Plumas invitadas
Las fábulas de Pla Ventura
Entre lo Divino y lo Pagano
Frases célebres
Noticias
videos de Facundo Cabral
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
< Volver a "Las Fábulas de Pla Ventura"
 
 

Fábula de Pla Ventura

  • Número de capítulos publicados: 42
  • Publicación semanal cada miércoles
 
  Publicación del próximo capítulo: miércoles 25/07/2018  
 
   : Capítulo # 1 12/10/2011
  SIMPLEMENTE, SARA  

S

ara vivía en Costa Rica.  Discurría allí, en San José, su vida. Apenas sentía emociones. Se dedicaba a su labor de jefa de Recursos Humanos en una empresa multinacional. Había enviudado unos años antes y jamás había pensado de nuevo en el amor. Estaba convencida de que jamás hallaría otro hombre como ese que amó y que la amó. Contaba Sara con cincuenta y algunos años y, sus deseos carnales, entre otros muchos, ya se habían disipado de su ser; le quedaba como refugio su trabajo. Tenía dos hijos que, naturalmente, habían  ya  construido sus vidas. Por lo tanto, estaba sola.

Los fines de semana solía reunirse consigo misma; era muy reacia al bullicio y su casa era su templo sagrado. Sus libros eran su tesoro más bello. Tenía sus libros, el silencio necesario y la fe en Dios, argumentos que la hacían ser feliz, dentro de un orden claro.

Ciertamente la soledad era su fiel compañera; y, era muy posible también que, viviera terriblemente sola, pero maravillosamente libre; siendo la dueña y señora de su vida, incuestionable  valor que la hacía muy feliz, aunque por momentos sintiese la morriña de querer  compartir ilusiones con alguien y no tener, con quien. Cierto es que, aquello de compartir con alguien, aunque la ilusionaba, le hacía sentir miedo a  la vez; no era sencillo. Fueron más de doce años de absoluta libertad y por su cabeza jamás pasó la idea de atarse a nada ni a nadie, nuevamente. Sus paseos por la ciudad le encantaban, como a su vez contemplar las bellezas de la propia naturaleza, el canto de los pájaros y el devenir de los ríos.

Para Sara, el trabajo era un gozo; se sentía auténticamente realizada; se sabía útil a la empresa a la que prestaba sus servicios y, por sus valores, era admirada y querida. Ganarse  su pan con el sudor de su frente, la hacía sentir orgullosa e independiente; ella no quería nada que por derecho o naturaleza no le tuviese que pertenecer; no buscaba protagonismo para con nadie; y, de su humildad hizo su forma de vida. Era una bella mujer y, los años no habían hecho mella en su maravilloso cuerpo. Aún, a sus años, todavía era piropeada por los hombres. Era lógico porque para su fortuna, Dios, entre otros muchos dones, le dio el de la belleza y además, tuvo la gentileza de dotarla de un cuerpo hermoso. Claro que, como ella confesara muchas veces, su gran belleza  -la propiamente dicha-  era la que no se veía y, anidaba en su corazón.

Sara vivía acorde con su tiempo; nada se le hacía extraño y, entre otras muchas cosas se manejaba muy bien con la tecnología; Internet era un modo de comunicación que dominaba con extrema pulcritud. De este  medio  de comunicación y socialización, lógicamente, se quedaba a diario, tan sólo con lo bello del mismo. Porque en Internet, pasa lo mismo que en la vida, hay cosas buenas y hay cosas malas. Está en uno la elección del empleo de las mismas. Hasta se había construido una Página Web para uso y disfrute personal; ya que este es el medio ideal para todo aquel que tiene inquietudes y se las quiere mostrar a los demás. Y Sara las tenía, de ahí su forma bella de comunicación para con el mundo.

Ella narraba muy lindo; siempre se lo ponderaban sus amigos; digamos que sus lectores por todo el mundo puesto que, la magia de Internet invade todo. Sus apreciaciones para con las cosas de la vida, su forma de contarlas, cautivaba a sus seguidores que, pasado el tiempo, los tenía por legión, en su página. Sara siempre enfatizaba en el amor y sus consecuencias; ella sentía que ser bueno era el premio más grande que pudiera  otorgar y  recibir  como contrapartida, un ser humano de parte, de otro semejante y, la bondad, sin duda alguna es un sinónimo del amor. ¿Se puede amar sin tener bondad?.  Tarea imposible.

De alguna manera todos tenemos la ilusión de comunicarnos con el mundo e, Internet ha sido el medio revolucionario para ello. Ya no existen fronteras para la comunicación.  Todo es al instante, al momento y, las sensaciones se pueden palpar al segundo. Sara tenía colgados en su página infinidad de narraciones que había forjado según los dictados de su corazón; sus pretensiones eran muy sencillas; si lo escrito le podía servir a los demás como bálsamo para sus almas, su logro no podía ser más bello. Y en dicha tarea estaba. Recibía mensajes de sus “admiradores” que le ponderaban sus escritos que, como siempre ocurría, sin pretenderlo, dejaba jirones de su alma en toda narración; era limpia de alma, pura de corazón y sin maldad ni engaños, así se mostraba ante el mundo.

 
  Nombre
  Email
 
  Comentario
 
INSERTE EL CÓDIGO para activar su opinión
CAPTCHA Image
código:     ((Pincha si no puedes leer el código))

 
consulta y respeta las normas de uso
 
  Autor: LvK6HoMXjf 11/10/2015
  I have been away from the computer for so long, I just spent some time going turhogh all your entries I have missed and I just wanted to say how much I love looking at all your photos. They are so beautiful!  
  Autor: lnEBRgiZAF 09/10/2015
  we as a leading conmapy. pvpsale.com is an Expert Online Site, dedicated in providing customers with fun in the professional service of . Excellent Service, Super wow power leveling. plc feel free contact us,thanks you. we also supply and supply pls check the new and buy on our website.  
  Autor: 4a7Kv9ghJCnj 07/10/2015
  OH thank you so much. I always worry that plpoee will think I'm such a dork for taking pictures of my feet, but these are the shoes I picked up for my birthday and so I had to document their first outing!  
  Autor: Gonzalo Andres Leon Lopez 04/04/2012
  Es el primer capitulo ke parevio muy interesante  
  Autor: Andrea 28/01/2012
  Creo que encontrara otros intereses emocionales para su vida atravez de el Internet  
  Autor: Brenda Orellana 15/11/2011
  Zara tiene un enorme contacto con su alma y el mundo entero,hacer siempre el bien es su mayor anhelo asi q por medio de esos dos contanctos ella sera siempre feliz y nunca se va a sentir sola aunque lo parezca.  
  Autor: janet 27/10/2011
  muy bueno
 
  Autor: noelia spada 15/10/2011
  Búscame blanca, búscame pura, búscame casta....

Extraordinaria la personalidad de esta mujer
que tu, querido Luis, llamas Sara, ¿En memo-
ria a la Sara que todos tenemos en el recuerdo?

Buen equipaje tiene tu protagonista y con
tu talento narrativo vamos a disfrutar
de momentos excitantes y sin duda muy
bellos.

Gracias Luis, por ofrecernos otra de
tus novelas, estoy segura que tu
creatividad se mostrará sin limites.

Un abrazo,
Noelia.






 
  Autor: Maria Isabel 12/10/2011
  Continuaba su trabajo y sus escritos hasta consagrarse en una escritora de cierto nombre, que enseñó a escribir a otros que lo deseaban,siendo su gran sueño sin saberlo, escuchando sus limitaciones y orientándoles. Ahí encontró su camino.... haciendo que los demas cumplieran su sueño una vez cumplido el suyo.