ... Y en muchas cosas, vamos a notar que se parecen a lo que admiramos de estos personajes que la genialidad de Luis ha inventado, ha creado.

Lo que pasa, es que a veces “enfocamos” mal la historia, y hacemos hincapié en los errores en lugar de hacerlo en los aciertos.

Tenemos tendencia a ver el “vaso medio vacío” ... en lugar de ver lo mucho que tenemos.

¡ Somos “giles” ( sonsos ) ! ... diría, tal vez Cabral. No nos fijamos en todo lo que tenemos.

¡ Y sí ! ... si nos seguimos empecinando en ver lo que NO tenemos, ¡ SEGUIREMOS SIENDO GILES Y DESAGRADECIDOS con todo lo que DIOS nos regala a cada instante ! ... ¡ A ver si nos “apiolamos” ( avivamos, despertamos) de una vez para siempre ! ... es fácil ... no es difícil hacerlo ... La vida es simple, y en las cosas simples se manifiesta ... dice Cabral y muchos otros ... “ sólo se trata de vivir ” y de querer verlas.

¡ GRACIAS Luis, me gusta mucho esta novela ! ... y me encanta “su vena torera” ... la vida se parece bastante a esa fiesta ... o tal vez habría que mejor decir ... “esa fiesta se parece bastante, a la fiesta de la vida” ... ¿ Verdad ? ... ¡ Sí, así ES !.

Un abrazo amigo y hasta la próxima semana.

Cris
 
  Autor: noelia 31/03/2010
 
Luis querido,

Cuando más entregada estaba con
esta bellisima novela ¡zas! se
terminó el capítulo.

Siempre me quedo como en el aire,
suspendida en la trama y sin po-
der continuar.

Son muy sugestivos los personajes
todos, absolutamente todos, tienen
personalidades bien definidas y
y poseen grandes cualidades huma-
nas y tu Luis, les haces decir
palabras y frases de un contenido
lleno de ternura y amor.

Es muy lindo seguir leyendo, a pe-
sar de que a veces nos das algún
susto.

Buena Pascua!!!

Y hasta el miercoles próximo.

Un abrazo,
Noelia.